Alan García: Es momento de detener a Sendero

Plataforma_glr
12 M06 2003 | 14:00h

Textual

Alcalde ayacuchano reclama
mayor presencia del gobierno

Las acciones terroristas en el valle del río Apurímac son consecuencia de la ausencia del gobierno y la pobreza, sostuvo Carlos Urrúa Carbajal, alcalde del distrito de Sivia, en la provincia de Huanta, departamento andino de Ayacucho.
En comunicación con la emisora RPP, Urrúa demandó al gobierno actuar con firmeza frente a los remanentes senderistas, y a prestar mayor apoyo a las poblaciones.
Respecto a la emboscada senderista a una patrulla del ejército con el resultado de siete muertos, informó que los terroristas reaccionaron al percatarse del seguimiento que realizan las fuerzas del orden.
Precisó que los ronderos muertos en la emboscada son Aranzibia Gavilán y Undarico Salazar Úceda, ambos de la comunidad ayacuchana de Matucana Alta.


Por GUSTAVO MALLMA.-

La muerte de los militares abatidos en una cobarde emboscada terrorista es la consecuencia de quienes le han abierto un espacio psicológico, político y moral a Sendero Luminoso, y buscan convertir a estos asesinos en víctimas de una violación de derechos humanos, afirmó el ex presidente de la República Alan García Pérez.
Señaló que mucha gente ha justificado de mil maneras a los senderistas "y con esa actitud se ha insultado a nuestras Fuerzas Armadas. Que quede claro que estas muertes son consecuencia de todo lo que se ha venido haciendo. Y habrá muchísimas muertes más si no desenmascaramos a los cómplices de Sendero Luminoso que quieren convertirlos en víctimas de la sociedad".
El ex presidente hizo un severo llamado a detener al movimiento sedicioso. "Es el momento de poner punto final a Sendero, déjense de estar justificándolo de mil maneras. La consecuencia es la muerte de gente heroica que por un salario mínimo da su vida por la patria", expresó.
Afirmó que acciones como la flexibilización en el sistema carcelario y el espacio otorgado a la subversión "traerán muchísimas muertes si no desenmascaramos a los cómplices de Sendero que quieren convertirlos en víctimas de la sociedad".
El líder aprista asistió a la capilla del Hospital Militar para expresar sus condolencias a los familiares de los militares fallecidos el jueves pasado a manos de una columna senderista en la provincia de Huanta. En dicho nosocomio se encontraban los restos del mayor de Infantería Carlos Castañeda Chávez y de los tres suboficiales de segunda del Ejército, Hugo Larico Pampa, José Hinostroza Povis y Julio García Garaza, en medio de la profunda tristeza de sus deudos y amigos.

Pide más bases militares

García llegó al Hospital Militar, acompañado de los parlamentarios Jorge Del Castillo y Mauricio Mulder. "Hemos venido a rendir homenaje a estos nuevos héroes que por salario mísero dan su vida por la patria, mientras otros pontifican en los cafés de Lima y en algunas curules parlamentarias", recalcó.
Demandó al gobierno poner más atención en la lucha contra el terrorismo para entregar los recursos necesarios a las FFAA y de esa manera implementar más bases militares. "Del 2001 hasta hoy se han reducido de 179 a 81 las bases contrasubversivas, y cada una tiene menos cantidad de personal", explicó.
Indicó que debido al recorte del presupuesto para el sector Defensa "nuestras patrullas no tienen la posibilidad de salir bien resguardadas, porque se ahorra en temas que son fundamentales. Si ahora no invertimos lo más posible para frenar a Sendero Luminoso, vamos a entrar a un nuevo ciclo de horror y muertes", advirtió.