Joaquín Ramírez: La radiografía negra del hombre de confianza de Keiko Fujimori

Plataforma_glr
15 May 2016 | 23:49 h

Secretario general de Fuerza Popular es investigado por la DEA. En grabación cita a Keiko Fujimori. Ramírez también es investigado en el país por lavado de activos.

Joaquín Ramírez es el secretario general y el principal financista de Fuerza Popular, partido de Keiko Fujimori. A pesar de haber afrontado investigaciones por lavado de activos en el país, la lideresa del fujimorismo le ha ofrecido su respaldo, en innumerables ocasiones, permitiendo que tenga participación activa en la agrupación política. A continuación, recordamos las acusaciones que pesan sobre uno de los hombres de confianza de Keiko Fujimori.

PUEDES LEER: PPK demanda que Keiko Fujimori aclare investigación de la DEA contra Joaquín Ramírez

De cobrador de combi a millonario

"Claro, por supuesto, desde los 19 hasta los 20 años (fui cobrador de combi). Yo estudiaba en la universidad en las tardes y en las mañanas de todos los días cobraba”, dijo en 2014, Joaquín Ramírez, después de que la entonces procuradora Julia Príncipe lo denunciara ante el Ministerio Público por lavado de activos.

Fueron motivo de escrutinio 7 inmuebles y 29 vehículos inscritos a nombre de la compañía Capricornio Import; 25 inmuebles y 5 unidades móviles registradas como propiedad de la empresa Lima Ingeniería y Construcción y 6 inmuebles, inscritos a título de la firma Promotora Inmobiliaria Primavera. Las tres empresas son propiedad del fujimorista, y tiene un valor de 7 millones 53 mil 298 dólares.

El Ministerio Público considera que la fortuna de Ramírez es sospechosa, pues el parlamentario asegura que la obtuvo desde que se desempeñó como cobrador de combi.

Familia involucrada en lavado de activos

La Procuraduría de Lavado de Activos evidenció movimientos económicos inusuales en el caso de Joaquín Ramírez: aumentos de capital y adquisición de inmuebles y vehículos a título personal y de empresas inmobiliarias, grifos y clubes de fútbol.

Las investigaciones alcanzaron al hermano del congresista, Osías Ramírez Gamarra, electo congresista por el fujimorismo en Cajamarca, y quien aparece como gerente general de la empresa Expreso Turismo Galgos.

Osías Ramírez y otros dos familiares directos fueron incluidos en las indagaciones del Ministerio Público en contra de Joaquín Ramírez. Los elementos probatorios presentados por Julia Príncipe permitieron que se llegue a tomar la medida.

Ramírez impidió impresión de semanario de Hildebrandt

En su edición del 29 de abril, el semanario dio a conocer que Joaquín Ramírez omitió consignar en la declaración jurada que presentó ante el Congreso, dos millonarias propiedades compradas en Miami, Estados Unidos.

Pocos días después, el propietario de Ediciones e Impresiones Andina S.A.C., Fidel Ramírez, tío del congresista, anunció a la editora de la publicación que no podrá brindarle sus servicios, con lo que puso en riesgo la salida a circulación del próximo número. El impasse fue superado por el medio periodístico que dirige César Hildebrandt.

Ramírez negó tener relación con los negocios de sus familiares y así rechazó la denuncia sobre una supuesta represalia.

Fujimorista investigado por la DEA

Este fin de semana, el equipo de investigación de Univisión informó que la agencia antinarcóticos de Estados Unidos, DEA, ha realizado una investigación sobre un supuesto lavado de dinero por parte del secretario general del partido fujimorista Fuerza Popular, Joaquín Ramírez.

La investigación nace a raíz de un audio que habría sido grabado por el piloto comercial Jesús Vásquez, colaborador encubierto de la DEA en 2013.

según dijo el colaborador, Ramírez cuenta cómo es que la candidata le dio tal cantidad de dinero. “Entonces le digo como para verificar, le digo: ‘¿La china Keiko Fujimori te dio 15 millones de dólares para que los laves?’ ‘Sí’, me dijo, ‘me los dio’. Todo eso se estaba grabando’".