ELIMINATORIAS QATAR 2022 - Revisa aquí la tabla de posiciones actualizada

“Camarada Gabriel” estuvo en Mazángaro antes de la matanza de cinco militares

Plataforma_glr

Cabecilla senderista fue reconocido por agricultores cocaleros que tienen sus chacras alrededor de la base contraterrorista atacada el pasado 15 de agosto.Testimonio.

Doris Aguirre.
Enviada especial a Mazángaro.


Pobladores de la localidad de Nueva Esperanza, adyacente a la Base Contraterrorista de Mazángaro, informaron a La República que dos semanas antes del ataque senderista del 15 de agosto, que causó la muerte de cinco efectivos militares, el "camarada Gabriel" se desplazó por la zona en compañía de una columna de 15 subversivos.

Martín Quispe Palomino, más conocido como "camarada Gabriel", dijeron los testigos, incursionó en pequeños caseríos para pretender "adoctrinar" a los agricultores con el fin de justificar sus acciones contras las fuerzas del orden.

"Cuando me encontraba en mi chacra, a fines de julio, se presentó el 'camarada Gabriel'. Nos juntó a mí y a mis cuatro peones y nos comenzó a hablar de que los militares y los policías eran enemigos del pueblo y que por eso les han declarado la guerra. Yo sé que era 'Gabriel' porque vi su foto en los periódicos y en la televisión, pero aquí se presentó como el 'camarada Tito'", dijo uno de los campesinos del poblado de Nueva Esperanza, distrito de San Martín de Pangoa, provincia de Satipo, Junín.

Otro poblador testificó que le preguntó a "Gabriel" por qué asesinaban a los efectivos militares.

"Yo le dije que los militares y los policías son hijos del pueblo. Que son nuestros hijos. Entonces, 'Gabriel' me contestó: 'Sus hijos son usados como carne de cañón. Y si los matamos es para llamar la atención al gobierno para que se acuerden de ustedes'. Eso es lo que me respondió", relató el agricultor que también recibió una charla ideológica de "Gabriel".

TERRORISTAS AL ACECHO

Martín Quispe Palomino fue visto entre fines de julio y comienzos de agosto en las cercanías de la base de Mazángaro. Para fuentes de inteligencia del Frente Policial del Vraem, la presencia de "Gabriel" en la zona indicaría que fue él quien planificó el ataque a la Base Contraterrorista de Mazángaro, y que su cómplice el "camarada William" o "Guillermo" ejecutó la acción.

Martín Quispe, o "camarada Gabriel", es el mismo senderista que dirigió el secuestro de 36 trabajadores de Camisea y que luego asesinó a ocho policías y militares en abril de este año, durante la Operación Libertad.

"'Gabriel' estaba con una columna de 15 efectivos, todos armados con fusiles, algunos ametralladoras pesadas, y en su mayoría eran jóvenes. Todos estaban vestidos de azul, como uniformados, y calzaban botas de jefe, además de portar una mochila cada uno", describió un poblador del área.

Ninguno quiere ser identificado por temor a represalias de parte de las fuerzas de seguridad o de los terroristas.

La mayoría de los habitantes del centro poblado de Nueva Esperanza, aledaño a la base de Mazángaro, se dedican al cultivo de hoja de coca, cuya producción se destina al narcotráfico. Por eso callan ante la presencia de los terroristas.

AMENAZA TERRORISTA

"Por culpa de ustedes (los senderistas) los militares nos 'bombardean' y afectan nuestras chacras", le dijo un agricultor a "Gabriel".

"No se preocupen. Dentro de poco nos vamos a bajar un 'pato' (helicóptero). Déjenlos que vengan, que aquí los esperamos", respondió el cabecilla terrorista.

Martín Quispe Palomino es hermano de Víctor, "camarada José" y de Jorge, "camarada Raúl", Quispe Palomino, los cabecillas de Sendero Luminoso en el Vraem.

Para las autoridades del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, un gran desafío es ganarse a la población, ya que esta se dedica al cultivo de hoja de coca.

Sin embargo, consideran que esa tarea no es exclusivamente militar.

"La desconfianza es mutua. Cuando queremos hablar con algún oficial, no nos hacen caso. Nos tratan de terroristas", dijo un comunero.

Una afirmación que tiene mucho de verdad porque los militares de la base antiterrorista de Mazángaro no tienen tampoco contacto con los pobladores ya que suponen que estos tienen vínculos con los subversivos.

PUNTOS DÉBILES DEL CABECILLA

Fuentes de la Policía Antiterrorista señalaron que la presencia del "camarada Gabriel" en la zona de Mazángaro significa que el líder de la organización, Víctor Quispe Palomino, carece de "cuadros", es decir, de militantes con experiencia y de alta preparación.

También indicaron que el desplazamiento de "Gabriel" demuestra que Sendero Luminoso no está fijo en una zona del Vraem sino que se desplaza con gran frecuencia de un lugar a otro para evitar el rastreo de las fuerzas del orden.

Por otro lado, explicaron que el ataque a las tropas de Mazángaro obedece a un programa político-militar terrorista cuya finalidad es demostrar que continúa presente y activo.

Finalmente, las fuentes expresaron, sin embargo, que la matanza del 15 de agosto también era una respuesta a la "Operación Albergue", por la que se logró la captura de 11 senderistas y 10 niños.

EN CIFRAS

15 terroristas formaban parte de la columna de "Gabriel".

80 efectivos militares conforman la base de Mazángaro.