ELIMINATORIAS QATAR 2022 - Revisa aquí la tabla de posiciones actualizada

Sendero tiene en sus manos a más de 80 niños en el Vraem

Plataforma_glr

Senderistas detenidos en San Martín de Pangoa afirman que si alguno de ellos intenta escapar es de inmediato ejecutado como escarmiento.Testimonios.
Doris Aguirre.

Hasta dos semanas antes de la incursión de la policía en el campamento de San Martín de Pangoa, Satipo (Junín), los hijos menores de los cabecillas de Sendero Luminoso en el valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), los hermanos Víctor, Jorge y Martín Quispe Palomino, se albergaban en dicho establecimiento clandestino.

De acuerdo con el testimonio de los once terroristas capturados el 5 de julio durante la "Operación Albergue", cada veinte o cuarenta días los niños son rotados de un campamento a otro para evitar que los descubran las fuerzas de seguridad.

Los senderistas arrestados afirmaron durante los interrogatorios policiales que se dedicaban al control, la administración y la seguridad del campamento ubicado en las cercanías de la comunidad nativa de Shora, considerada una de los más inexpugnables de la zona por situarse en las profundidades de la selva.

En cada "albergue" terrorista son recluidos entre ocho y diez niños, y según manifestaron, existirían entre seis y ocho campamentos más, lo que indicaría que el total de menores superaría la cifra de 80, indicaron fuentes policiales.

VÁSTAGOS DE CABECILLAS

"Si ingresábamos unos quince días antes, podíamos haber encontrado a los hijos de los jefes terroristas, que entregan a sus vástagos al cuidado de subversivos de su extrema confianza. De los once detenidos uno de los más importantes es el 'camarada Tío Jorge', porque mantenía contacto con Víctor, Jorge y Martín Quispe Palomino", explicaron las fuentes.

Las fuerzas de seguridad han identificado que los hijos de Víctor Quispe, "camarada José", son Víctor, de 11 años, y Joseviño, de 9. De Jorge Quispe, "camarada Raúl", solo se conoce que Martín, de 10 años, es su vástago. Y de Martín Quispe, "camarada Gabriel", se han identificado como sus hijos a Iván, de 11 años, y Marcos, de 3 años.

En algunas ocasiones, los hijos del jefe militar de la organización criminal senderista, Orlando Borda Casafranca, "camarada Alipio", también eran recluidos en el campamento de Shora. Ellos son Agustín, de siete años, y Julia, de un año.

Si sucedía algo con los menores de edad, o "pioneros", los senderistas a cargo del campamento pagaban con su vida. Todos estaban amenazados de muerte si es que alguno escapaba, adulto o menor, dijeron los terroristas detenidos.

MAYORÍA DE EDAD

"Las reglas son muy estrictas. Todos los niños tienen la obligación de estudiar y de trabajar en la chacra. La disciplina es militar. Había castigos físicos y también no se le daba su ración de comida al que rompía la disciplina", relató una de las mujeres terroristas.

La policía ha determinado que la mayoría de los terroristas detenidos supera los 40 años de edad, lo que indica que tienen más de 20 años de militancia en la organización.

El mayor de todos es Teófila Soto Huamán, de 60 años. Le siguen Augusto Roca Gómez, "camarada Tío Jorge", y Hermógenes Leandro Huallasco, "camarada Rolo", de 58 años, cada uno.

Óscar Chiquireni, "camarada Eduardo", de 53; Alberto Vicente José, "camarada Tito", de 50"; Sergia Torres Flores, "camarada Sandra", de 46 años; y Valentina Arone Aldonate, "camarada Doris", de 43 años, también son parte de los arrestados en San Martín de Pangoa.

A los mencionados se suman Haydé Badajoz Vizarres, "camarada Ila"; la "camarada Giovana", de 35 años; y Lucila Ramón, "camarada Beatriz", de 30 años.

La menor de los adultos, Josefina Marcos Chiroque, "camarada Betty", tiene 19 años.

Haydé Badajoz, de 36 años, relató a la policía que ella había sido plagiada por los senderistas cuando incursionaron en la comunidad de Selva de Oro, en la selva del Cusco. En ese entonces tenía 12 años. Durante 24 años ha continuado retenida en los distintos campamentos terroristas. Ella es madre de una niña de tres años, cuyo padre es el terrorista Rafael Quispe Azúa, "camarada Rafo".

"Cuando alguno se escapa, ellos los alcanzan y los matan. Por todo eso no hemos podido salir de ese lugar", declaró.

"Muchos niños fallecían por falta de atención médica. Cuando no había medicinas nos curábamos con hierbas medicinales. A veces los niños morían hasta con anemia cuando ya no se podía curar", manifestó.

Hasta el momento se ha identificado que parte de los niños rescatados son hijos de los terroristas conocidos como "Renán", "Miriam", "Nolberto", "Vilma", "Fernando", "Rafael", "Óscar", "Sandra", "Basilio", "Josefina", y "Benancio", entre otros, todos ellos integrantes de las columnas que dirigen "José", "Raúl" y "Gabriel".

Pero también es relevante la información sobre las características de la organización y las zonas donde suelen ocultarse los cabecillas. Ya les llegará su hora.

EN CIFRAS

60 años tiene Teófila Soto Huamán, la mayor de los detenidos.

19 años tiene Josefina Marcos Chiroque, la menor de los apresados.

3 de los niños son hermanos: Bertha, Óscar y Richard, hijos de los "camaradas Óscar" y Sandra". Ambos están detenidos.