LO ÚLTIMO - Antauro Humala sale en libertad
ONPE - Revisa aquí cuál es tu local de votación para las elecciones de octubre
Política

Elecciones 2022: partidos modificarán candidaturas para incluir más mujeres

Paridad horizontal. Partidos como Acción Popular, Juntos por el Perú, Fuerza Popular y Podemos han presentado listas con mayor cantidad de varones para el cargo de gobernador, pero no todos podrán ser inscritos como candidatos oficiales, ya que la norma exige que el 50% sean mujeres.

Lambayeque. Juan Carrasco es candidato fijo para el Gobierno Regional de Lambayeque. Foto: Clinton Medina/La República
Lambayeque. Juan Carrasco es candidato fijo para el Gobierno Regional de Lambayeque. Foto: Clinton Medina/La República
Abel Cárdenas

Para las elecciones regionales y municipales 2022, que se llevarán a cabo el 2 de octubre, todas las organizaciones políticas estaban obligadas a cumplir el requisito de la paridad horizontal, es decir, que la mitad de sus candidatos para la gobernación regional deberán ser mujeres, así lo estipula el artículo 12 de la Ley N° 27683, Ley Orgánica de Elecciones Regionales.

“La fórmula de candidatos al cargo de gobernador y vicegobernador regional debe respetar el criterio de paridad y alternancia, y del total de circunscripciones a las que se presenten, la mitad debe estar encabezada por una mujer o un hombre”, detalla la norma.

Sin embargo, tras la publicación de las listas de precandidatos para las elecciones internas de los partidos, este medio encontró que organizaciones como Juntos por el Perú, Acción Popular, Fuerza Popular y Podemos Perú han presentando más varones que mujeres como precandidatos para el máximo cargo regional.

Si bien el JNE no obliga a cumplir la paridad horizontal en las elecciones internas de los partidos, y por eso vemos casos en los que hay más precandidatos varones que mujeres, esta sí es una condición obligatoria para la inscripción formal que se llevará a cabo hasta el 14 de junio, por lo que estos partidos tendrán que modificar sus fórmulas electorales.

Además, la mayoría de listas presentadas por los partidos para sus elecciones internas son únicas, por lo que es casi fijo que sean las mismas las que se inscriban para participar en las elecciones de octubre.

Según fuentes de los partidos políticos, el Jurado Nacional de Elecciones les informó que tendrán oportunidad de cambiar a sus candidatos varones por sus candidatas a la vicegobernación en todas las regiones que sean necesarias para cumplir con la paridad horizontal.

La norma también indica que, si las organizaciones no cumplen con adecuar sus listas, todas sus fórmulas serán consideradas improcedentes y no participarán del cotejo electoral.

“El incumplimiento de la paridad horizontal en la inscripción de fórmulas y listas de candidatos para las elecciones regionales y municipales (ERM2022) ocasionará la improcedencia de todas las fórmulas presentadas por la organización política, de acuerdo con el reglamento aprobado”, informó el JNE en un comunicado de diciembre del 2021.

Nos comunicamos con el JNE para que brinden mayor detalle, pero desde el área de prensa indicaron que los voceros se encuentran ocupados.

Casos graves

El caso más crítico es, sin duda, el de Juntos por el Perú. El partido de Roberto Sanchéz, ministro de Turismo de Pedro Castillo, no ha inscrito a ninguna precandidata mujer para el cargo de gobernadora regional. De las 17 listas que ha presentado, incluso las dos listas de precandidatos que tiene para Lima, son encabezadas por hombres.

“Es un hecho que el trabajo vinculado al desarrollo de liderazgos femeninos es débil, eso es cierto. Y esa es una tara hasta en la izquierda, la cual debemos superar con el trabajo permanente empoderando a las mujeres”, señaló Raúl del Castillo, secretario general de JPP.

Del Castillo explicó que han conversado con el JNE para resolver este problema de cara a la inscripción de sus listas, que será en junio próximo.

“Lo que hemos previsto es que cuando culmine el proceso electoral interno, en donde todas las listas regionales son únicas, lo que vamos a hacer, y eso lo hemos conversado también con el JNE, es resolver en qué regiones van a ir mujeres y en cuáles varones, atendiendo a criterios y valoraciones que decidamos como partido. En caso que no lo hagamos en un plazo perentorio, el organismo electoral hará un sorteo”, expresó.

Otro caso grave es Acción Popular. El partido de la lampa sigue en crisis: no solo ha disminuido considerablemente la cantidad de listas regionales en comparación con las elecciones pasadas, sino que tampoco pudo presentar candidatas para el cargo de gobernadora: de las doce que logró formalizar, solo una está encabezada por una mujer, las once restantes están lideradas por varones.

Para resolver este dilema, el partido ha decidido una vía: las listas regionales que queden en último lugar en las elecciones internas de mayo deberán cambiar al candidato varón por la candidata a la vicegobernación.

“El que tiene una votación menor en el orden de prelación entonces da lugar a hacer el cambio. Por ejemplo, si [la lista postulante] en La Libertad queda en último lugar de las fórmulas que estamos presentando, y si tiene como cabeza a un varón, estamos facultados para hacer el cambio. El candidato a gobernador cambia con la candidata a la vicegobernación”, indicó Doris Guerrero, presidenta del Comité Nacional Electoral de Acción Popular.

“La paridad horizontal es muy complicada porque la mayoría son varones, como usted manifiesta. Nosotros vimos las indicaciones generales de cómo deben presentarse las listas [para las elecciones internas], pero la conformación ya depende de los militantes, nosotros no podemos decirles quién postula en las internas”, agregó la dirigente de AP.

En un problema similar está Fuerza Popular. El partido de los Fujimori inscribió 13 listas, de las cuales 9 están encabezadas por varones y solo 4 por mujeres, por lo que también tendrá que cambiar a sus candidatos para cumplir con las disposiciones electorales.

Otro tanto pasa en el partido de José Luna y Daniel Urresti. Podemos Perú inscribió 11 listas para sus elecciones internas, de las cuales 8 lideran varones y solo 3 lo encabezan mujeres.

Todos estos partidos, así como le indicó el JNE a Juntos por el Perú y a Acción Popular, deberán cambiar a sus candidatos al terminar sus elecciones internas de mayo; caso contrario, no podrán participar en las elecciones regionales y municipales 2022.

Rol. Electores tienen derecho a elegir entre buenos candidatos. Foto: Antonio Melgarejo/La República

Cifras en rojo

La ley que garantiza la paridad y alternancia en las listas de candidatos, aprobada en julio del 2020, se gestó como una respuesta a la poca inclusión que históricamente han tenido las mujeres en las elecciones para cargos públicos en nuestro país.

Según datos del Jurado Nacional de Elecciones, desde la creación de los gobiernos regionales en el 2002 hasta las elecciones del 2018, los partidos políticos han inscrito 678 varones y solo 42 mujeres como candidatos para el cargo de gobernador regional.

Además, el porcentaje de participación de las mujeres como candidatas no supera el 10% en cada elección, de acuerdo a las cifras del organismo electoral.

Justamente, la denominada “paridad horizontal” intenta dar respuesta al poco interés que tienen las organizaciones en postular a más mujeres en cargos de representación de mayor jerarquía.

Sumado a la paridad, los partidos también deberán presentar sus listas de candidatos a consejeros regionales con el 50% de hombres y 50% de mujeres, el 20% de jóvenes (18 a 29 años) y una cantidad no menor al 15% de representantes de las comunidades nativas, campesinas y pueblos originarios para aquellas provincias en que existan (cuota nativa).

Como se ha dicho, los partidos que incumplan alguno de estos requisitos no podrán participar de las elecciones regionales y municipales del 2022.

Infografía-La República.

Participación política LGBTI: la situación de vulnerabilidad y exclusión permanece intacta

No solo las mujeres siguen relegadas en la escena política de nuestro país, sino también las personas LGBTI, así lo reconoce el Jurado Nacional de Elecciones.

“Existen estereotipos y prejuicios arraigados, que tienen condiciones de discriminación estructural e histórica y es por ello que existen poblaciones que se encuentran en situación de vulnerabilidad y exclusión como las personas LGBTI”, dijo Parwa Oblitas, coordinadora del Programa para la Igualdad Política del JNE.

La población LGTBI sigue invisibilizada en la sociedad y eso se ve mucho más marcado en las elecciones electorales, en donde tienen casi una nula participación.

La especialista del JNE informó que en los últimos procesos electorales, desde el 2006, se han presentado solo 43 candidaturas de personas LGBTI, a nivel subnacional 22 y a nivel de elecciones generales 21; y, en el último proceso electoral del 2021, participaron 4.

Debido a eso, el JNE, junto a las organizaciones Victory Institute y Promsex, están promoviendo la Escuela de Formación LGBTI Empodera, con la intención de incluir más personas LGBTI en las próximas elecciones.

La convocatoria estará abierta hasta el 3 de mayo. Las personas LGBTI interesadas puedan inscribirse en el formulario que será publicado por el JNE.

Elecciones 2022 con paridad y alternancia

Enfoque por: Lisbeth Guillén, vocera del Movimiento Manuela Ramos

Los partidos políticos deben conformar sus listas con paridad y alternancia. Las candidaturas para la gobernación y vicegobernación regional deben ser paritarias y alternadas, y del total de postulantes a la gobernación regional que presente la organización política, la mitad debe estar encabezada por una mujer y la otra mitad por un hombre (paridad horizontal), criterio que también debería aplicarse para las candidaturas a las alcaldías municipales, pese a no contarse aún con una ley específica para incrementar el número de alcaldesas que a la fecha no supera el 6% (108) a nivel nacional.

Las organizaciones políticas tienen la responsabilidad de revisar la historia de vida de las/los postulantes, además debe garantizarse candidaturas libres de denuncias y/o procesos por violencia contra las mujeres e integrantes del grupo familiar o por cualquier acto de discriminación, racismo y discursos de odio, así también sin denuncias por corrupción. Finalmente, se demanda un proceso libre de acoso político contra las mujeres (Ley 31155) y con garantías para el acceso igualitario a la franja electoral.