MISIÓN DART - NASA estrella nave contra un asteroide para desviarlo
Política

Caso Huanta: ordenan detener al exjefe de base militar en 1984

Fugado. En diciembre pasado, Gabilondo García del Barco fue condenado por la desaparición de un trabajador del Ejército.

Desaparecido. El periodista Jaime Ayala entró a la base el 2 de agosto de 1984 y no salió más. Foto: difusión
Desaparecido. El periodista Jaime Ayala entró a la base el 2 de agosto de 1984 y no salió más. Foto: difusión
María Elena Castillo

La Sala Penal Especializada que procesa a dos oficiales de la Marina en retiro por la desaparición u homicidio de 62 personas en Huanta en 1984 declaró reo contumaz al exjefe de la base contrasubversiva Augusto Gabilondo García del Barco, ordenando su captura y prisión preventiva por nueve meses.

Se trata de un juicio por el homicidio y la desaparición forzada de 62 personas en Huanta entre julio y agosto de 1984, entre ellos del corresponsal de La República, Jaime Ayala.

La presidenta del tribunal, Miluska Cano, explicó que dicho oficial en retiro está apersonado en el caso, pues se ha enviado dos notificaciones a su casa, las cuales han sido recibidas. Refirió que, en ambas ocasiones, se le informó que si no se presentaba sería declarado contumaz y se dispondría su detención.

Precisó que no ha asistido a tres audiencias y que para no afectar su derecho a la defensa designaron un abogado público por haber desistido de su defensa el estudio Sousa-Nakazaki.

Añadió que Gabilondo ha sido condenado en otro caso, aunque no se ha podido ejecutar por estar no habido. Se trata de un proceso de desaparición forzada de Benito Baldeón Ninahuanca, un trabajador civil de la Oficina de Reclutamiento del Ejército, detenido un día antes de la desaparición del periodista de La República.

El fiscal Jesús Prado y la abogada Gloria Cano, de Aprodeh, pidieron a la Sala que se autorice que se entregue a sus familiares los restos de dos personas cuyos cuerpos fueron encontrados en la fosa de Pucayacu y que fueron identificadas por ADN. Se trata de Esteban Condori Inga y Víctor Manuel Cruz Curo, ambos de la comunidad de Culluchaca.

La esposa de Ayala, Rosa Pallqui, pidió celeridad en este proceso. Su hijo Boris quedó con pocos meses de nacido. Remarcó que lleva 37 años esperando justicia.

El mismo pedido tiene la señora Cipriana Huamaní, esposa de Rigoberto Tenorio, desaparecido desde el 7 de julio de 1984. Ella se quedó sola con ocho hijos, todos menores de edad, como Jorge, que tenía seis años cuando perdió a su padre y todo lo que pide es justicia.

La siguiente audiencia será el 28 de abril próximo a las 10 de la mañana.

Marina pide ser apartada del caso

El juicio oral está en la etapa de ofrecimiento de nuevos medios probatorios, sin embargo, no pudo avanzar más porque está por resolverse un pedido de la procuradora de la Marina para no ser tercero civil responsable en el caso Huanta porque habría sido ya condenado por el homicidio de seis evangélicos de Callqui, que también forma parte del caso Huanta.

Sin embargo, en la audiencia de ayer la procuradora de la Marina indicó que hay una resolución del 2012 en que se señala que debía ser el Ministerio de Defensa.

El tribunal pidió a la procuradora que precise su pedido, pues se generó una confusión. Le dio un plazo para verificar la información.