“Dragon Ball Super: Super Hero” llegó a los cines: lo que debes saber sobre la nueva película
Política

Los cuestionamientos que giran alrededor de la elección de los miembros del Tribunal Constitucional

Desde la candidatura de los postulantes al TC hasta la juramentación de los nuevos integrantes del órgano constitucional. Todo lo que caracterizó su desarrollo sombrío y que ha generado posturas discordantes en el ámbito político.

El pasado 10 de mayo, el Congreso de la República escogió a los nuevos miembros Tribunal Constitucional sin debate alguno. Foto: composición de Jazmín Ceras/ La República
El pasado 10 de mayo, el Congreso de la República escogió a los nuevos miembros Tribunal Constitucional sin debate alguno. Foto: composición de Jazmín Ceras/ La República
Kristell Costilla

El pasado 10 de mayo, el Congreso de la República escogió a los seis nuevos magistrados para el Tribunal Constitucional (TC). No obstante, el proceso de elección se caracterizó por el secretismo, que pudo evidenciarse el último viernes 13 con la juramentación de los nuevos tribunos que se llevó a cabo en absoluta reserva.

Del mismo modo, la falta de debate en este hecho de interés nacional ha generado dudas en torno a la elección de los miembros del máximo intérprete de la Constitución. A esto se le suma el informe de la Contraloría sobre los candidatos a tribunos que fue publicado con páginas censuradas por parte de la comisión especial del Congreso.

Candidatos salvados

A principios de abril, la comisión especial encargada del proceso de selección de candidatos a magistrados del TC —liderada por el congresista perulibrista José María Balcázar— difundió los resultados de los puntajes que obtuvieron los participantes. Del total de 26 postulantes vigentes, solo seis llegaron a la etapa final, quienes obtuvieron más de 30 puntos.

Uno de ellos es Luis Gutiérrez Ticse, quien obtuvo el segundo puntaje más alto: 88,67 puntos. El abogado, que tiene un vínculo cercano con el partido Fuerza Popular, logró mantenerse en el proceso pese a que en diciembre de 2021 debió ser retirado porque había omitido información sobre las infracciones de tránsito que había cometido. Además, la Contraloría reportó que Gutiérrez Ticse tenía una deuda con la Sunat.

Sin embargo, su permanencia se debió a los votos favorables de los congresistas de Avanza País y Fuerza Popular: Adriana Tudela y Hernando Guerra, respectivamente. Ambos lo defendieron en el debate.

Otro caso particular es el de Helder Domínguez Haro, quien fue retirado del proceso por omitir información respecto a una investigación realizada por el Poder Judicial. Sin embargo, el abogado apeló y luego fue reincorporado a la carrera gracias a la aprobación de los integrantes de la comisión liderada por el legislador Balcázar.

Sesión del Pleno a escondidas

Durante el Pleno para elegir a los nuevos tribunos, la presidenta del Congreso, María del Carmen Alva, no cedió el uso de la palabra a congresistas que mostraron disconformidad al secretismo del acuerdo de la Junta de Portavoces, en el que casi de manera unánime —a excepción de la portavoz de la bancada Cambio Democrático, Ruth Luque, quien rechazó la propuesta— se decidió votar directamente sin debate.

Por su parte, la congresista oficialista Kelly Portalatino pidió realizar un comentario referido a la ausencia de la discusión para designar a los aspirantes al TC. Sin embargo, Alva Prieto le respondió de manera tajante ante la petición: “Congresista Portalatino, no sabe respetar los acuerdos de Junta de Portavoces. Podría retirarse, si no quiere estar acá”.

Ante ello, la legisladora de Perú Libre señaló que habían vulnerado su derecho a la libre expresión.

“El día de hoy he sido expresiva y he generado mi derecho constitucional (...), y se ha vulnerado mi derecho a la libre expresión. Me han amordazado, me han limitado como mujer, como madre, como todo. No es permisible que la presidenta del Congreso se siga burlando del pueblo peruano al no dar el uso de la palabra a una ciudadana y a una congresista”, indicó Portalatino.

Ruth Luque manifestó que se había “sometido una votación a mano alzada” y que desconocía del acuerdo realizado. “Me parece incongruente que no pueda hacerse un debate para exponer las razones políticas y las razones por las cuales las distintas bancadas y los congresistas tomamos decisión sobre este tema”, dijo.

En otras palabras, la falta de un debate del Pleno sobre la elección de los tribunos develó falta de transparencia hacia la propia ciudadanía, debido a que no se pudo conocer públicamente las opiniones y posturas que tenían las bancadas que conforman el Congreso de la República.

Informe censurado

La comisión especial encargada de seleccionar a los miembros del TC, liderada por el congresista José María Balcázar, entregó el informe que realizó la Contraloría con varias páginas censuradas. El documento que obtuvo La República contiene información sobre las declaraciones juradas de intereses de los postulantes al órgano constitucional.

El último 20 de abril, el Tribunal de Transparencia ordenó enviar los documentos solicitados a este medio pese a la negativa del presidente del mencionado grupo de trabajo parlamentario.

El pasado 9 de mayo, Balcázar envió los informes, pero más del 80% de las páginas se encontraban restringidas. El sustento de esta decisión se basa en que son informaciones de “confidencialidad”.

Este medio periodístico pudo corroborar que una parte de la información bloqueada era el cuadro donde se evidencia la deuda coactiva de la empresa de Gustavo Gutiérrez Ticse.

A su turno, los congresistas del Partido Morado pidieron a la Contraloría publicar los informes de los nuevos magistrados del TC “en aras de la transparencia de información que demanda y merece la ciudadanía”.

“Por tratarse de un asunto de interés nacional, pedimos se sirva a publicar en el portal institucional de la Contraloría los informes originales remitidos a la comisión especial de candidatos al TC, respecto de los seis postulantes que fueron elegidos de la citada entidad el último 10 de mayo por el Congreso”, se lee en la misiva enviada por Flor Pablo, Edward Málaga y Susel Paredes.

Juramentación bajo cuatro paredes

Francisco Humberto Morales Saravia, Luis Gustavo Gutiérrez Ticse, Helder Domínguez Haro, Luz Imelda Pacheco Zerga y César Ochoa Cardich juraron el último viernes 13 de mayo ante el presidente de este órgano constitucional, Augusto Ferrero.

La ceremonia fue llevada a cabo en secreto, ya que ni siquiera fue transmitida y anunciada en las redes del TC. Luego de ello, a través de una nota de prensa, Augusto Ferrero felicitó a los nuevos integrantes de la institución y precisó que los tribunos deben estar en la “búsqueda de acuerdos y consensos que permita el crecimiento y desarrollo de nuestro país”.

Para la exmagistrada del TC, Marianella Ledesma, la juramentación no tiene validez jurídica porque tuvo que realizarse con la presencia de los tribunos salientes.

“Más allá de la falta de consideración y respeto a los magistrados y magistrada salientes por la juramentación ‘secreta’ realizada el día de hoy, considero que es nula dicha juramentación pues no se ha realizado ante el pleno del Tribunal Constitucional. Si bien el artículo 19 de la Ley Orgánica dice que se presta juramento ante el presidente, esto solo es válido en la medida que el presidente representa al Pleno del Tribunal Constitucional, de modo que si el Pleno no ha estado presente en la toma de juramento, este no tiene validez”, puntualizó Ledesma.

Asimismo, aseguró que la juramentación pudo desarrollarse en cualquier otro lugar siempre y cuando sea ante el pleno del TC.

En tanto, para este miércoles 18 de mayo está programada la presentación oficial del nuevos miembros que conforman el Tribunal Constitucional.