RESULTADOS ONPE: - ¿quiénes serían los nuevos alcaldes de los distritos de Lima?
Política

Proyecto sobre la asamblea constituyente sin viabilidad en el Congreso

Sin los votos. Patricia Juárez adelanta que priorizarán el proyecto. Perú Libre y Cambio Democrático apenas suman seis votos en la Comisión de Constitución. Los demás grupos anuncian que no apoyarán la iniciativa. En tanto, abogado denuncia plagio en un extremo del texto que aprobó el Consejo de Ministros.

Todo apunta hacia el archivo en el Congreso del proyecto del Ejecutivo, apenas llegue a la Comisión de Constitución. Foto: composición Jazmín Ceras/La República
Todo apunta hacia el archivo en el Congreso del proyecto del Ejecutivo, apenas llegue a la Comisión de Constitución. Foto: composición Jazmín Ceras/La República
Wilber Huacasi

En contraste con el entusiasmo del Poder Ejecutivo y Perú Libre, que ya promueven espacios para intentar animar el debate sobre una asamblea constituyente, en el Congreso todo apunta hacia el archivo del proyecto del presidente Pedro Castillo, apenas llegue a la Comisión de Constitución.

Ayer mismo, fuentes del Ejecutivo informaron sobre una convocatoria realizada por la ahora consultora de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), Anahí Durand, para una reunión de trabajo con asesores de ministerios para el viernes, a fin de abordar el proyecto con constitucionalistas.

En tanto, el gabinete de ministros tendrá hoy una sesión descentralizada en el distrito de Samugari (provincia de La Mar, Ayacucho). La agenda precisa que abordarán temas de desarrollo territorial del valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro.

Sin embargo, ya la última sesión de Cusco ha sido cuestionada por el uso político que se le dio, con el anuncio del proyecto sobre la asamblea constituyente, antes de desarrollar medidas concretas para los agricultores.

En redes sociales, las cuentas institucionales de Palacio y la PCM se han convertido también en plataforma de difusión de la propuesta de reforma constitucional.

Prioridad para archivarlo

A diferencia de otros proyectos del Ejecutivo encarpetados en la Comisión de Constitución, la iniciativa de reforma para una eventual asamblea constituyente va a ser revisada con prioridad en este grupo de trabajo.

Así lo anunció ayer la presidenta de la comisión, Patricia Juárez (Fuerza Popular). “En los próximos días iniciaremos su estudio y debate”, comentó en Twitter. Tal prioridad y celeridad, sin embargo, sería para enviar al archivo el proyecto.

Y es que todo se define con votos. La Comisión de Constitución la conforman 19 parlamentarios. La aprobación del dictamen requiere un mínimo de 10 votos. Y Perú Libre y sus aliados de Cambio Democrático solo suman 6 votos. Los otros 13 votos son de la oposición.

La parlamentaria fujimorista integrante de la Comisión de Constitución Martha Moyano ayer adelantó a esta redacción que no respaldará el proyecto.

“Definitivamente plantearé que vaya al archivo”, expresó, al tiempo de comentar que el texto “tiene muchas incongruencias tal como está planteado”.

También la bancada de Alianza para el Progreso (APP) ha adelantado que no apoyará el proyecto. Eduardo Salhuana integra el grupo de Constitución y sostuvo que la propuesta del Ejecutivo es “demagógica”. “Lo que trata de hacer (Pedro Castillo) es distraer a la población y nos olvidamos de que la situación en los ministerios sigue grave”, expresó.

Wilmar Elera dijo también que Somos Perú definitivamente no apoyará el proyecto por haber otros temas prioritarios.

Norma Yarrow, de Avanza País, también declaró contra la propuesta del Ejecutivo sobre la asamblea constituyente. Dijo haber estado recientemente en Cusco y agregó: “En Cusco toda la gente está tranquila, no quiere nada de constituyente, así que hay que decirle al Gobierno que deje de hacer payasadas”.

En la tienda política de Renovación Popular, Alejandro Muñante adelantó que no votará a favor del proyecto.

“Presidente Pedro Castillo, como miembro titular de la Comisión de Constitución, le aseguro que su nueva maniobra política de polarización (consulta sobre una nueva Constitución) no tendrá mi voto. Su archivo es inminente”, escribió en su cuenta de Twitter.

En cuanto a Acción Popular, Luis Aragón dijo a La República que su bancada aún no toma una decisión. Pero el lunes Wilson Soto ya anticipó que no apoyarán el proyecto.

Así las cosas, al día de hoy, no hay ninguna posibilidad de que el dictamen pueda ser aprobado en la Comisión de Constitución. El proyecto sería archivado y acabaría el debate.

La iniciativa de reforma para una eventual asamblea constituyente será revisada con prioridad en la Comisión de Constitución a diferencia de otros proyectos del Ejecutivo encarpetados. Foto: Andina

Denuncias de plagio

Por otro lado, ayer el abogado y asesor parlamentario Diego Pomareda denunció que el Ejecutivo utilizó citas de un artículo de su autoría en el proyecto de reforma constitucional.

Son tres las citas que el abogado identificó de su artículo titulado ‘Los caminos de la nueva Constitución en el Perú: una propuesta democrática más allá de contextos particulares’, publicado en julio del 2021 en la revista LP Derecho.

Anoche en Canal N, el ministro de Justicia, Félix Chero, admitió la omisión de la fuente original. “Hay que ser hidalgo y reconocer que hemos cometido un error de cita. Jamás hubo intención de no reconocer los trabajos de investigación de un profesional”, expresó.

El proyecto del Ejecutivo, además, recoge en buena parte la fórmula de un proyecto sobre una asamblea constituyente presentado con anterioridad por la excongresista Rocío Silva Santisteban.

Una propuesta democrática de salida a la crisis

Enfoque por: Pedro Grández, constitucionalista

Editorialistas, “expertos” y la clase política han vapuleado el proyecto del Ejecutivo sobre la Asamblea Constituyente y es fácil prever que no logrará los votos necesarios para proseguir su trámite. Con su rechazo, sin embargo, aunque parezca paradójico también, el gobierno gana: ante sus votantes podrá decir que ha cumplido su promesa y que ha sido el Congreso el que la ha bloqueado.

La propuesta del Ejecutivo llega tarde y en medio de un contexto de profundo desgaste de las expectativas puestas en el gobierno, por parte del mismo sector que durante la campaña arengó con el cambio constitucional.

Pese a todo esto —hay que admitirlo—, de aprobarse la propuesta, esta sería, en realidad, mucho más representativa de lo que fue el Congreso constituyente de 1992-93. La propuesta actual incluye paridad, cuota indígena y afrodescendiente, y deja abierta la posibilidad de que por lo menos un tercio del Congreso constituyente tenga representación espontánea y no esté compuesto de la deslegitimada clase política que se resiste al cambio.

Con solo estas propuestas básicas, este proyecto se pone por encima del actual modelo constitucional en cuanto, al menos, la legitimidad de la representación de sus gestores. La propuesta es escrupulosamente constitucional, porque se somete a las reglas del art. 206 de la Constitución, y porque, además, deja en manos de la actual composición del Parlamento su deliberación e, incluso, la posibilidad de mejorar sus alcances.

Los procesos constituyentes que hemos tenido en la historia peruana, todos sin excepción, han estado antecedidos de rupturas con el orden democrático. Pese a todas las acusaciones, la propuesta del actual gobierno, al contrario, pareciera recurrir a la Constituyente en busca de salidas democráticas a la crisis actual.

Infografía - La República