Mejía admite que narco Tito López prestó dinero a Zevallos para comprar aviones

Plataforma_glr
19 02 2008 | 15:30h

Desde el penal Castro Castro, José Mejía Regalado lanza velada amenaza a los que pedían y recibían favores de Zevallos.

Por Dorris Aguirre.
Unidad de Investigación.
Foto: Cortesía Caretas.

José Mejía Regalado, ex asesor principal de Fernando Zevallos González detenido bajo la acusación de tráfico ilícito de drogas, homicidio y secuestro, reconoció que "Lunarejo" recibió un préstamo de un millón y medio de dólares de la mafia de los López Paredes para adquirir aeronaves que luego fuero usadas por Aerocontinente. Precisó que la v ersión la obtuvo directamente de Zevallos.

Entrevistado por La República en el penal Miguel Castro Castro, Mejía afirmó que Zevallos le refirió que fue Tito López Paredes, cabecilla de "Los Norteños", quien le suministró el dinero. Y que, como "Lunarejo" incumplió con honrar la deuda, Tito López lo acusó de pertenecer al narcotráfico.

Reiteradas veces, y durante la confrontación judicial con Tito López, Fernando Zevallos ha negado haber recibido plata de manos del líder de "Los Norteños".

"Zevallos me contó que Tito López Paredes era un hombre que tenía mucho dinero. Era el que coronaba a las reinas y también el que prestaba dinero. Es por eso que Zevallos le pidió un millón y medio para comprar aviones, pero creo que finalmente Zevallos lo cerró (estafó) y los López Paredes terminaron por acusarlo de narco", relató Mejía.

Preguntado José Mejía si no sabía Zevallos que Tito López era cabecilla de una organización internacional de narcotraficantes cuando le solicitó el préstamo, contestó: "No lo sé. Tendrían que preguntarle a Zevallos".

CUÁNTA BLANCURA

José Mejía no aceptó ninguna de las imputaciones en su contra formuladas por el Ministerio Público ni de la Dirección Nacional Antidrogas (Dirandro). Las autoridades judiciales esperaban que el sociólogo y periodista accediera a un acuerdo legal y que proveería información sobre la mafia que encabezaba Fernando Zevallos, pero ha optado por defender su presunta inocencia. Mejía no solo rechazó que se acogerá a la ley de colaboración eficaz sino que justificó y defendió a su ex empleador. Conocía perfectamente la historia familiar de Fernando Zevallos, no obstante que ha negado haber trabajado directamente con este. Mejía afirmó que laboraba a órdenes de Lupe Zevallos.

Jorge Chávez Montoya (a) "Polaco" y Manuel Gutiérrez Ibáñez (a) "Deshico", ex lugarteniente y ex mensajero de Fernando Zevallos, respectivamente, han declarado a la justicia que José Mejía Regalado era uno de los más importantes operadores de "Lunarejo" y que estuvo relacionado con el manejo de los sicarios de este. Mejía, quien declaró que no conoció a Polaco" y Deshico", además de negar la versión de ambos, contó una historia rosa sobre cómo Zevallos construyó su imperio aeronáutico.

"En una oportunidad hablé (sobre ese tema) con Zevallos y me dijo que cuando era cadete de la FAP su padre murió cuando construía un hospital, en Tarapoto. Tuvo que salir de la FAP y continuar con la obra. Al poco tiempo convenció a su madre para comprar una avioneta con el dinero que quedó de la empresa de su papá. Fernando hizo plata con los vuelos de pasajeros en el Huallaga porque cobraba 100 dólares por asiento. Hacía varias vueltas. Sacaba un huevo de plata. Hasta que formó su propia empresa. Luego, con ayuda de su familia, compró los aviones", relató Mejía.

¿Cómo "Lunarejo" confiaba a José Mejía la historia de su vida si le ha dicho al fiscal provincial Pedro Carhuavilca, el 1º de diciembre de 2005, que "por mis funciones yo no tenía necesidad de comunicarme con Zevallos" y aclaró que "con los miembros de la familia Zevallos sostuve relaciones estrictamente laborales"?

"Yo fui asesor de la presidencia del directorio de Aerocontinente", explicó José Mejía: "Nunca trabajé con Fernando Zevallos sino bajo las órdenes de Lupe Zevallos. Ella fue quien me contrató y también la que me despidió".

Pero Fernando Zevallos era el dueño de la compañía aérea, le recordamos a Mejía. "Pero nada tenía que ver con el manejo de Aerocontinente, la que mandaba era Lupe Zevallos", alegó.

Mejía se contradijo otra vez. Cuando Zevallos apareció en la lista norteamericana de cabecillas del narcotráfico, y en un intento por salvar la compañía le cambió de nombre por Nuevo Continente, José Mejía fungió de presidente de la nueva firma "Sí, yo dirigí Nuevo Continente", admitió: "La empresa solo duró dos meses. ¿Y por qué? Porque Fernando Zevallos vino un día a mi oficina y me amenazó que si no le subía el doble del alquiler (de los aviones para Nuevo Continente), cancelaba el contrato. Opté por lo segundo. Es que Zevallos tiene un defecto: sólo piensa en él y no en los demás".

CLAVES

COINCIDENCIA. José Mejía está preso en el mismo pabellón que los cabecillas de "Los Norteños". Ha solicitado a las autoridades penitenciarias que le brinden protección porque supuestamente la mafia le ha puesto precio a su cabeza: US$ 100 mil. ¿Será porque sabe demasiado hay quienes temen que hable?

ARGUMENTO. Según Mejía, todas las acusaciones en su contra son producto de una venganza personal.


Un asesor para todo terreno

Por mandato del 46º Juzgado Penal de Lima, José Mejía Regalado fue detenido el pasado 24 de enero. "Soy un hombre que ha trabajado toda su vida", arguyó: "He sido asesor de cinco ministerios. En el primer gobierno de García fui asesor del ministro Luis Alva Castro en la cartera de Economía, luego a Remigio Morales Bermúdez en Agricultura y con Absalón Vásquez Villanueva entre 1992 y 1996, en la época de Alberto Fujimori. Siempre he estado ligado al gobierno".

Mejía también dirigió el periódico "Cambio", que fundó la familia Zevallos.

"El partido que más se benefició con los más de mil pasajes (de Aerocontinente) fue Perú Posible", dijo José Mejía: "Después fueron los apristas". Lo dijo solo para que los demás lo supieran.