CÉSAR VALLEJO VS ALIANZA LIMA - ¿A qué hora y dónde ver el partido por la Liga 1 del fútbol peruano?
Política

Primer ministro Aníbal Torres pierde los papeles y llama ‘miserable’ a cardenal Pedro Barreto

Ofensas. Y lo acusa de estar “a favor de los grupos de poder”. Conferencia Episcopal Peruana rechaza insultos y pide respetar la dignidad de las personas. También ataca a Max Hernández y afirma que el Acuerdo Nacional “no va a resolver nada”.

Enojo. Aníbal Torres reaccionó con mucha molestia contra el cardenal Barreto, quien se reunió con Castillo a petición del mismo presidente. Habría cambios en el gabinete, eso dijo el religioso. Foto: Gerardo Marín/ La República
Enojo. Aníbal Torres reaccionó con mucha molestia contra el cardenal Barreto, quien se reunió con Castillo a petición del mismo presidente. Habría cambios en el gabinete, eso dijo el religioso. Foto: Gerardo Marín/ La República

El presidente del Consejo de Ministros, Aníbal Torres, perdió todo sentido de la compostura y la importancia de su alto cargo al calificar de “miserable” a uno de los religiosos más estimados del país, el cardenal Pedro Barreto, vicepresidente de la Conferencia Episcopal Peruana y arzobispo de Huancayo.

Torres quiso apelar a esa especie de ironía que utiliza en sus declaraciones, y soltó el agravio. Tras minimizar el papel que cumple el Acuerdo Nacional frente a los problemas del país porque “no va a resolver nada”, comentó: “Ahí tenemos un cura, el cura Valverde, no, perdón, me equivoqué, el cura, autoridad de Huancayo, su nombre me olvidé, tan miserable puede ser esta persona... Él cree que uno es un tonto. Él está a favor de los grupos de poder”. Y repitió: “Utilizan a un cura... Me equivoqué, no es Valverde, es Barreto. Él quiere por supuesto que el Gobierno pase a formar parte de la derecha”.

Insistió en que el cardenal Barreto está, según él, en contra de las grandes mayorías. “Él está a favor de los grupos de poder, él jamás se pronuncia a favor de las grandes mayorías”, argumentó. Acusó a Barreto y al secretario general del Acuerdo Nacional, el psicoanalista Max Hernández, de estar al lado de la ultraderecha. “Yo digo esto con transparencia, sin ningún temor, yo salgo del premierato y como si nada... Ahí está Max Hernández, lo conozco, hemos conversado, ¿no es verdad que Ud. está siempre al lado de la ultraderecha? Al cura Barreto, ¿no es verdad que Ud. siempre está al lado de la ultraderecha?”.

El desatino del premier Aníbal Torres se produce luego de las reuniones que sostuvo el cardenal Barreto con el presidente Castillo hace seis días para hablar sobre la situación política, económica y social del país.

Tras el encuentro, Barreto declaró a la prensa que el presidente Castillo le había manifestado su decisión de hacer un cambio de rumbo radical a su Gobierno para salir de la crisis y empezaría reestructurando su gabinete ministerial sin gente cercana a Vladimir Cerrón.

El padre Barreto explicó entonces que la invitación a la reunión con Castillo fue por una iniciativa del mismo mandatario y que aceptó reunirse incentivado por las palabras del papa Francisco, quien, días antes, había llamado a todos los sectores del Perú a encontrar una salida a la crisis. También comentó que Castillo había mostrado su disposición a realizar los cambios que exige la población.

Esta es la única oportunidad que tiene el presidente Pedro Castillo para salir adelante de esta situación tan compleja”, señaló luego de esa reunión.

En ese diálogo, además de Barreto y Castillo, también estuvieron el secretario general del Acuerdo Nacional, Max Hernández, y el embajador Oscar Maúrtua.

“Es un dicho popular”

Ayer por la tarde, en conferencia de prensa luego del Consejo de Ministros, Aníbal Torres trató de minimizar su agravio al arzobispo de Huancayo y dijo que no había tenido la intención de insultarlo, que lo expresado era “un dicho popular”.

“En una entrevista que me hicieron no recordé el nombre del cardenal y entonces dije: ‘tan miserable puede ser esta persona que ni su nombre me acuerdo’ o algo así. Es un dicho popular que en cualquier lugar se utiliza, también en Lima. No se acuerda el nombre de la persona y lo dice. Eso ha sido, pero no con ánimo de ofender”, respondió.

CEP apoya a Barreto

Los agravios de Torres se suman a los ataques realizados tanto por dirigentes de Perú Libre, como Vladimir Cerrón, contra Barreto y la Iglesia, a quienes acusan de apoyar “una conspiración” contra el Gobierno, como de sectores ultraconservadores para los que el episcopado busca salvar al presidente.

Ayer, la Conferencia Episcopal Peruana rechazó “tajantemente los insultos vertidos por el Dr. Aníbal Torres” y apeló al respeto a las personas. La entidad mencionó que, si bien toda persona tiene “derecho a la libertad de expresión, no se puede utilizarla para dañar la dignidad de una persona”.

“En una sociedad donde esta dignidad no se respeta y donde la violencia verbal y los insultos reemplazan al diálogo y a las ideas, se pone en peligro el futuro y el crecimiento integral de la misma sociedad”.

El padre Barreto ya había expresado, en entrevista concedida a La República el último Domingo, que lamentaba los agravios e insultos recibidos, pero que él seguiría trabajando para que el Perú salga “de cuidados intensivos”, donde se encuentra.

Los ataques le llegaron esta vez desde el Gobierno.

PUCP pide mesura y respeto

La Universidad Católica rechazó en un comunicado las expresiones “prejuiciosas y ofensivas” vertidas por el premier Torres para referirse al cardenal Barreto, Gran Canciller de esta universidad. “Al intentar descalificar a las personas, el doctor Torres muestra un penoso rechazo al diálogo... Urge enmendar prácticas de este tipo, más aún cuando provienen de una autoridad como el primer ministro”.

A su vez, el doctor Max Hernández, del Acuerdo Nacional, comentó en una radio local: “Señor presidente, piense usted que está gobernando para todos los peruanos y no está gobernando para lo que le dice un partido. Lo hemos dicho en el Acuerdo Nacional en todo momento”.