CVR: a diez años del informe, la deuda del Estado y la sociedad sigue

Rider Bendezú

rider.bendezu@glr.pe RiderBendezu

24 Ago 2013 | 6:02 h

Lerner Febres indicó que la respuesta de los gobiernos y la sociedad civil ha sido insuficiente. Defensor del Pueblo pidió al Ejecutivo que se contemple presupuesto para el pago de reparaciones civiles.Conmemoración

Rider Bendezú
@RiderBendezu

El rostro de Salomón Lerner Febres, aquel 28 de agosto del 2003, mostraba entusiasmo de una persona que había dirigido un duro proceso de casi dos años, mostraba confianza  en que los nueve tomos del informe final que recogió el testimonio de casi 17 mil personas podrían servir para que los deudos encuentren la verdad y el país se pueda reconciliar.

Han pasado casi diez años y el propio presidente de esa Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) reconoce que las respuestas del Estado y la sociedad civil han sido insuficientes. Algunas recomendaciones del informe final han sido aplicadas, pero aún existe una deuda moral por pagar a las familias de las victimas de la violencia armada interna durante el período 1980 – 2000.

Este mediodía se realizó un acto conmemorativo a los diez años de la entrega del informe final de la CVR en el monumento del ‘Ojo que llora’, hasta donde llegaron los deudos, personas que participaron en la elaboración de estos nueve tomos y algunas autoridades, entre ellas la alcaldesa Susana Villarán.

Lerner Febres consideró que, pese a que el informe presentado contiene recomendaciones, la mayoría de estos apuntes no han sido implementados por los gobiernos de turno.  Este diagnóstico también presenta reformas institucionales que no han sido aplicadas.

“El informe está allí, pueden ver las recomendaciones. No se está cumpliendo plenamente, le falta mucho. Esperemos que avance, porque todos queremos un país en paz. Falta una serie de reformas, políticas públicas, salud, educación, justicia y además un tratamiento justo a las víctimas, pagando las reparaciones”, afirmó.

En otro momento, exhortó al Gobierno del presidente Ollanta Humala a un mayor compromiso en el pago de las reparaciones civiles a los familiares, quienes no deben ser abandonados por el Estado y la sociedad civil. “Exhorto al gobierno a que responda a aquellos que necesitan ser auxiliados, rescatados y apoyados”, señaló.

El titular de la CVR hizo hincapié en que la judicialización de los casos ha sido mínima, peor aún el pago de las reparaciones civiles. “No se ha hecho en ninguno de los dos campos. En la judicialización de los casos, tenemos algunos juicios, pero no se ha avanzando casi nada”, comentó.

Lerner Febres se comprometió ante los deudos a trabajaren que la verdad se conozca y que la memoria de sus familiares no sea manchada. Instó a la sociedad civil a tratar con respeto y dignidad a estas personas.

“Queremos que las cosas mejoren en nuestro país, no solamente en el plano económico, sino en lo ético y ene el entendimiento entre todos los peruanos”, puntualizó.

Por su parte, el defensor del Pueblo, Eduardo Vega Luna, reconoció que, si bien el Gobierno de Ollanta Humala ha trabajado en los últimos años en el pago de reparaciones civiles más que otros gobiernos, estas cifras porcentuales son pocas, más allá de la existencia del Registro Único de Víctimas.

Refirió que, en el caso de las reparaciones colectivas, se ha avanzando en un 32 % del total de las comunidades afectadas por la violencia armada interna. Mientras que en las individuales, se ha trabajado en el 37 %. Por ello, pidió al Poder Ejecutivo que pueda elaborar un presupuesto que incluya el pago de las reparaciones civiles a los deudos.

“Mi invocación al actual Gobierno es que pueda contemplar los presupuestos necesarios para continuar con ese avance. Esas personas no solamente merecen reconocerlas en su dignidad, sino también que el Estado pueda repararlos en un futuro cercano”, consideró.

En tanto, los deudos recordaron que muchos de los cuerpos de sus familiares no han sido recuperados y algunos de sus casos aún no han sido judicializados. Por ello, pidieron que se establezca el Plan Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas.

En la víspera se conoció que el Ministerio de Cultura declaró al memorial del 'Ojo que llora' como Patrimonio Cultural de la Nación.