MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
QATAR 2022 - ¿Cuáles son los partidos de octavos de final?
COVID-19 - Quinta ola en Perú: nuevas medidas, casos y últimas noticias del Minsa
Política

Congreso: ampliación de su legislatura con decisiones sensibles

Alerta en el parlamento. Propuesta para establecer bicameralidad del Legislativo plantea cambios a 53 artículos de la Constitución, con más atribuciones a este poder del Estado, como sacar a titulares del JNE y ONPE. Contrarreforma universitaria y blindaje a Merino por marchas de noviembre del 2020 también están en la agenda.

Varios temas de carácter de urgencia se encuentran en la agenda parlamentaria. Foto: Congreso
Varios temas de carácter de urgencia se encuentran en la agenda parlamentaria. Foto: Congreso
David Pereda

En el Congreso, la ampliación de la actual legislatura, anunciada por su presidenta, la parlamentaria María del Carmen Alva, ha generado alarmas porque hay controversiales decisiones a punto de tomarse en este poder del Estado, que avanzan con peculiar celeridad. Una dilación de este periodo, que ya no acabará este miércoles 15 de junio, como se había programado antes, abre las puertas a esta agenda sensible para el país.

Varios posibles cambios a la Constitución Política, máxima normativa de la nación, y polémicas propuestas de leyes, sanciones o blindajes caminan en el Parlamento, pero se habían quedado sin tiempo para lograr que las apruebe el pleno, última palabra del Congreso, en la actual legislatura, si acabara este miércoles 15. Entonces, esas iniciativas debían esperar que empiece el siguiente periodo, a fines de julio e inicios de agosto.

Sin embargo, la mesa directiva, que encabeza la acciopopulista Alva e integran Lady Camones (Alianza para el Progreso), Patricia Chirinos (Avanza País) y Enrique Wong (Podemos Perú), ha decidido ampliar la actual legislatura. Es decir, darle más tiempo a quienes impulsan estas iniciativas para que puedan llegar a las sesiones de pleno, donde tienen chance de aprobarse.

Bicameralidad

Un proyecto de reforma para establecer la bicameralidad del Congreso, es decir, que este tenga dos cámaras, una de senadores y otra de diputados, tiene una especial atención en esta ampliación de la legislatura. Esta propuesta plantea cambios en 53 artículos de la Constitución. Alva mencionó esta iniciativa para justificar el aplazamiento del actual periodo legislativo, según asegura la parlamentaria Ruth Luque, vocera de la bancada Cambio Democrático-Juntos por el Perú.

“En la última Junta de Portavoces expresé a nombre de mi bancada nuestra preocupación por los audios de la señora Alva y que debía garantizarse que la legislatura concluya en el plazo establecido. Ella comentó que la legislatura debía ampliarse porque había temas sustanciales a tratar y mencionó el tema de la bicameralidad”, cuenta Luque.

Este proyecto de reforma sobre bicameralidad incluye que el Congreso ya no pueda ser disuelto completamente sino solo una de sus cámaras, la de Diputados, y solo si esta niega la confianza o censura a tres gabinetes ministeriales. Actualmente, la Constitución autoriza que el Parlamento caiga por disolución cuando rechace la confianza o censure a dos gabinetes.

Este proyecto además plantea que el Congreso, a través de su Cámara de Diputados, pueda destituir a las cabezas de Jurado Nacional de Elecciones (JNE) y la ONPE (Oficina Nacional de Procesos Electorales), entre otras entidades autónomas del Estado, a través de procesos de acusación constitucional. En la actualidad, no les alcanza.

Además, esta propuesta de reforma deja el procedimiento de la vacancia presidencial por incapacidad moral en manos del Congreso, pese a que el proyecto original precisa que su aprobación pase por las dos cámaras (de diputados y Senado).

Cálculo. María del Carmen Alva anunció ampliación de legislatura alegando que hay temas relevantes a tratar. Foto: difusión

En el proyecto original, que presentó la congresista Betssy Chávez, de Perú Democrático, queda claro que la intención de cambiar varios artículos de la Constitución es definir prerrogativas del Congreso a una de sus cámaras, la de diputados o la de senadores. Sin embargo, la Comisión de Constitución, presidida por la fujimorista Patricia Juárez, han incorporado atribuciones para el Parlamento, como la opción a que destituya a los titulares de JNE y ONPE.

“Parece una venganza. Como no probaron el fraude, le quitan autonomía a los entes electorales. Toda esta propuesta de bicameralidad se ha aprobado solo con tres sesiones de la Comisión de Constitución. Una reforma de esa naturaleza no se puede aprobar de esta manera y, peor aún, en una ampliación de legislatura”, advierte Luque.

“Nos están contrabandeando con la bicameralidad la reelección (de congresistas), dejan abierta la posibilidad de que sean más de 130 parlamentarios o permitir la acusación constitucional a organismos autónomos como el JNE, ONPE. Es un proyecto de ley con contrabando y en tiempo récord se quiere hacer una reforma tan importante”, opinó la legisladora Flor Pablo, del Partido Morado, en entrevista al sitio web Sudaca.

Otra iniciativa cuestionada por salir en el Congreso es la contrarreforma universitaria, con debilitamiento de la Sunedu y regreso al modelo de la ANR (Asamblea Nacional de Rectores), en que las universidades se supervisaban a sí mismas. La Comisión de Educación aprobó la insistencia en esta norma y falta verse en el pleno.

Una eventual acusación constitucional contra la vicepresidenta Dina Boluarte, que apunta a sacarla del cargo, también se busca acelerar. Aún falta la decisión de la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales.

El informe sobre Manuel Merino y otras exautoridades, que blinda a responsables políticos de la represión a las marchas de noviembre del 2020, también está una iniciativa que un sector quiere que llegue al pleno.

Decisión. Parlamento buscaría ampliar legislatura para mandar archivar denuncia constitucional contra Manuel Merino. Foto: Congreso

Además, hay un proyecto de ley que permitiría al Congreso desacatar mandatos del Poder Judicial sobre nombramiento de autoridades, como el defensor del Pueblo. Fue aprobado por Constitución esta semana. Con esta agenda, la ampliación de legislatura trae peligros.

Una prisa que llama la atención

”Si la bicameralidad comenzaría a regir a partir del 2026, ¿cuál es la prisa de impulsar su aprobación, incluso con ampliación de legislatura incluida? ¿No que no estábamos en un momento constituyente?”, tuiteó el abogado constitucionalista José Naupari.

El especialista considera que en esta propuesta de reforma constitucional “el proceso deliberativo debió ser más amplio y plural desde la etapa de estudio en comisiones”.

Reacciones

Ruth Luque, congresista, CD-JP

“Hay temas sensibles que pueden afectar la democracia y que se hacen a espaldas de la población. Un Congreso con tan alta deslegitimidad no tiene atribución de generar ese tipo de reformas”.

Wilmer Elera, congresista, SP

“No hay apuro para que la bicameralidad tenga que aprobarse en la ampliación de la legislatura de Alva. Puede aprobarse después. Lo de Boluarte sí creo que debe verse porque hay una denuncia que ver”.

Flor Pablo, congresista (PM)

“Nos están contrabandeando con la bicameralidad la reelección (de congresistas) o permitir acusación constitucional a organismos autónomos como JNE, ONPE. Y en tiempo récord lo quieren”.

Infografía -La República