MELGAR VS INTER - Cuadro arequipeño clasificó a semifinales de la Copa Sudamericana
Política

Martín Benavides sobre la Ley Universitaria: “Hay que seguirla mejorando, pero no retroceder”

La Sunedu nunca vulneró la autonomía de las universidades, según Martín Benavides. El exministro de Educación aclaró que votación del Congreso pone en riesgo avances del sistema educativo superior.

La contrarreforma aprobada por el Congreso podría ser observada por el Ejecutivo, según el ministro Félix Chero. Video: LR+
Política LR

En “La entrevista”, Paola Ugaz conversó con Martín Benavides, exministro de Educación, sobre el golpe a la Ley Universitaria perpetrado por el Congreso de la República. De acuerdo a su análisis, los retractores de la reforma universitaria siempre tuvieron el objetivo de tomar el consejo directivo de la Sunedu. Agregó que el Gobierno de Pedro Castillo nunca tuvo una posición concreta sobre esta materia.

- ¿Qué implica esta segunda votación, donde se unió perro, pericote y gato, para pretender acabar con la reforma universitaria?

Implica el enorme riesgo de volver a una situación que ya estábamos superando. Una situación donde las universidades no tenían que garantizar calidad, no tenían que demostrar a la ciudadanía que en las aulas se cumplía con las condiciones básicas de calidad, que los recursos de las familias tenían un resultado positivo y que los recursos públicos eran bien utilizados. La situación que tuvimos hasta el 2014 comenzó a cambiar gracias a la Ley Universitaria, la Sunedu y el esfuerzo de las universidades, profesores, estudiantes y autoridades.

Todo esto se pone en riesgo al cambiar el corazón de la Sunedu, que es su consejo directivo, el cual toma las decisiones y lo hace de manera independiente porque son elegidos por concursos públicos y no representan el interés particular.

El consejo directivo casi va a funcionar como una asamblea, una representación de intereses y ese no es el objetivo de este.

- Desde que se creó la Sunedu ha estado siempre bajo ataque. Cuando fuiste parte de esta, qué anécdota recuerdas

La Sunedu siempre logró generar apoyo de la ciudadanía porque cumplía con sus objetivos. Era una institución extraña en el país porque justamente cumplía con su mandato institucional. Tomaba decisiones así implicara la afectación de intereses muy fuertes que estaban en el Congreso pero también en el Poder Judicial.

Muchos funcionarios de la Sunedu de ese entonces estamos con denuncias de los dueños de estas universidades, que saben que pueden llegar de manera sencilla al Congreso o al Poder Judicial para seguir poniendo sus intereses por encima de los intereses de los estudiantes.

Lazy loaded component

Sunedu ha sido muy golpeada, ha habido muchas mentiras en la opinión pública y, hasta el día de hoy, sigo escuchando a congresistas defendiendo sus decisiones y siguen mintiendo. Ha sido más difícil poder revertir esos engaños. Han tratado de perforar la Ley Universitaria y cambiar el organismo principal: eso fue siempre el objetivo.

- La mayor mentira que siempre repiten es que la Sunedu hace que se recorte la autonomía de las universidades. ¿Por qué eso es una falsedad?

El Tribunal Constitucional tuvo un pronunciamiento sobre esa materia analizando formalmente la normativa y señaló que no había ninguna vulneración a la autonomía de las universidades; pero luego, en la práctica, estas mismas han sacado comunicados, se han manifestado y han cuestionado la idea de que la autonomía ha sido vulnerada.

Toda reforma siempre genera temores, pero en su implementación no ocurrió nada cercano a la vulneración de la autonomía. Hay estudios internacionales que señalan que el organismo regulador peruano es de los más autónomos en una comparación entre América Latina y Europa.

- ¿Por qué el Gobierno ha dejado que le pase esto a la Sunedu?

Ha habido crisis que han despertado al Ejecutivo de manera más clara. En esta oportunidad, lamentablemente, es que no hay apoyo. Desde el primer momento de este Gobierno, nunca ha habido una idea clara, contundente, objetiva.

No ha habido una opinión contundente del ministro. La Ley Universitaria tiene muchos problemas y hay que seguirla mejorando, pero eso no implica retroceder en aquello que sí funcionaba.