MELGAR VS INTER - Cuadro arequipeño clasificó a las ‘semis’ de la Copa Sudamericana
Política

¿Qué impacto tendría la tregua entre Aníbal Torres y el Congreso de cara al pedido de confianza?

Para la politóloga Marylia Cruz, el gabinete Torres sí obtendrá el voto de investidura, pues, a pesar de los cuestionamientos, tiene menos anticuerpos que la formulación de Valer.

La presentación del gabinete Torres para el voto de confianza será el próximo 8 de marzo. Foto: composición Gerson Cardoso / La República
La presentación del gabinete Torres para el voto de confianza será el próximo 8 de marzo. Foto: composición Gerson Cardoso / La República
Jair Zevallos

El último miércoles 16 de febrero, el titular de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), Aníbal Torres, inició una conferencia de prensa ofreciendo disculpas a los parlamentarios por algunas frases o expresiones que haya tenido en el marco de la crisis política generada a raíz de las discrepancias entre el Ejecutivo y el Legislativo.

A todos los congresistas, mis disculpas por las expresiones que haya manifestado en el fragor de esta contienda”, señaló el primer ministro.

El mensaje de Aníbal Torres llegó después de que la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso, María del Carmen Alva, se refiriera al titular de la PCM durante una conferencia de prensa en conjunto con otros legisladores para expresarle su ánimo de consenso.

Queremos decirle al ministro (Aníbal) Torres que aquí estamos, que seguiremos reuniéndonos para buscar propuestas de consenso que nos permitan salir adelante, siempre respetando la legalidad y la Constitución. Seamos respetuosos con el otro. Démosle un respiro al Perú”, expresó Alva.

La respuesta del primer ministro no se hizo esperar, pues a esto agregó que “ya todo eso queda superado con lo expresado por la señora presidenta del Congreso”.

El contexto en el que se da la tregua entre el Ejecutivo y el Legislativo es tenso, pues, por un lado, María del Carmen Alva afronta una denuncia constitucional en su contra debido a la reunión en la que participó y que, según el semanario Hildebrandt en sus trece, tuvo como fin alistar la vacancia del presidente de la República, Pedro Castillo. Por otro lado, Aníbal Torres ha dado inicio a un ciclo de conversaciones con las diferentes bancadas del Congreso con miras al pedido de investidura que se programó para el próximo 8 de marzo.

Para Marylia Cruz, politóloga de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), la tregua entre ambos poderes del Estado era necesaria, pues considera que corresponde promover una agenda conjunta.

“Era necesario una tregua. Queremos ver qué pasa ahora con la aprobación del voto de confianza. Es necesario que exista una conversación seria sobre los temas necesarios del país y que haya una agenda en conjunto. Por otro lado, hay que ver también los términos de esta alianza, si es momentánea, para que ninguno de los dos salga, ya que hay una censura que se está gestionando en contra de María del Carmen Alva. Pero, de igual modo, creo es un buen inicio, porque este discurso de que se vayan todos solo perjudicará al país, tanto al Ejecutivo como al Legislativo. Crearía una inestabilidad bastante grande”, declaró para La República.

En esa misma línea, el analista político Martín Tanaka consideró que estos acuerdos entre el Ejecutivo y el Legislativo vienen a calmar las aguas y llevar la fiesta en paz.

“Me parece que esta última manifestación de poner paños fríos tiene que ver con el hecho de que la oposición evalúa que no tiene los votos suficientes para la vacancia del presidente y del otro lado el Gobierno sabe que es débil y necesita tender puentes para conseguir el voto de confianza. Creo que los dos se dan cuenta de que mejor es llevar, con vista al voto de confianza del Consejo de Ministros, la fiesta en paz y no acelerar un escenario donde se juegue esta pareja de disolución-vacancia. Creo que ninguno de los dos quiere entrar al juego de reavivar la posibilidad de disolución-vacancia. Entonces, ambos han dado un paso hacia atrás y eso me parece muy bien”, expresó.

Por su parte, Cruz hizo hincapié en que las reuniones entre el primer ministro y las bancadas era una situación que debió darse desde un comienzo.

“Las reuniones entre el primer ministro y las bancadas es algo que se debió dar desde un inicio. Es siempre necesario que haya una conversación. Ojalá lleguen a acuerdos comunes. Se esperaría que el Congreso cuestione ciertos temas que son de índole técnico y no tanto político. Por ejemplo, la continuidad del ministro de Salud y del de Transporte”, dijo.

Con miras a la obtención del voto de investidura, Tanaka argumentó que este período de paz recientemente inaugurado durará al menos hasta el próximo 8 de marzo.

“El escenario del pedido de confianza de Aníbal Torres los obliga en cierta manera a actuar de esa forma porque el Consejo de Ministros quiere conseguir los votos del Congreso, y el Parlamento quiere evitar gastar la bala de plata de la censura. Por eso coinciden en que tiene que dar un paso hacia atrás. (Habrá una tregua) hasta que se consiga el voto de confianza”, explicó.

Finalmente, Cruz vio con optimismo el pedido de confianza del gabinete Torres ante el Congreso y adelantó que, a pesar de los cuestionamientos, sí lo obtendrá.

Me parece que sí le van a dar el voto de confianza. Tengo la sensación de que, a pesar de que hay varios cuestionamientos, la formulación anterior de Valer tenía más anticuerpos. Evidentemente es necesario algunos cambios. Pero no veo al Congreso con mucha voluntad de exigirlos. Debería haberse pedido hace tiempo una interpelación al ministro de Transporte”, culminó.