- Renuncian representantes del Perú ante la OEA y las Naciones Unidas
- Yenifer Paredes se entregó a la Fiscalía
Política

Castillo colocó primera piedra de colegio que sería reconstruido por empresa que falsificó documentos

Pese a advertencias de que la carta de línea de crédito del ganador de la licitación, el consorcio Virgen de Fátima, podría ser falsa, el Gobierno Regional del Callao decidió no tomar las medidas correspondientes.

La licitación de la obra tiene un valor de 29 666 036 soles. Foto: Presidencia
La licitación de la obra tiene un valor de 29 666 036 soles. Foto: Presidencia
Política LR

El último 4 de marzo de 2022, el presidente de la República, Pedro Castillo, colocó la primera piedra para la reconstrucción del colegio Virgen de Fátima, ubicado en el distrito de Ventanilla. Sin embargo, dos semanas después de empezado el trabajo por la empresa que ganó la licitación, se conoció que la línea de crédito presentada por el consorcio era falsa.

De acuerdo con una investigación de Cuarto Poder, el gerente general del Gobierno Regional del Callao, José Remigio Sosa Dulanto, fue advertido por el Consorcio Educativo Callao, empresa que también participó del concurso por la licitación, que la línea de crédito presentada por el Consorcio Virgen de Fátima era falsa.

Lejos de tomar medidas, Sosa Dulanto no hizo caso a la información recibida y el 4 de marzo se firmó el contrato con la constructora. El jefe de Estado, Pedro Castillo, participó de la inauguración poniendo la primera piedra. Acto seguido, la empresa ganadora de la licitación empezó con el proceso de demolición de la escuela.

No obstante, dos semanas después se comprobó lo advertido por el Consorcio Educativo Callao: la carta de línea de crédito presentada por el Consorcio Virgen de Fátima era realmente falsa. Se conoce que la licitación de la obra tiene un valor de 29 666 036 soles.

Trascendió que incluso un mes antes de que se diera el ganador del concurso, denunciaron irregularidades en el proceso para reconstruir el colegio.

Al ser consultado por los motivos por los que no se tomaron las medidas oportunas, Sosa Dulanto minimizó lo sucedido y señaló que si bien habría un retraso, la obra sería entregada de todas maneras en diciembre.