HOY - Melgar busca hacer historia en la Copa Sudamericana al enfrentar a Deportivo Cali

Fuerzas Armadas dudan que Rusia contrate con el Perú por guerra con Ucrania

Causa y efecto. Embajada rusa en Lima asegura que no habrá problemas para ofertar sus servicios, pero fuentes militares creen que será muy difícil por la magnitud de las sanciones a la Federación Rusa.

Tercerización. En 2014, los rusos ganaron contrato para reparación de 10 aviones de guerra Sukhoi Su-25, pero usaron a Bielorrusia para cumplirlo. Foto: difusión
Tercerización. En 2014, los rusos ganaron contrato para reparación de 10 aviones de guerra Sukhoi Su-25, pero usaron a Bielorrusia para cumplirlo. Foto: difusión
Ángel Páez

La Fuerza Aérea del Perú (FAP) contaba que en este año ingresaría a un proceso de inspección mayor a sus 6 helicópteros de combate de fabricación rusa Mi-25D Hind D y Mi-35P Hind F. En el caso de la Aviación del Ejército, había previsto para el próximo año someter a un programa de mantenimiento a su flota de 23 helicópteros Mi-171Sh-P, también de origen ruso, conforme alcancen los 9 años de servicio. También requerirán de atención técnica 20 helicópteros Mi-17-1B del mismo fabricante ruso.

Pero la guerra en Ucrania podría cambiar drásticamente los planes de los institutos armados peruanos porque la Federación Rusa y sus aliados de Bielorrusia han recibido sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea que perjudicarían las contrataciones en el sector Defensa con sus viejos clientes como el Perú.

PUEDES VER: Alfonso Chávarry anuncia que se dispuso el seguimiento y captura de los sobrinos de Pedro Castillo

La República consultó con la Embajada de la Federación Rusa en Lima sobre sus eventuales problemas para contratar con los institutos armados del Perú, y su respuesta fue sumamente optimista al indicar que no tendrían ningún problema en presentar sus propuestas en las convocatorias para adquisiciones de equipos militares o para el mantenimiento o reparación de material de fabricación rusa.

Rusia sigue cumpliendo todos sus compromisos asumidos en virtud de los contratos vigentes, siendo un socio confiable en todos los países”, respondieron en la embajada.

El 23 de diciembre de 2014, la Fuerzas Aérea del Perú, el Servicio de Mantenimiento de esta institución (SEMAN) y la compañía rusa Rosoboronexport, suscribieron un contrato por US$ 31,9 millones para la provisión de componentes y la reparación mayor de 10 unidades de aeronaves de guerra de fabricación rusa Sukhoi Su-25.

En ese momento, Rusia ya enfrentaba sanciones por su intromisión en los territorios ucranianos del Donbás y Crimea, por lo que tercerizó el contrato con la Planta 558 de reparaciones de la compañía estatal bielorrusa Beltechexport, ubicada en la localidad de Baranovich. El estallido del nuevo conflicto con Ucrania ha originado que Estados Unidos y la Unión Europea amplíe las sanciones a la Federación Rusa y a su socia Bielorrusia por su implicación en la guerra, lo que dificultará mucho más que las Fuerzas Armadas peruanas contraten con dichos países. Los que negocien con rusos y bielorrusos también podrían ser pasibles de sanciones.

En la cola. Helicóptero Mi-25D de la FAP a la espera de una reparación mayor este año. Foto: difusión

PUEDES VER: Es falso el supuesto tuit de Montesinos invocando a las Fuerzas Armadas

La República preguntó al Ministerio de Defensa cuál es su evaluación sobre las consecuencias que tendrá las dificultades de contratar con los rusos y qué alternativas evalúa para afrontar la crisis, ya que buena parte de la flota de aeronaves de transporte y de combate de los institutos armados peruanos son de origen ruso. El Mindef contestó que no haría comentarios porque se trataba de un tema de Defensa Nacional dentro del ámbito secreto.

“La información requerida no es posible brindarla ya que es de carácter reservado, debido a que está relacionada con nuestra capacidad de defensa y seguridad nacional. Lamentamos no atender la solicitud de información”, contestó el Ministerio de Defensa.

Sin embargo, fuentes castrenses expresaron preocupación por los efectos de las ondas expansivas de la invasión rusa a Ucrania, no solo sobre los proyectos de mantenimiento y reparación de equipos de origen ruso sino también respecto a los planes de compra especialmente de aviones y helicópteros de transporte y de combate.

Incertidumbre. Los Mi-171Sh-P de la Aviación del Ejército entran a inspección mayor en 2023. Foto: difusión

PUEDES VER: Mindef aclaró que bases militares en el Vraem se convertirán en centros tecnológicos

“Hay equipamiento de material ruso que a muy corto plazo requerirá de reemplazo por otro equipamiento nuevo del mismo origen. Sustituir un avión o helicóptero ruso con el que se ha trabajado durante más de 40 años no es algo que sucede de la noche a la mañana”, indicaron las fuentes con conocimiento del equipamiento de las Fuerzas Armadas.

“Es iluso creer que los rusos podrán eludir las fuertes y estrictas sanciones. El Ministerio de Defensa debería formular una estrategia para no quedarnos con aviones y helicópteros de fabricación rusa por falta de componentes, repuestos, motores o mantenimiento”, señalaron.

Tercerización. En 2014, los rusos ganaron contrato para reparación de 10 aviones de guerra Sukhoi Su-25, pero usaron a Bielorrusia para cumplirlo. Foto: difusión