- Real Madrid vs. Frankfurt: ¿cómo ver el partido de la Supercopa de Europa?
- PNP no encontró a Yenifer Paredes en casa de Cajamarca
Política

Guillén sobre Castillo: “Piensa que a través de la confrontación permanente se puede avanzar”

El exministro del Interior indicó que la “debilidad” del Congreso es lo que permite al presidente presentar gabinetes con cuestionamientos.

Avelino Guillén se pronunció sobre el presidente Pedro Castillo a casi un mes de dejar el cargo de ministro del Interior. Foto: Presidencia / La República
Avelino Guillén se pronunció sobre el presidente Pedro Castillo a casi un mes de dejar el cargo de ministro del Interior. Foto: Presidencia / La República
Política LR

El exministro del Interior Avelino Guillen brindó una entrevista a un medio internacional donde habló sobre su relación con el presidente de la República, Pedro Castillo, y la forma en que maneja el Gobierno.

Para el exfiscal, el mandatario tiene un concepto equivocado de creer que se puede avanzar utilizando constantemente la confrontación y que su principal debilidad es no definir qué es lo que piensa hacer con el país.

“Creo que (Pedro Castillo) es un tipo sagaz, pero que tiene un concepto equivocado de cómo se maneja el país. Piensa que a través de la confrontación permanente se puede avanzar y eso no es lo correcto”, declaró a El País.

Asimismo, el extitular del Mininter consideró que la “debilidad” del Congreso es lo que permite al jefe de Estado presentar un gabinete con ministros cargados de cuestionamientos.

“Es alguien que se ufana de ser un Gobierno del pueblo, pero el pueblo lo que más exige es salud y justicia. Y son los puntos más débiles de este Gobierno. Se llena la boca invocando al pueblo, al pueblo, al pueblo, pero es una palabra al vacío porque no tienen el más mínimo respeto por el pueblo”, señaló al citado medio.

Además, Guillén añadió sentirse frustrado porque respaldó a Castillo creyendo que “un representante del pueblo podía hacer un buen Gobierno”. Sin embargo, también consideró que la extrema derecha a través de un “boicot” impidió que el Ejecutivo pudiera asentarse.