MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
MUNDIAL QATAR 2022 - ¿Qué partidos se disputarán este lunes 28 de noviembre?
PARO DE TRANSPORTISTAS EN VIVO - Gremios niegan tregua y se reunirán con Ejecutivo el lunes 28
Política

El “gobierno de la educación” bajo la lupa: los casos de plagios de tesis en el Ejecutivo

El presidente Pedro Castillo se encuentra bajo cuestionamiento público nuevamente. Esta vez debido a la tesis de maestría que realizó junto a su esposa en el 2011, en la que existirían indicios no solo de plagio, sino también de un posible fraude académico.

Jalados en educación. Con tesis que han sido calificadas de plagio por el Turnitin, diferentes funcionarios del gobierno, entre ellos el mismo presidente se enfrentan ahora al cuestionamiento público. Foto: Composición de Gerson Cardoso/La República.
Jalados en educación. Con tesis que han sido calificadas de plagio por el Turnitin, diferentes funcionarios del gobierno, entre ellos el mismo presidente se enfrentan ahora al cuestionamiento público. Foto: Composición de Gerson Cardoso/La República.
Laura Vásquez

Durante el último mes, han surgido una serie de denuncias relacionadas al supuesto plagio en el que habrían incurrido diferentes personajes del Ejecutivo, entre los que se incluyen Betssy Chávez y Rosendo Serna, al momento de acceder a grados académicos mayores. Es así que el pasado domingo, la tesis de maestría presentada por el presidente de la República, Pedro Castillo, y su esposa, Lilia Paredes, fue sometida al sofware de revisión contra plagios Turnitin para verificar si su contenido presentaba alguna irregularidad.

Una denuncia presentada por el programa “Panorama” reveló cómo Castillo habría incurrido en un posible plagio, tal como en los casos de Betssy Chávez y Rosendo Serna, ministros de la cartera de Trabajo y de la cartera de Educación, respectivamente; quienes también fueron expuestos a cuestionamientos por sus trabajos de investigación elaborados. A continuación, un recuento de la situación de cada uno de los miembros del Ejecutivo mencionados.

Pedro Castillo

El caso más reciente de un posible plagio viene de parte del presidente Pedro Castillo. El informe emitido por el dominical el pasado 1 de mayo advierte que las 26 páginas que conforman el marco teórico de la tesis que el mandatario realizó junto con su esposa habrían sido plagiadas. Turnitin, programa especializado en revisar el índice de plagio, indicó que el 54% de la tesis de maestría que Castillo elaboró se trataría de un plagio.

La investigación, que tenía como tema “La equidad de género y los aprendizajes significativos del área de personal social en los estudiantes del IV ciclo de la institución educativa N.º 10465 Puña - Tacabamba - Chota”, permitió que tanto el presidente Castillo como su esposa consiguieran la maestría en Psicología Educativa de la Universidad César Vallejo en el año 2011.

Cuando se indagó sobre los docentes encargados de aprobar sus instrumentos de investigación, el dominical reveló que dos de los tres especialistas consultados no estaban registrados en el Reniec; estos son Jhon Hualcas Reyes y Andrea Jesús Solís Díaz; y el tercero, de nombre Erick Carlo Figueroa Coronado, también hizo las veces de jurado en la sustentación del trabajo de investigación.

Estas incongruencias en la presentación de la investigación realizada por Pedro Castillo y Lilia Paredes generaron que se llegue a la conclusión de que no se trataría solo de un plagio, sino que el presidente y su esposa habrían cometido fraude académico.

Betssy Chávez

Otra primicia revelada por el dominical “Panorama” el 20 de Marzo del 2022. Según el programa de detección de plagio, se determinó que el 49% de la investigación de la ministra de Trabajo, Betssy Chávez, habría sido tomada de otras investigaciones, lo que es causal de plagio.

La tesis, titulada “El tratamiento penitenciario y su influencia en la reincidencia y habitualidad de los reos del penal de Pocollay, durante el año 2012′′, permitió que la congresista obtuviera la licenciatura en la Universidad Nacional Jorge Basadre en el 2015; sin embargo, la investigación contaba con al menos 12 hojas copiadas de un informe de las Naciones Unidas que fue publicado en el 2010.

En su momento, Betssy Chávez declaró que “la identidad de una tesis se determina en base al aporte que se obtiene del trabajo de campo, del planteamiento del problema con sus variables y del análisis de la información obtenida” y le restó importancia a la denuncia hecha por “Panorama”, indicando que los resultados emitidos por Turnitin “no inhabilita o merma el valor del trabajo de investigación desplegado, mucho menos convierte a la tesis en ‘plagio’ o ‘copia’”.

Rosendo Serna

Este ministro abrió las indagaciones a trabajos de investigación relacionados a funcionarios del Ejecutivo. En el caso del ministro de Educación, Rosendo Serna, el programa “Cuarto Poder” reveló el 4 de abril que alrededor del 72% de la tesis titulada “El marco del buen desempeño docente y la inteligencia emocional en los docentes de las instituciones educativas de nivel secundaria de la UGEL Huánuco, 2017″ había sido copiada.

El trabajo, que fue elaborado en 2019 con la intención de optar por el título de doctor en Psicología Educacional y Tutorial en la Universidad Enrique Guzmán y Valle, fue sometido al programa verificador de investigaciones Turnitin, el cual determinó que, con un porcentaje tan alto de copia, dicho trabajo de investigación no era original.

Ante esta información, el ministro Rosendo Serna reconoció que si bien ”algunas citas no se han considerado, esta (tesis) sí tiene originalidad”. Asimismo, indicó que la universidad le había “permitido una investigación básica”, y por ende, él había “cumplido todos los requisitos”.

Ausencia de medidas de revisión en los tres casos

En el caso de Pedro Castillo y de Betssy Chavez, ambas investigaciones habían sido presentadas antes de que empezara a regir la nueva ley universitaria del 2016, que establecía la obligatoriedad del uso del sofware contra plagios y era más estricta con respecto a la presentación de tesis de los años anteriores debido a la reforma universitaria que estaba desarrollando la Sunedu durante estos años.

En el caso de Serna, recién en el 2020, la Universidad Enrique Guzmán y Valle empezó a utilizar un software de detección de copias como el Turnitin, esto fue un año después de que el titular de la cartera de Educación presentara una tesis plagiada para acceder a un título mayor.