Juan Jiménez Mayor: "Presentaremos al país una agenda política común tras el proceso de diálogo"

Plataforma_glr
2 09 2013 | 21:49h

Ana Núñez


"Dicen que el gobierno no tiene propuestas; pues acá están la nuestras. Dicen que no tomo nota; acá están los cuadros comparativos que estamos haciendo con las propuestas de los partidos". Juan Jiménez muestra documentos y su mejor sonrisa. Nadie dijo que ser premier era fácil, menos conducir un proceso de diálogo.

Inicia hoy una segunda semana de conversaciones con los partidos políticos. Algunos detractores han dicho que esto no pasa de ser un "té de tías"...

Nooo, es muy injusto decirlo de esa manera. Creo que hemos avanzado de modo importante y estoy impresionado de los consensos que se pueden alcanzar con esta dinámica. De hecho, en lo que corresponde a reformas políticas, el consenso es bastante alto por ejemplo en el asunto de la eliminación del voto preferencial, la restauración del Senado, o el financiamiento a los partidos políticos por parte del Estado...

Hay una versión según la cual uno de los participantes del diálogo dijo que usted no toma notas. Debe tener buena memoria para recordar ahora todos estos temas...

No sé quién ha dado esa información, pero te puedo enseñar mis anotaciones... Debo decir que estamos haciendo esto de manera muy estructurada, estamos trabajando con el equipo de la PCM que está dando su aporte a esta dinámica. Tenemos a una persona que está haciendo los cuadros comparativos y creo que esto va a tener no solo un resultado positivo, sino tangible, de cómo las fuerzas políticas podemos tener la madurez para conversar y ponernos de acuerdo.  

¿Cómo hará el gobierno para encauzar las propuestas? ¿Para concretarlas?

Uno de los aspectos que estamos planteando a los partidos es la necesidad de instaurar algunos equipos técnicos para conciliar las iniciativas. Es decir, lo que vendría después de esta primera ronda de enfoque político es cómo podemos ir armando las iniciativas. Entonces, lo que viene a continuación de esta fase de diálogo es la concreción de una agenda común política para el país que dé sostenibilidad a las acciones o políticas del gobierno.  

¿Habrá nuevos encuentros con los partidos tras esta ronda inicial? No quedará esto como encuentros aislados para la foto.

Eso es lo que estamos proponiendo a las fuerzas políticas, que podamos ir avanzando en la generación de consensos sobre la base de la temática que nos van trayendo ellos y la que estamos planteando en la mesa y que están vinculados a estos tres puntos (seguridad, políticas sociales, y crecimiento e inversión), además de la reforma política, que me parece también sustancial.

¿Tendrán los partidos esa reunión con el presidente Humala que siguen demandando?

Mire, yo he hablado con el presidente y eso es algo absolutamente posible, que el presidente pueda estar en las reuniones. Pero lo que tenemos que hacer ahora es avanzar en construir la agenda sobre la base de acciones concretas y luego que definamos la agenda sustancial del país, podemos trabajar de la mano con el presidente directamente. Estimo que ese es un asunto que de todas maneras se va a dar, pero me complace que todas las fuerzas políticas, sin ningún cálculo político, estén prestas a cooperar con el gobierno.

Todos los partidos confirmaron su participación en el diálogo, pero aun así no dejan de  cuestionar que sea usted quien lidere ese proceso.

Pero esas fueron las aguas iniciales que luego se aquietaron con el tiempo, ¿no? Finalmente, la decisión de los partidos de acudir al llamado del gobierno es clarísima y el gobierno, por supuesto, no pone ninguna condición para este proceso de diálogo. Creo que es lo que siempre tendríamos que haber hecho. Ha habido momentos en los cuales el gobierno ha debido tender estos puentes; reconozco que esto quizá se pudo hacer antes...

¿Se demoró mucho el gobierno en tender los puentes?

Yo creo que sí, y lo reconozco con absoluta humildad, pero sí creo que estamos en el momento justo para poder afrontar una serie de reformas.

Han dicho algunos analistas que hubo cierta soberbia del gobierno durante sus dos primeros años. Que creyó que podía hacerlo todo solo...

No creo que se pueda hablar de soberbia. Básicamente, lo que ha habido es una confrontación política muy aguda por parte de la oposición y, por supuesto, eso ha generado un recelo por parte del gobierno. Pero lo que acontece en este momento es la necesidad de que podamos hacer un viraje en el escenario político, porque a lo que estaba llevando esta confrontación permanente era a una afectación  directa de la legitimidad democrática del país. Lamentablemente, el nivel de confrontación ya había llegado a un escenario de altísimos decibeles en el ámbito del insulto y la diatriba.

Una confrontación de ida y vuelta, premier.

Sí, sí... pero habría que estudiar un poquito cómo fue el fenómeno. Lo importante es que podamos reconocer –y el gobierno lo va a hacer– un "hasta aquí", y generar un viraje para poder instaurar una ética política diferente, que cumpla con un aspecto fundamental, que es el respeto al adversario. En nuestro caso, por más desavenencias y por más que califiquemos como muy injustas las imputaciones que haga la oposición, inclusive insultantes, no vamos a caer en provocaciones. Lo que vamos a hacer es seguir trabajando y haciendo más gestión para el país.


Pero hace apenas dos días el presidente Humala se refería nuevamente al Estado "gordo y panzón". ¿Cómo ayuda eso a instaurar una nueva política?

Yo creo que ahí no hay que sentirse aludido. Yo pediría calma sobre esas declaraciones. El presidente tiene un estilo particular de comunicación, pero no se está dirigiendo a ninguna persona en particular, y eso quisiera que quede claro.

El Apra ha confirmado la presencia de Alan García en el diálogo, pero Keiko Fujimori ha decidido no participar. ¿Siente esto como un desplante?


No voy a calificar la posición política de cada partido. Por nuestro lado, no hemos puesto ningún tipo de condición y dialogaremos con todas las fuerzas democráticas que estén en disposición de hacerlo. Este diálogo no es en beneficio del gobierno, sino del país.   

El inicio del diálogo coincidió con el último bajón que tuvo la aceptación del presidente en las encuestas. ¿No hay también una intención de frenar esa caída...?

No, es una decisión sincera del gobierno para poder generar un cambio en la política.
Nosotros somos un gobierno de gente nueva, gente que ha venido a la política de otros lados, no somos políticos profesionales. El presidente tampoco lo es, el presidente es una persona muy bien intencionada, como todos los ministros, que queremos hacer cosas importantes en el país; sin embargo, no hemos visto acompañamiento en las reformas en muchos sectores políticos. En el diálogo nacional se puede generar este escenario de propuestas.

Perú Posible sí los ha acompañado. ¿La complicada situación de su líder, Alejandro Toledo, es una razón para evaluar si la alianza suma o resta?

En el aspecto del presidente Toledo, las investigaciones se están realizando. No son buenas noticias sin duda alguna, pero yo espero que esto se aclare. Yo tengo una consideración especial por él; es una persona que en un momento crucial para el país condujo las riendas del Estado y nos sacó de una recesión económica importante. Pero esto está en manos de quienes están haciendo las investigaciones.

¿El gobierno descarta cualquier blindaje a su aliado Toledo?

Aquí hay claramente una investigación que se está realizando y no hay ningún tipo de blindaje, sino simplemente dejaremos que las investigaciones sigan su curso.