Universitario vs. Binacional - sigue aquí el partido de la Liga 1
Política

Club del Tarot: todo sobre el caso de manipulación de licitaciones estatales en la OSCE

Las claves del caso que puso bajo la lupa al Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado y al manejo interno de las contrataciones de la institución.

El detalle del Club del Tarot, las empresas implicadas y las medidas tomadas a raíz del destape que puso a el OSCE bajo la lupa. Foto: Composición de Gerson Cardoso / La República.
El detalle del Club del Tarot, las empresas implicadas y las medidas tomadas a raíz del destape que puso a el OSCE bajo la lupa. Foto: Composición de Gerson Cardoso / La República.
Laura Vásquez

En un informe difundido el último domingo 5 de junio se dio a conocer el servicio informático ilegal, conocido como Tarot, que habrían usado diversas empresas para acceder a contrataciones millonarias con el Estado. Un informante ha emitido declaraciones a la Procuraduría Anticorrupción el 4 de abril para confesar que adoptó esta modalidad de hackeo gracias a un contacto privado del Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado (OSCE).

Javier Pacheco, actual procurador anticorrupción, y César Olano, coordinador de la unidad de análisis de la Procuradoría, recibieron el testimonio junto a una lista de empresas a las que el hacker habría brindado dicho servicio. Estas empresas ahora son conocidas ante el dominio público como el Club del Tarot.

El modus operandi del Club del Tarot

Según lo revelado por el programa “Punto final”, el servicio de Tarot, que podía costar hasta 30.000 dólares por consulta, recopilaba las propuestas contractuales de los postores oponentes y le enviaba dicha información a la empresa solicitante.

Este trabajo se servía del Sistema Electrónico de Contrataciones del Estado (Seace) para concursar por las licitaciones públicas estatales. De esta manera, las empresas ganaban por presentar la propuesta de menor precio tras averiguar la de sus competidores.

En este caso, el servicio del Tarot accedía al Seace, revisaba los precios de las otras empresas competidoras pocas horas antes del cierre del concurso público, y revelaba dicha información a la empresa que adquiría el servicio. La compañía que solicitaba el hackeo recibía estas propuestas monetarias y hacía una propuesta menor a la de las otras, con lo cual ganaba las licitaciones.

Empresas que habrían adquirido el servicio ilegal

Hasta el momento de la emisión del reportaje, 10 empresas, entre peruanas y extranjeras se habrían contactado con el informante para hacer uso de este servicio ilícito.

El Consorcio Palma Real, integrado por las empresas China Railway Eryuan y Geotecnia y Mecánica de Suelos, fue sindicado como uno de los beneficiados tras ganar una consultoría cuya propuesta fue presentada 20 minutos antes del cierre de la convocatoria y con un coste de 446 soles por debajo de la competencia.

La familia Díaz Costa y sus empresas

Asimismo, el operador del Club del Tarot también confesó haber participado en licitaciones que beneficiarían a empresas fachada. Dijo haber manejado documentos falsos y precios sobrevalorados para hacerse de contratos en el Ministerio del Interior y el Ejército.

El delator del Club del Tarot señaló a integrantes de la familia Díaz Costa como los principales implicados en ganar licitaciones públicas millonarias lanzadas por la PNP y las Fuerzas Armadas.

Mariano Chirinos García (21 años), titular de la empresa Comercio y Bienes y sobrino nieto de Manuel Díaz Mego, aceptó haber estado involucrado en actividades ilegales relacionadas con la familia en cuestión.

“Yo me registro y presento mi oferta, y resulté siendo el ganador. Pero yo presenté documentos falsos. Dije que mi empresa tenía experiencia en el rubro, que había vendido más de un millón y medio de soles, pero no era verdad. El señor Manuel Díaz Mego me dio una carta fianza para que yo, a los 21 años de edad, pueda firmar el contrato por 3 397 000 soles”, confesó el implicado.

El operador señaló también el caso de Military & Outdoor Products, empresa ligada a Renato Díaz Costa según el operador del Club del Tarot. Esta empresa le vendió al Estado 179.471 uniformes camuflados por 45 millones de soles y fueron importadas por Margarita Costa Costa, dueña de la empresa ganadora de la licitación y madre de Renato Díaz.

Nexo con Karelim López

Otra empresa importante a tomar en cuenta es Weihai Construction Group, que tiene como representante a Marco Antonio Díaz Costa y es una empresa relacionada con el consorcio China Railway N.° 10 Engineering, el cual ganó la licitación para la construcción de un hospital en Puno por S/ 329,3 millones el 19 de junio del 2020 pero fue observado tras descubrirse que presentó documentos falsos, lo cual dejó a Agustín Luque (exgobernador de Puno) preso y a Chen Junku (representante de la empresa investigada) en calidad de prófugo.

Esta compañía es importante por estar vinculada con Pedro Castillo, según el testigo. “La persona de Marco Antonio Díaz Costa fue quien inició el registro de su compañía china, que se llama Weihai Construction Group. Es una empresa que ahorita está vinculada con (el presidente) Pedro Castillo y Karelim López. (…) Weihai es una compañía que cuenta con antecedentes por documentos falsos”, declaró ante la Procuraduría.

Las pruebas de las acusaciones

Un informe de La República señaló que las afirmaciones del operador están respaldadas por correos electrónicos, fotografías, chats de WhatsApp, videos, audios y hasta documentos que lo relacionan con la familia Díaz Costa.

Este medio también revisó las contrataciones realizadas con dichas empresas, que coinciden con la versión del operador.

*En un primer momento, La República informó que las pruebas brindadas por el operador cercano a la familia Díaz Costa a la Fiscalía habían sido confirmadas, no obstante esta información no es correcta y dichos datos aún se encuentran bajo las pesquisas del Ministerio Público para determinar su veracidad, por lo que expresamos nuestras más sinceras disculpas.

Acciones tras la difusión del informe

A nivel institucional, el OSCE anunció que iniciará un proceso de investigación interno con el objetivo de que se puedan verificar las revelaciones. “El OSCE oficiará a la Fiscalía Anticorrupción y a la Procuraduría General del Estado, a fin de solicitar se impulsen las investigaciones destinadas para identificar a los responsables y sean sancionados conforme a la ley”, indicaba el comunicado presentado el 6 de junio.

Ese mismo día, la Fiscalía de la Nación intervino las oficinas del Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado (OSCE), con el objetivo de recabar la mayor información posible del caso, luego de que se revelara que existía una persona dentro de la institución que sería la encargada de contactar a las empresas con el operador del servicio informático ilegal.

Por ello, el OSCE ha mostrado las facilidades respectivas para que se den las investigaciones, que estarán a cargo del fiscal designado del caso, Renzo Huamán Garayar. El magistrado tendrá la responsabilidad de hacer las diligencias respectivas “para la constatación, verificación y acopio de información y archivos del SEACE”.

El Congreso no se quedó de brazos cruzados. la Comisión de Fizcalización anunció que citará al jefe de el OSCE para el viernes 10 de junio. Héctor Ventura, presidente de dicha comisión, se pronunció por redes sociales indicando que el caso del Club del Tarot será revisado una vez que culminen con las investigaciones por el caso Sarratea. “Además, citaremos para este viernes 10/06 al jefe de la OSCE”, anunció el congresista.

Días Costa responde ante las acusaciones

En un primer momento, La República informó que el Consorcio del Hospital Altiplano, el cual había sido sindicado como una de las empresas que se habría favorecido del servicio del tarot para conseguir la licitación para la construcción del Hospital del Altiplano. Según Díaz Costa, dicha información es inexacta, pues cuenta con la adjudicación de la buena pro mediante la OSCE y una resolución del Tribunal de Contrataciones del Estado con número 2716-2021-TCES2.