Facilitadores del diálogo inician misión en ambiente tenso

Plataforma_glr

Relevo de jefes PNP de Celendín y Bambamarca es un gesto positivo, pero duro fuego verbal de la víspera entre dirigentes y funcionarios del gobierno empaña el panorama.Mala señal

Flor Huilca y Jorge Loayza/

En lo que podría ser un gesto hacia la población de Cajamarca, que hoy recibe con expectativa la visita de una comisión de religiosos para reiniciar el diálogo, el Ejecutivo relevó a los jefes policiales de la provincia de Celendín y Bambamarca, donde se produjeron enfrentamiento que terminaron con cinco ciudadanos muertos.

Se trata del mayor PNP Edwin Oré Perlacios, jefe de la delegación policial de Bambamarca, y del comandante PNP Juan Carlos Reátegui Izquierdo de Celendín. La decisión de cambiarlos se debe a los excesos que se habrían cometido contra los manifestantes opuestos al proyecto Conga.

Por esta razón estarían siendo evaluados también el jefe de la Dirección de Operaciones de la Policía (Dirop), general Abel Gamarra, e incluso el director general de la Policía , Raúl Salazar Salazar.

Sin embargo, lo positivo que pudo aportar esa decisión del Ejecutivo no mejoró el ambiente tenso generado por un nuevo intercambio de adjetivos entre dirigentes cajamarquinos y funcionarios del gobierno central.

En la tarde, Gregorio Santos cuestionó con dureza al gobierno por no liberar las cuentas del municipio de Espinar, pese a haberse instalado ahí la mesa de diálogo. "Castilla y Valdés son golpistas y centralistas al ordenar bloquear cuentas solo por venganza política y favorecer a transnacionales", dijo.

Horas después, el premier Óscar Valdés reafirmó  que los argumentos ambientales de Santos han sido descartados. "Su posición es completamente política", dijo el jefe de la PCM.

SOLO ESCUCHARÁN

En medio de ese fuego cruzado verbal, hoy a las 10 a.m., se reunirán monseñor Miguel Cabrejos y el padre Gastón Garatea con Santos, dirigentes del Comando Unitario de Lucha y alcaldes de las zonas de influencia del proyecto Conga.

Por el lado de las organizaciones sociales, estarán Idelso Hernández (Cajamarca), Milton Sánchez (Celendín), Edy Benavides (Bambamarca).  Wilfredo Saavedra y Marco Arana no asistirán a la cita.

El propósito de esta comisión es reiniciar el diálogo entre el Ejecutivo y los representantes de Cajamarca.
En ese sentido, según se informó, no llevan propuestas, solo van a escuchar los planteamientos.

PETITORIO

Fuentes del gobierno regional de Cajamarca dijeron que en la cita se expondrán las razones técnicas y sociales para insistir en la inviabilidad del proyecto Conga, se pedirá que se levante el estado de emergencia en Cajamarca, la suspensión de los trabajos que realiza la empresa minera para construir sus reservorios de agua y una investigación por la muerte de los cinco pobladores en Celendín y Bambamarca.

En esa línea, Idelso Hernández remarcó que esta comisión es "de escucha" porque "no hay nada que dialogar". Para la solución del conflicto, asegura, solo queda que el presidente Ollanta Humala cumpla su promesa de campaña de defender el agua y no el oro. Milton Sánchez y Edy Benavides coinciden también que no pueden variar porque se trata de la "defensa de la vida y del medio ambiente".  

VAMOS A SER NEUTRALES

El padre Gastón Garatea invocó a que prime el optimismo en que prosperará el diálogo directo entre el gobierno nacional y los cajamarquinos.

 "No siento que haya habido una larga explicación de los resultados del peritaje", explicó.  
Garatea y Cabrejos llegarán a Cajamarca temprano. El primero, propuesto por el Ejecutivo, se reunió ayer con el ministro de Justicia, Juan Jiménez.

"Invoco a la serenidad, la paz y el diálogo y a calmar los ánimos de una y otra parte", dijo el arzobispo de Trujillo.

La participación de Cabrejos como facilitador cuenta con el respaldo de la Conferencia Episcopal Peruana.

CELENDÍN SEPULTA A QUINTA VÍCTIMA DE ENFRENTAMIENTOS CON LA POLICÍA

Antonio Joselito Sánchez  Huamán, la última víctima de los enfrentamientos en la provincia de Celendín, Cajamarca, fue sepultado ayer en medio de reclamos de justicia de sus familiares y ronderos de esa provincia.

 Miles de personas le dieron el adiós a Sánchez a su paso por la plaza de amas de Celendín que no tenía el fuerte resguardo militar y policial que se vio en días anteriores . Ese hecho evitó que se produjeran fracciones con los manifestantes.

Durante todo el recorrido del féretro por las calles de Celendín, camino al camposanto Sagrada Familia, los manifestantes coreaban lemas en contra del presidente Ollanta Humala.