Bien de salud. Balsamina: bálsamo de vida

grupo larepublica
Plataforma_glr
h
Por José Luis Pérez Albela.

Dr. José Luis Pérez Albela.
www.biendesalud.org

Muchas personas que siguen mi actividad en la radio o televisión habrán escuchado mis recomendaciones para consumir la balsamina sobre todo cuando vamos al chifa. Numerosos estudios sostienen que la balsamina nivela la glucosa sanguínea en casos de diabetes. En pruebas de laboratorio una proteína presente en la balsamina llamada MAP-30 mata a los virus y retrasa el crecimiento de algunas células cancerosas.

Como alimento, la balsamina se consume mucho en Asia (China, Taiwán, Vietnam, Japón, Filipinas e India). También se le conoce como melón amargo. Su aspecto es parecido al pepinillo, y en su interior hay unas semillas rojas dentro de una vaina blanca aterciopelada, las semillas hay que quitarlas antes de usarse para comer.

Su sabor es amargo y es justamente este detalle el que lo hace valioso. Generalmente probamos la mayoría de sabores exceptuando el sabor amargo cuando es muy necesario que este esté presente dentro de nuestra dieta.

La balsamina en el Perú crece en clima cálido tropical en los valles de la selva baja, Chanchamayo, Satipo, Junín, Cusco, La Libertad, Loreto y Tumbes.

Las recopilaciones científicas acerca de las propiedades farmacológicas de la balsamina son variadas y aunque su uso dentro de la tradición le otorga propiedades terapéuticas antipiréticas, vomitiva, vermicida y para el tratamiento de diabetes mellitus y tumores, es sin lugar a dudas y de acuerdo a las investigaciones el efecto hipoglicemiante el más importante y resaltante que ha merecido la atención de los investigadores a nivel biológico y clínico relevante para el tratamiento de la diabetes mellitus.

El consumo de balsamina no debe hacerse continuo, pero sí por lo menos dos veces a la semana recordando que su uso baja el nivel de glucosa de la sangre rápidamente.

La balsamina pertenece a la familia de las curbitaceas, de la misma línea de los melones y calabazas y de allí que también se le conozca como melón amargo.

La balsamina es una de las hortalizas más famosas del sur y este de Asia. Tiene entonces aspecto de pepino o calabacín.

El contenido de la pulpa de la balsamina contiene Vitamina C, pectina soluble aminoácidos y concentraciones de micronutrientes.

Algunos estudios últimos indican la posibilidad de que también ayude a reducir el estrés oxidativo en las personas diabéticas. El estrés oxidativo entre otras cosas, hace que el colesterol LDL se convierta en placas arterioscleróticas que obstruyen las arterias.

Si consideramos la variedad de sabores que debe existir en nuestra alimentación, no podemos prescindir de algo tan valioso y benéfico como la balsamina. Ahora ya sabe. Si va al chifa, siga mi consejo. Acompañe su comida con balsamina con tausí.