VIRUELA DEL MONO - Últimas noticias sobre los casos que se reportan en el mundo RETIRO AFP - Todo lo que debes saber sobre la ley firmada ayer por Pedro Castillo

La carta y las razones de la dimisión: "Perdí respaldo"

Plataforma_glr

Textual

También se fue general Tisoc

Por YERKO DÍAZ.-

La renuncia del ministro del Interior ocasionó que el jefe del Estado, en su intento de reparar el hecho, solicite la renuncia inmediata del director de la Policía Nacional (PN) José Tisoc Lindley . Pero fue demasiado tarde.
Según fuentes del despacho presidencial, el pedido fue hecho por el mandatario luego de la ceremonia de juramentación de Alberto Sanabria Ortiz en reemplazo de Costa.
Semanas atrás, Tisoc protagonizó enfrentamientos públicos con el titular del Interior por su disconformidad con el último proceso de ascensos y pases al retiro en la Policía Nacional.
Fue tanto el malestar y la indignación del director de la PN que no tuvo reparos en pasar por encima de la jerarquía del ministro de su sector y presentar su carta de renuncia directamente a Toledo.
Este hecho ocasionó un deterioro en las relaciones de Tisoc y Costa, incrementadas aun más por el tácito respaldo que le dio el mandatario hace unas semanas al director de la PN al no aceptar su renuncia, circunstancia que ha cambiado radicalmente.


Lima, 27 de enero del 2003
Señor Doctor
Alejandro Toledo Manrique
Presidente de la República
Presente.-

Señor Presidente:

El 22 de junio pasado, gracias a su invitación, asumí el cargo de ministro del Interior. Lo hice en los momentos difíciles que siguieron a la crisis de Arequipa, cuando se temía la generalización del desorden público y la consiguiente parálisis del país. En los siete meses que siguieron creo haber trabajado con lealtad y responsabilidad en consolidar la gobernabilidad democrática.
He hecho también mis mejores esfuerzos -con el apoyo del excelente equipo de profesionales que constituimos en el Ministerio del Interior y con el respaldo entusiasta de muchísimos policías- para continuar la labor iniciada por Fernando Rospigliosi de darle al país la Policía eficiente y confiable que la ciudadanía reclama para el Siglo XXI.
En este tiempo hemos trabajado por dignificar la función policial y por hacer de la Policía una institución respetada y respetable , buscando que sea cada vez más eficaz en la defensa y protección de los derechos y libertades de la ciudadanía frente a las diversas formas de inseguridad que la acechan. Especial relevancia han tenido para nosotros la lucha frontal contra la corrupción y el manejo probo y transparente de los recursos institucionales. Creo que hay logros importantes que mostrar, aun cuando hay todavía mucho por hacer.
A pesar de las tareas pendientes, no existen ya las condiciones para que yo pueda seguir trabajando en ellas . Como se lo he manifestado en varias oportunidades desde el 29 de diciembre pasado, la unidad de mando en el Sector ha quedado seriamente resquebrajada. Además, la responsabilidad de velar por la seguridad interior y simultáneamente continuar con los cambios que la institución requiere, exigen el total respaldo político del Presidente de la República. Por razones que desconozco, es obvio que he perdido ese respaldo. A pesar de mi insistencia de que se relevara al Director General de la Policía luego de que éste desafiara la autoridad civil a raíz de los ascensos y pases al retiro de generales de la institución, ello aún no ha ocurrido. Es también de público conocimiento que usted busca un reemplazo para mí. Por todo lo anterior debo renunciar irrevocablemente al cargo que usted me confió.
Espero que mi salida no detenga el imprescindible proceso de cambios en el Ministerio del Interior, pues estoy convencido de que éste constituye un componente fundamental de la reconstrucción institucional que el Perú requiere.
Aprovecho para agradecerle la invalorable oportunidad que me ha dado de servir a mi país en el gobierno que usted preside.

Cordialmente,

Gino Costa Santolalla
Ministro del Interior

Renunciaron Villarán y Basombrío

Acompañando la renuncia irrevocable de Costa, hicieron lo propio la defensora de la Policía Susana Villarán y el viceministro Carlos Basombrío Iglesias , personajes principales de la reforma policial.
Asimismo, el director general de la Oficina de Comunicación Social Manuel Boluarte , el jefe del Comité de Asesores Ricardo Valdés Cavassa , y el director de la Oficina de Informática y Telecomunicaciones Adolfo Gazzo Vega .

Renuncia de Costa arrastró
a Fernando Rospigliosi

Tras la partida de Gino Costa Santolalla e indignado por las circunstancias que motivaron esa dimisión, a las 4 de la tarde dimitió, también de forma irrevocable, quien fuera el primer ministro del Interior del toledismo Fernando Rospigliosi Capurro, actual presidente del Consejo Nacional de Inteligencia.
Al anunciar su renuncia, Costa hizo un balance de su gestión desde que asumió el cargo el 22 de junio del 2001 y expresó su preocupación por una interrupción de la reforma policial, riesgo que también habría provocado la protesta, en forma de dimisión, de Rospigliosi.
El ex titular del CNI llegó a Palacio de Gobierno dos horas después de que renunciara Gino Costa. Rospigliosi declinó formular declaraciones a la prensa, guardó absoluto silencio, inclusive no quiso formular ningún comentario extraoficial con sus allegados.
Se supo que la carta de renuncia de Rospigliosi es sumamente escueta. No pasa de dos líneas. Luego de renunciar se dirigió a su domicilio
Cabe recordar que el saliente Costa ingresó a trabajar en el gobierno de Valentín Paniagua. De la Defensoría del Pueblo pasó a asumir la jefatura del Instituto Nacional Penitenciario. Cuando Fernando Rospigliosi asume el Ministerio del Interior, el 28 de julio del 2001, lo llamó para que sea su viceministro. Ante la renuncia de Rospigliosi, debido a la crisis de gobierno tras el levantamiento del sur, fue convocado a ocupar el cargo de ministro.