San Marcos - Últimas noticias del examen de admisión presencial que se realiza este sábado

Policías acusan a Fujimori de ordenar la matanza de presos en ‘Castro Castro'

Plataforma_glr

Nueva denuncia por asesinato. Oficiales PNP revelan que ex presidente ordenó intervención y recuperación del penal "al precio que sea". Encubierto, observó rendición de internos y dirigió ejecución desde uno de los torreones del penal.

NUEVA DENUNCIA POR ASESINATO • Oficiales PNP revelan que ex presidente ordenó intervención y recuperación del penal "al precio que sea" • Encubierto, observó rendición de internos y dirigió ejecución desde uno de los torreones del penal.

Si la denuncia es acogida por el Poder Judicial, este caso se incluiría en el proceso de extradición de Alberto Fujimori.

Ana Véliz.

Los testimonios lo señalan. El ex presidente Alberto Fujimori dio la orden directa de asesinar selectivamente a presos de Sendero Luminoso en el penal Miguel Castro Castro, en mayo de 1992, revelaron al Ministerio Público oficiales de la Policía Nacional a quienes se les encargó el debelamiento de un motín terrorista. Los testimonios forman parte de la denuncia que el fiscal supraprovincial Mario Gonzales Díaz presentó contra Fujimori ante el Poder Judicial por delitos de asesinato extrajudicial.

Según la declaración del coronel PNP Alfredo Vivanco Pinto, a las nueve de la mañana del nueve de mayo de 1992 recibieron el mandato directo de Fujimori de iniciar los trabajos de demolición del Pabellón 4B, ocupado por los presos de Sendero Luminoso, y proceder al desalojo de sus ocupantes "al precio que sea".

Los reclusos senderistas se encontraban amotinados en el interior del penal desde el seis de mayo, enfrentándose a los policías con explosivos caseros y armas punzocortantes. Fujimori advirtió a los policías que si ese día no lograban recuperar el penal, serían reemplazados por el Ejército.

La orden para ejecutar a los presos fue cumplida por dos grupos operativos al mando del coronel Federico Hurtado Esquerre y Abraham Malpartida Salazar.

Vivanco Pinto recordó que luego que se derribaron las paredes del Pabellón 4B, "los internos anunciaron que saldrían y sacaron pañuelos blancos en señal de rendición", declaró Vivanco.

Mientras, los oficiales PNP Celis Seminario y Pedro Dávila narraron que "los internos, hombres y mujeres, salieron por la puerta principal del pabellón, cruzando un pequeño patio, caminando en grupos, abrazados, cantando y coreando lemas alusivos al terrorismo".

En ese momento, los presos ya rendidos y desarmados fueron derribados por armas de fuego. "El personal policial que estaba en los techos del pabellón 4B y aledaños disparó desde cuatro flancos", se indica en la denuncia fiscal.

Un oficial acogido a la Ley de Colaboración Eficaz, cuya identidad se mantiene en reserva, precisó que “Fujimori, vestido con una casaca ploma, pantalón negro, lentes y pasamontañas, estaba ubicado en uno de los torreones del lado izquierdo que da a la puerta principal, observando la rendición y la ejecución de los internos". El fiscal manifestó que la ejecución de los presos evidencia la decisión del ex presidente Fujimori de eliminar a los dirigentes e integrantes de Sendero Luminoso, para terminar con el terrorismo.

Datos

Denuncia. En el informe de la Comisión de la Verdad se señala que se produjo un asesinato selectivo de los dirigentes senderistas Hugo Deodato Juárez Cruzatt, Elvia Zanabria Pacheco, Yovanka Pardavé Trujillo y Tito Valle Travesaño, todos miembros del Comité Central del PCP-SL.

EL PROCESO. El juez Omar Pimentel Calle, del Segundo Juzgado Supranacional, analiza la denuncia del fiscal Mario Gonzales Díaz.


Los cargos contra Fujimori

Estuvo en el penal al momento de la rendición de los reclusos, vio el resultado del operativo y dirigió in situ el supuesto registro e incautación de armas, y constató los daños.

Monitoreó permanentemente desde un helicóptero de la PNP el desarrollo y avance del operativo en el penal Miguel Castro Castro entre el 6 y el 10 de mayo de 1992.

En su condición de presidente del gobierno de reconstrucción nacional y jefe supremo de las Fuerzas Armadas y Policiales no impartió instrucciones para garantizar la vida de los internos. Por el contrario, ordenó la ejecución de acciones destinadas a exterminarla.

Permitió la impunidad de este crimen dada su participación en el mismo, al emitir la Resolución Suprema Nº 0490-A-IN/DM, del 14 de mayo de 1992, en la que felicita al personal PNP que intervino en el operativo.