Política

¿Cuál debe ser el perfil del próximo ministro de Salud para enrumbar el sector?

Especialistas señalaron que el partido Perú Libre “no ha sabido darle buenos cuadros” al mandato de Pedro Castillo, pues la experiencia en gestión pública es imprescindible en el Estado.

Continuar la vacunación contra la COVID-19 y traer dosis de refuerzo para no bajar la guardia ante la pandemia es una de las tareas del próximo titular del Minsa. Foto: Jazmín Ceras/La República
Continuar la vacunación contra la COVID-19 y traer dosis de refuerzo para no bajar la guardia ante la pandemia es una de las tareas del próximo titular del Minsa. Foto: Jazmín Ceras/La República
Andrea Abanto

Es más que evidente que al estar enfrentando una pandemia, el Ministerio de Salud es una de las carteras claves para el país. Desde el nombramiento del censurado extitular del Minsa Hernán Condori, se han percibido bajas reflejadas no solo en las denuncias de las direcciones importantes para la gestión de la vacunación sino, además, el proceso mismo se ha debilitado.

Múltiples críticas estallaron cuando el presidente Pedro Castillo decidió que Condori Machado era el indicado para ocupar la cartera de Salud, pese a que promocionaba seudos medicamentos sin aval científico, además de estar cuestionado por ejercer como obstetra sin tener la especialidad, entre otras críticas.

El jueves 31 de marzo, la congresista Katy Ugarte de Perú Libre afirmó que el funcionario, que promocionaba el ‘agua arracimada’ para curar múltiples enfermedades, era la cuota de Vladimir Cerrón en el Gobierno. Esta no sería la primera vez que un amigo del exgobernador de Junín condenado por corrupción recomiende a sus amistades para cargos ministeriales.

En tanto, la tarea del jefe de Estado es colocar a alguien con el perfil adecuado para poder enrumbar al Ministerio de Salud. Sobre ello, el politólogo Alonso Cárdenas consideró que el nuevo titular del Minsa debe ser alguien “totalmente contrario” a Condori.

“(Debe tener) liderazgo, capacidad de convocatoria, una hoja de vida prístina, conocimiento del Estado y la gestión pública, que pueda traer a todo un equipo de funcionarios de buen nivel para retomar una vez más el ritmo de vacunación y afrontar todos los problemas que tiene el país”, declaró para La República.

Además, recomendó firmemente que sea alguien “que esté alejado de Perú Libre”, pues opinó que esta agrupación política “no tiene cuadros, equipos o técnicos”, lo cual se está convirtiendo en una carga muy pesada “para un Gobierno que cada vez se debilita más”.

Cárdenas advirtió que al mandatario no le quedan muchas oportunidades restantes tras rodearse de gente cuestionada, por lo que si no actúa bien de ahora en adelante, podría terminar renunciando como lo hizo el expresidente Pedro Pablo Kuczynski.

“La situación del presidente es sumamente complicada, tendría que hacer lo que no ha hecho, empezar a tender puentes porque su situación es prácticamente al límite. Creo que es su última oportunidad, si no la maneja bien estaríamos frente a un presidente sumamente debilitado y totalmente arrinconado”, manifestó.

Los retos del nuevo ministro de Salud

A su turno, el analista político David Sulmont precisó que el reemplazante de Hernán Condori tiene retos pendientes en los cuales trabajar. Así, como tarea principal debe asegurar el plan de vacunación contra la COVID-19 y convocar expertos que lo ayuden a tomar decisiones, con capacidad para negociar la compra de vacunas.

Seguido de ello, tendrá que fortalecer los servicios de atención primaria de salud como las postas, expandir el tema del aseguramiento e integrar servicios de salud. Con ello, crear un sistema que integre los distintos proveedores de servicio para que sea un trabajo más eficiente.

“Lo que habría que ver es que tanto el presidente esté dispuesto a empoderar a un ministro de Salud competente, se espera que tenga experiencia en temas de gestión, en políticas de salud (...). El Gobierno necesita un profesional competente que dé confianza a la ciudadanía por lo menos en el tema de la vacunación y en la reactivación de servicios de atención primaria”, indicó a este medio.

Sulmont consideró que la cuota política de Perú Libre no sería un problema si fueran personas que aportan en la gestión, pero, al igual que Cárdenas, opinó que no ha sucedido de tal modo.

El tema es que Perú Libre no ha sabido darle al Gobierno cuadros que sean confiables y competentes, lo que se ha visto son cuadros que hacen tabula rasa de la existencia de las competencias ya existentes”, apuntó.