Política

‘Club del Tarotʼ fraguó contratos con el Ministerio del Interior y el Ejército

Patrón de inconducta. Además de su testimonio, el testigo ha entregado a las autoridades correos electrónicos que prueban las distintas formas fraudulentas que usaron las empresas para ganar millonarias contrataciones. Por ejemplo, la venta de millares de uniformes chinos como si fueran de confección estadounidense.

El dato. El operador del ‘Club del Tarot’ fue reclutado por la familia Díaz Costa, que lo entrenó desde muy joven para fraguar licitaciones millonarias con el Estado. Foto: composición/difusión
El dato. El operador del ‘Club del Tarot’ fue reclutado por la familia Díaz Costa, que lo entrenó desde muy joven para fraguar licitaciones millonarias con el Estado. Foto: composición/difusión
Doris Aguirre

El operador del ‘Club del Tarot’ que ha entregado información a las autoridades confesó que participó en licitaciones con empresas de fachada, documentos falsos y precios sobrevalorados, para obtener millonarios contratos con el Ministerio del Interior y el Ejército, entre otras entidades públicas.

El informante describió los mecanismos fraudulentos que sus empleadores usaron para adjudicarse la buena pro de equipos por la Policía Nacional y el Ejército. La Fiscalía Especializada en Corrupción de Delitos de Funcionarios Públicos ya cuenta con la información precisa de los procesos de licitación en los que intervino el declarante.

Como reportó ayer La República, el testigo, ante el temor de ser denunciado por sus exempleadores como chivo expiatorio de sus prácticas ilícitas, prefirió presentarse ante las autoridades. El domingo, el programa ‘Punto final’, de Latina, reveló que el informante también confesó que vendía a empresas proveedoras información para infiltrarse en el sistema electrónico del Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE), para obtener ilegalmente millonarias adjudicaciones de entidades públicas.

Este tipo de práctica ilegal la aprendió y aplicó el delator del ‘Club del Tarot’ —el conjunto de proveedores del Estado para los que trabajó— cuando laboraba para la familia Díaz Costa, según la transcripción oficial de sus declaraciones ante las autoridades, documentos a los que tuvo acceso La República.

De acuerdo con el testimonio del operador del ‘Club del Tarot’, la familia Díaz Costa ganó millonarias licitaciones públicas en el Ministerio del Interior y el Ejército, con documentos fraguados que fueron entregados al Sistema Electrónico de Contrataciones con el Estado (Seace), que administra el OSCE.

El 22 de octubre del 2019, la Oficina General de Abastecimiento (OGA) del Ministerio del Interior otorgó la buena pro a la empresa Comercio y Bienes para la adquisición de 2.442 cascos de seguridad para motociclistas de la Policía Nacional por un monto de 3,9 millones de soles.

Pura simulación

En el proceso de licitación se presentaron 12 empresas, quedando como finalistas Momarento, Global Services G&P y Comercio y Bienes. Sin embargo, durante la evaluación, Global Service fue descalificada por el Comité de Selección de la OGA.

Momarento cotizó por 4 millones 430 mil soles y Comercio y Bienes por 3 millones 397 mil soles.

El 14 de octubre del 2019, Momarento, Global Services G&P y Comercio y Bienes presentaron sus ofertas en la plataforma de Seace.

Así fue el registro horario en el Seace: Momarento (15:56 horas), Global Services G&P (17:29 horas) y Comercio y Bienes (23:23 horas).

Curiosamente, Comercio y Bienes, la empresa que ganó la adjudicación, registró su propuesta de oferta a la 23:23 del 14 de octubre. Es decir, 27 minutos antes del cierre. Con el mismo mecanismo del ‘Club del Tarot’ que destapó la investigación de ‘Punto final’. El mecanismo fraudulento consiste en esperar que los competidores presenten sus ofertas, y esperar hasta el último para registrar un monto menor para quedarse con la licitación. Este fue el caso.

Según la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos (Sunarp), Comercio y Bienes fue constituida el 4 de mayo del 2017 por Mariano Chirinos García con un capital de 35.000 soles.

¿Cómo hizo Mariano Chirinos, un muchacho de 21 años, para conseguir un contrato de casi 4 millones de soles con el Ministerio del Interior? De acuerdo con el testimonio del operador del ‘Club del Tarot’, el tío abuelo de Mariano Chirinos, el empresario Manuel Díaz Mego, le otorgó una fianza de 399.700 soles. La empresa ganadora de la licitación era una fachada de los Díaz Costa.

“Yo me registro y presento mi oferta, y resulté siendo el ganador. Pero yo presenté documentos falsos. Dije que mi empresa tenía experiencia en el rubro, que había vendido más de un millón y medio de soles, pero no era verdad. El señor Manuel Díaz Mego me dio una carta fianza para que yo, a los 21 años de edad, pueda firmar el contrato por 3 millones 397 mil soles. Eran unos cascos que costaban US$ 80 y se ofrecieron a 1.750 soles. Fueron 2.442 cascos”, testificó el operador del ‘Club del Tarot’.

Mala entraña

En pleno estado de emergencia sanitaria por la COVID-19, el Ejército adquirió 179.471 uniformes camuflados modelo Unipat por el monto de 45 millones de soles.

La millonaria adjudicación fue concedida a Military & Outdoor Products, una empresa ligada a Renato Díaz Costa, quien ganó la buena pro sin licitación pública.

Delación. Carmen Hurtado aparece como dueña de Military & Outdoor, pero el operador dice que los Díaz Costa son los propietarios. Foto: difusión

Según lo que el operador del ‘Club del Tarot’ declaró al fiscal anticorrupción Renzo Huamán, a cargo del caso, el empresario Renato Díaz Costa cambió las etiquetas de los uniformes de procedencia de República Popular China por las de Estados Unidos. Las prendas fueron importadas por Margarita Costa Costa, la madre de Renato Díaz Costa, esposa del empresario Manuel Díaz Mego.

“Cuando estuve trabajando con ellos (Díaz Costa) se escuchaba el tema con el Ejército de que había problemas. Con respecto a unos uniformes que ellos habían dicho que estaban trayendo de Estados Unidos, pero eran de China, los miembros del Ejército los observaron. Entonces volvieron a ingresar los uniformes a la fábrica y les cambiaron la etiqueta por Estados Unidos (…), eso se puede verificar con la importación”, relató el operador.

“Quien importaba era la madre que es Margarita Costa Costa, que también tiene denuncias por tráfico de influencias”, dijo el operador al fiscal Renzo Huamán.

El testigo narró que dejó la secundaria para dedicarse plenamente a las licitaciones del Estado, entrenado por miembros de la familia Díaz Costa, con la expresa finalidad de fraguar millonarios contratos con el Estado, experiencia que luego ofrecería y vendería a otras empresas que luego serían parte del llamado ‘Club del Tarot’.

Cuando las autoridades le preguntaron al informante si contaba con evidencia documental, respondió: “Tengo correos electrónicos, por si las personas (involucradas) dicen que no tengo relación con ellos. Tengo correos con los que me dan cartas poder, las licitaciones en las que intervinieron, los trámites judiciales en los que participé , etc.”, explicó.

“Lo que hice es la misma práctica. Todo es el mismo patrón que han utilizado conmigo, lo han hecho con otras personas. No solo en mi caso. La misma práctica la han hecho con todas las empresas. Cuando tenían empresas investigadas, cambiaban de gerente general”, informó el operador del ‘Club del Tarot’.

La Fiscalía Especializada en Corrupción de Funcionarios se ha encontrado con un testigo excepcional en corrupción en contrataciones del Estado.

Lazy loaded component

Pura fachada

Los empresarios Díaz Costa usaban a otras personas para constituir empresas proveedoras, como Comercio y Bienes, que contrataba con el Ministerio del Interior.

Otra empresa de fachada de los Díaz Costa que ganó millones con el Ejército, Military & Outdor. Son otras personas las que aparecen registradas en Sunarp, según delató el testigo.

El dato

Búsqueda. La Fiscalía encargada del caso ha iniciado la recopilación de las licitaciones en las que participó el operador del ‘Club del Tarot’ para identificar a los proveedores implicados.

Hallazgo. El empresario Marco Díaz Costa presentó ayer un escrito en el despacho del fiscal anticorrupción Renzo Huamán para colaborar con la investigación.