Carbone: "ONGs tienen miedo de perder ayuda económica"

Plataforma_glr
17 02 2003 | 14:00h

Textual

"Ministro debe irse"

Cecilia Oleo , presidenta del movimiento de mujeres Flora Tristán, reiteró su pedido para que el ministro de Salud, Fernando Carbone , renuncie, y manifestó a la vez su desacuerdo con las respuestas de éste, "porque no responden a las acusaciones que se le imputan".
"Flora Tristán tiene 24 años y es la primera vez que hace este tipo de denuncias, pero no hay que olvidar que una parte de sus funciones es fiscalizar la labor de las autoridades".
Oleo dijo que Carbone se equivoca cuando dice que el movimiento que preside no protestó en la época de la dictadura.
"Nosotros denunciamos lo que estaba sucediendo con la anticoncepción quirúrgica voluntaria, que la querían convertir en obligatoria, y el ministro no nos puede decir, además, que nuestros intereses son económicos".

"SIN PROBLEMAS DE RELIGIÓN"
Respecto a que si Carbone es del Opus Dei, la representante de Flora Tristán indicó que su agrupación nunca hizo diferencias religiosas. "Lo que hemos exigido es que los asuntos del Estado no se mezclen con los de la Iglesia, pues no nos parecería justo que un ministro sea Testigo de Jehová -que tendría todo el derecho a serlo- y venga a imponer la prohibición de transfusiones de sangre". (VDG)


Por VÍCTOR DURAND.-

El ministro de Salud, Fernando Carbone , ratificó ayer su acusación en el sentido de que algunas de las organizaciones no gubernamentales (ONGs) que piden su renuncia lo hacen porque están interesadas en que la ayuda económica internacional siga canalizándose a través de ellas, y no por intermedio del Estado.
"Critican la planificación familiar porque tienen miedo de quedarse sin dinero ahora que el ministerio recibe directamente la ayuda de las organizaciones de cooperación internacional", dijo.
"Nosotros hemos logrado, por ejemplo, que la comunidad internacional nos dé, sin la intervención de ellas, US$ 50 millones para dar tratamiento gratuito a los enfermos de sida", agregó.
Respecto al reclamo por el uso de la píldora de anticoncepción oral de emergencia -o píldora del día siguiente-, Carbone dijo que no ha sido puesto en práctica debido a que aún existen muchas dudas sobre sus efectos en la salud de las mujeres.
Indicó, asimismo, que no entiende cómo pueden pedir su renuncia si el Ministerio de Salud, en estos momentos, está trabajando con muy buenos resultados.
"Allí están las cifras del 2002 sobre planificación familiar que revelan que un 90% de las parejas utilizaron condones, dispositivos intrauterinos u otros métodos de antinconcepción", anotó. (Ver gráficos adjuntos)
Aseguró que a estas instituciones aparentemente no les importa la salud de los peruanos, ya que "defienden laboratorios, muy extrañamente, para poner nuevamente en circulación productos que atentan contra las personas".
"Pero esta no es la primera denuncia: Es la sexta de una campaña que hacen justo cuando estoy de viaje, como en las anteriores oportunidades", puntualizó.
Carbone se preguntó cuánto han gastado las organizaciones que lo acusan en todas las campañas contra el ministerio durante el 2001, y cuánto costó un anuncio publicado en un diario local -en donde se criticaba su gestión-.

LAS ONGs y LA DICTADURA
"¿Cuánto han gastado durante todos estos años, y durante la dictadura, haciendo qué cosa y cómo mejoró eso las necesidades del país, si nosotros encontramos el país en agosto del 2001 en pésimas condiciones?", se interrogó el titular de Salud en alusión a las relaciones que las ONGs mantuvieron con el gobierno del ahora prófugo ex presidente Alberto Fujimori.
El ministro lamentó también que muchas de las organizaciones que firmaron la denuncia no hayan participado en la Coordinadora Nacional Multisectorial de Salud (CONAMUSA), a pesar de habérseles invitado.
Dijo que lo que las ONGs callan y no dicen es que en este gobierno ha disminuido la mortalidad materna más que cuando ellas colaboraban con la dictadura.