Identifican a ocho cadáveres de fosas de Pucayacu

Derechos humanos. Habrían sido ejecutados por miembros de fuerzas del orden de huanta, en 1984. Pruebas de ADN confirman que se trata de personas cuyos familiares denuncian que fueron detenidas en el estadio de Huanta.

María Elena Castillo.

Al menos ocho cadáveres de los 37 que se exhumaron hace un año en el cementerio de Huanta, y que en agosto de 1984 fueron descubiertos en tres fosas de Pucayacu, fueron identificados por peritos del Equipo Peruano de Antropología Forense (EPAF), reveló la abogada de familiares de las víctimas, Karim Ninaquispe.

Se trata de los cuerpos de ocho varones adultos que forman parte de la lista de 72 personas desaparecidas que, según denunciaron sus familiares, fueron detenidas entre junio y agosto de 1984 por marinos y policías destacados en Huanta.

Entre los desaparecidos se encuentra el periodista de La República Jaime Ayala Sulca, quien el 2 de agosto de 1984 ingresó a la Base de la Marina, en el estadio de Huanta, de donde nunca más volvió a salir.

La identificación se logró a través de pruebas de ADN realizadas en el laboratorio Bode Technology Group, de Estados Unidos, financiadas por la Iniciativa Latinoamericana para la Identificación de los Desaparecidos en Guatemala, Argentina y Perú, con el apoyo de la Dirección de Derechos Humanos del Departamento de Estado norteamericano.

La abogada dijo que aún quedan varios restos que no se han podido identificar, a los que se están aplicando análisis especiales.
Los exámenes realizados por los peritos de parte del EPAF serán entregados la próxima semana al Ministerio Público, que también ha realizado pruebas de ADN para identificar los cuerpos exhumados.

Habría más desaparecidos

La abogada Karim Ninaquispe informó que los peritos del Instituto de Medicina Legal del Ministerio Público han logrado identificar el perfil genético de 20 cadáveres, pero solo cuatro de ellos han sido compatibles con la base de ADN de los familiares de los desaparecidos que actualmente investiga la Fiscalía.

El informe enviado a la Fiscalía el 25 de marzo recomienda que se recolecte información de otras personas cuyos familiares se encuentran desaparecidos y que no han sido denunciados hasta ahora.

Ninaquispe recordó que en 1984 los familiares responsabilizaron de su detención a efectivos de la Marina y de la Policía de Huanta, por eso la identificación de los cuerpos es prueba de su participación.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO