Edgar Alarcón: revelan negocios pasados que el contralor omitió en su hoja de vida

Plataforma_glr

Funcionario tuvo un negocio de autos cuando ya trabajaba en la Contraloría y este organismo seleccionaba las sociedades de auditoría de los centros en los que adquiría los vehículos.

El actual contralor general de la República, Edgar Alarcón, tuvo un negocio de compra y venta de vehículos que obvió en su hoja de vida.

PUEDES VER: Gregorio Santos tuvo recaída en su estado de salud | VIDEO

En el año 2009, cuando se desempeñaba como gerente general de operaciones y gerente de finanzas de la Contraloría  compró tres automóviles a lo largo de solo cuatro meses, reveló en un informe la revista Caretas.

El primero lo adquirió en setiembre de aquel año y dos meses después, una Nissan 350Z. En diciembre compró una camioneta Hyundai modelo Santa Fe del 2008.

El mencionado medio buscó la versión del contralor y su despacho le informó que años atrás este tuvo un negocio de importación de automóviles con su hijo Edgar Alarcón Gordillo. Pero ninguno de los autos ya se encuentra a su nombre ni al de ninguno de sus familiares.

Las normas que regulan la Contraloría precisan que solo el titular y el vicecontralor tienen impedido dedicarse a alguna actividad lucrativa, pero los demás trabajadores sí pueden hacerlo. Sin embargo, llama la atención que en su hoja de vida el contralor omitió incluir el rubro automotor al que se dedicó por años.

Es precisó apuntar que en los años de las transacciones la Contraloría tenía ya entonces la responsabilidad de seleccionar a las sociedades de auditoría de la Cetico (Centro de Transformación, Industria, Comercialización y Servicios) de Ilo y Matarani y de la Zona Franca de Tacna, en donde compró algunos de los vehículos que luego vendió.

Conforme al Código de Ética de la Contraloría, es responsabilidad de esta institución "prevenir conflictos de interés que afecten o perjudiquen su gestión y objetivos" o proyecten una mala imagen.