Política

Colegio donde cardenal Barreto fue docente lo defiende de calificativo de Aníbal Torres

Los antiguos alumnos jesuitas del Colegio Cristo Rey de Tacna señalaron que el primer ministro muestra una “inagotable capacidad de ser cada día menos respetable”.

El primer ministro, Aníbal Torres insultó al eclesiástico Pedro Barreto cuando criticaba el Acuerdo Nacional. Foto: composición/Gerson Cardoso.
El primer ministro, Aníbal Torres insultó al eclesiástico Pedro Barreto cuando criticaba el Acuerdo Nacional. Foto: composición/Gerson Cardoso.
LR Sur

La última semana, el presidente del Consejo de Ministros, Aníbal Torres, utilizó el término “miserable” para referirse al arzobispo de Huancayo y presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, Pedro Barreto, luego de que el eclesiástico, quien integra el Acuerdo Nacional, se reuniera con el presidente de la República, Pedro Castillo, y posteriormente adelantará que el mandatario tiene pensado hacer una recomposición de su gabinete de ministros.

“Ahí tenemos un cura, el cura Valverde, no, perdón, me equivoqué, el cura, autoridad de Huancayo, su nombre me olvidé, tan miserable puede ser esta persona... Él cree que uno es un tonto. Él está a favor de los grupos de poder”, dijo el titular de la PCM.

Tras ello, las críticas a Aníbal Torres por este calificativo no se hicieron esperar. Al rechazo se sumó el colegio Cristo Rey ASIA – Cristo Rey de Tacna, donde el hoy cardenal Barreto fue docente.

Mediante un comunicado, los antiguos alumnos jesuitas del colegio, señalaron que “las declaraciones real o deliberadamente confusas del primer ministro, Aníbal Torres, al utilizar un término peyorativo, reflejan una falta de empatía, del rol que se espera de una autoridad tan importante”.

En su defensa, el jefe del Consejo de Ministros señaló que la expresión responde a “un dicho popular que se utiliza en diferentes sectores cuando un ciudadano no se acuerda del nombre de otra persona.

Para los antiguos alumnos del colegio Cristo Rey, el daño que el primer ministro pretendió hacer al cardenal no solo ha sido inútil, sino también inaceptable. “Mostrando una vez más la inagotable capacidad del señor Torres para ser cada día menos respetable”, mencionaron.