AHORA - Sismo en Piura: últimas noticias tras fuerte temblor de 6.1 en Sullana
LO ÚLTIMO - Pedro Castillo llegó a Piura para inspeccionar daños tras fuerte sismo

Ybrahim Luna: ¿cómo será el diálogo en Cajamarca?

Plataforma_glr

Publicidad
La pregunta es simple, ¿qué propondrán ambas partes en una mesa?Opinión

En la visita que hicieran los facilitadotes de la mesa de escucha para Cajamarca Monseñor Miguel Cabrejos y el Padre Gastón Garatea, a las lagunas a impactar por el megaproyecto minero Conga, pudimos conversar con algunos pobladores que llegaron de comunidades aledañas a pie, en camión o a caballo, superando algunas tranqueras y el férreo resguardo policial, a la misma laguna El Perol.

Por Ybrahim Luna

Gilberto Caetopa, comunero del distrito de Chugur nos dijo: “Vamos a defender las lagunas con nuestra sangre”.

Alamiro Lara, comunero de El Tambo: “Lo natural siempre va a ser mejor que lo artificial. De engaños ya no vivimos, esos reservorios no sirven, es como si a usted le pusieran otro corazón artificial”.

Pablo Portal Paisic, comunero de la comunidad de Pashgolpata: “Desde estas hermosas lagunas nacen ríos internos y externos porque eso lo podemos ver en las partes bajas. Aquí tenemos ríos como el Llaucano y Namococha, y de ahí nacen diferentes canales como Buenavista, Las Águilas, que alimentan aguas potables para una multitud de población. Pedimos que el proyecto ya sea declarado inviable de una vez. En nuestras comunidades estamos desde el más mayor hasta el más menor en contra de Conga. Y esperamos que los padres no sean como los peritos y lleven la información verdadera. Humala es como un papá que da veneno en un vaso de agua a sus hijos cajamarquinos”.

Por otro lado, en la comunidad de Chialhuagón, San Nicolás, uno de los pobladores que está a favor del proyecto minero Conga y que no quiso identificarse, pero que responde al nombre de Jesús, nos dijo con cierto fastidio: “Mire, si falta agua es por el calentamiento global. Pero sí hay agua, lo que falta es cosecharla, trabajemos juntos para eso. Acaso Goyo o Arana nos van a dar de comer. La mina sí nos está ayudando y ahora tenemos más casas de material noble”.

Luego del trabajo de los facilitadores en Cajamarca y en Lima, ¿cuál será la naturaleza y el objetivo de una mesa de diálogo instalada por el Ejecutivo para solucionar el conflicto socioambiental?

Al parecer el objetivo principal de una mesa de diálogo será la información. Entiéndase, a través de análisis y cifras se intentará convencer a Cajamarca de las bondades de la gran minería.

La cuestión es que el diálogo -o monólogo- sobre las bondades de la minería ya se ha dado a través de la prensa en casi dos décadas de crecimiento económico y no ha dado frutos. ¿El problema? Básicamente, la contradictoria realidad. Sí. El principal problema para que el Estado y la prensa convenzan a la población cajamarquina es la realidad cotidiana con la que quieren competir. ¿Cómo manipular a distancia? ¿Cómo convencer desde la telescópica comodidad de un set televisivo a la gente que padeció la contaminación y el abuso de la minería?

Cuando la prensa y los políticos dicen que lo de Conga fue por falta de comunicación descartan automáticamente que haya cualquier tipo de depredación ambiental, peligro de contaminación o abusos por parte de una empresa que ha sido cuestionada en casi todos sus aspectos desde que inició sus labores.

Para la prensa y los políticos cuestionar los EIA (Estudio de Impacto Ambiental) es una ofensa inaceptable. Cuestionar los intereses económicos y políticos de la empresa es igual a escupir al cielo. Cuestionar el comportamiento de las fuerzas policiales que brindan servicio a las mineras es radicalismo. Y cuestionar a Roque Benavides es cuestionar a Dios mismo. La prensa y los políticos cumplen el papel que saben hacer mejor: relacionistas públicos del dinero.

La pregunta es simple, ¿qué propondrán ambas partes en una mesa?

La oposición a Conga, luego de los cinco muertos (un menor de edad) en las provincias en Celendín y Bambamarca, los heridos y detenidos, está más que sellada. La pregunta es ¿qué propondrá el Ejecutivo?

Sobre la empresa ya se sabe que no dará marcha atrás. Cuando se produjeron las trágicas muertes las labores en la mina seguían inalterables en la construcción de los primeros reservorios. Ya el padre Gastón Garatea deslizó la posibilidad de que una paralización del proyecto podría traer algo de calma ha Cajamarca que ahora se encuentra en su segundo estado de emergencia.

La población que está en contra del proyecto minero Conga no dará marcha atrás y reanudará sus protestas una vez levantado el estado de emergencia. La empresa que tendrá ganancias fabulosas jamás dará marcha atrás. El Ejecutivo, por su lado, defenderá su tan desacreditado peritaje contratado especialmente para declarar inviable nada y sus recomendaciones que ni siquiera la misma minera ha señalado poder cumplir en su totalidad.

¿Actuará nuevamente el Ejecutivo y sus ministros como un buffet de abogados de la poderosa empresa minera aumentando el descontento de la gente?

¿Una propuesta? Suspender el proyecto hasta realizar un estudio independiente y exhaustivo de todo el EIA por el tiempo que sea necesario. Fortalecer una verdadera Ley de Ordenamiento territorial, una Ley de Consulta previa, ampliándola considerablemente en su espectro social, y lograr que las ZEE (Zonificación ecológica económica) de los gobiernos regionales sea realmente vinculante y no meramente referencial, e investigar a fondo y determinar las responsabilidades en las muertes de Celendín y Bambamarca.

A propósito, se dice que en Cajamarca la mayoría es ignorante y fácil de manipular; pero ¿no fue acaso Lima la que le dio una de las más altas votaciones al congresista Kenji Fujimori y a la memoria de su perro Puñete?