Julio Guzmán: Félix Murazzo lo acusa de haberse apropiado de su plan de seguridad

Plataforma_glr
12 Feb 2016 | 3:18 h
El exjefe del plan de seguridad ciudadana de Julio Guzmán lamentó que candidato lo haya retirado de su partido sin previo aviso.

El general en retiro Félix Murazzo manifestó que el candidato presidencial de Todos por el Perú, Julio Guzmán, se apropió del plan de seguridad ciudadana que había elaborado durante dos años y que lo echó de su agrupación sin al menos informarle la decisión anticipadamente.

PUEDES VER: Tribunal de Honor del Pacto Ético cita a César Acuña por caso de plagios

En una entrevista que Murazzo brindó al semanario Hildebrandt en sus trece, el exministro del Interior dijo haber conocido al candidato que hoy se ubica en el segundo lugar en las encuestas, y que le mostró a este un plan de seguridad ciudadana que había elaborado con financiamiento de la fundación Konrad Adenauer. "Fue entonces cuando Guzmán me invitó a incorporarme a su equipo".
 
Murazzo relató que además de nombrarlo jefe del plan de seguridad ciudadana, el citado estudio pasó a ser el oficial de la candidatura y se le otorgó el número 10 en la lista de candidatos al Congreso.
 
Asimismo, responsabilizó al empresario Baruch Ivcher de haber propiciado su salida, no solo de la lista de candidatos al Congreso sino también del partido. Señaló que Ivcher lo "odia" por supuestamente haberlo perseguido internacionalmente, cuando fue jefe de la Interpol, aunque negó que este hecho sea cierto.
 
"Hace apenas unos días, Guzmán pidió hablar conmigo y me dijo: "Félix, el señor Baruch (Ivcher) me ha entregado una documentación sobre ti (...). Un par de días después, me enteré de que el partido había emitido un comunicado en el que se anunciaba mi salida. Guzmán ni siquiera se comunicó conmigo. Me sorprendió", manifestó al semanario.
 
El candidato presidencial declaró públicamente que Félix Murazzo había sido retirado por haber ocultado al partido que en 1999 firmó el "Acta de Sujeción", mediante la cual los miembros del Ejército y la Policía respaldaban el autogolpe del fujimorismo y las violaciones a los derechos humanos cometidas bajo dicho gobierno. El general en retiro se defendió asegurando que prácticamente fue obligado a firmarla.