CASO BYRON CASTILLO - FPF pide al TAS excluir a Ecuador de Qatar 2022 y que Perú juegue el Mundial
ELECCIONES 2022 - ¿A qué hora comienza la ley seca?
Política

Bertini es el eslabón que faltaba de la ruta del dinero de Odebrecht para Keiko Fujimori

La única salida. Empresario Giancarlo Bertini Vivanco decidió entregarse a las autoridades porque el fiscal José Domingo Pérez pidió 22 años y 8 meses de cárcel para él y el proceso de extradición en su contra entró a la fase final. Pero, además, porque el amigo de la familia que lo protegía en Italia falleció.

Por haber formado parte de una organización criminal y haber lavado dinero de origen ilícito, la única ruta que le queda a Giancarlo Bertini Vivanco es contar la verdad. Foto: composición/difusión
Por haber formado parte de una organización criminal y haber lavado dinero de origen ilícito, la única ruta que le queda a Giancarlo Bertini Vivanco es contar la verdad. Foto: composición/difusión
Ángel Páez

El empresario Giancarlo Bertini Vivanco había previsto acogerse a la colaboración eficaz, después de enterarse que un empleado de su negocio, Daniel Mellado Contreras, lo delató ante el fiscal José Domingo Pérez. Luego de haber mentido en anteriores declaraciones, Mellado confesó que Bertini le entregó US$ 480.000 para depositarlos, a nombre de falsos aportantes, a la cuenta de la campaña presidencial de Keiko Fujimori, en 2011. Ante la posibilidad de ser detenido y enviado a prisión, el 21 de octubre del 2018 huyó con dirección a Italia.

Bertini abandonó el país aprovechando que todavía no salía la orden de captura en su contra, además cuenta con doble nacionalidad, la peruana e italiana, lo que le permitió instalarse en Roma, donde nació. Cuando el juez Richard Concepción dispuso su captura, el 20 de noviembre del 2018, Giancarlo Bertini ya estaba afincado en la Ciudad Eterna, bajo la protección de un amigo de la familia.

Pero la presión de las autoridades peruanas no cesó. El 4 de enero del 2019, agentes de la Interpol lo detuvieron y de inmediato se inició el proceso de extradición contra Bertini. Para entonces, su socio y amigo Jorge Yoshiyama Sasaki había confesado a la Fiscalía que su tío Jaime Yoshiyama Tanaka, con el conocimiento de Keiko Fujimori, le entregó parte del US$ 1 millón que la constructora Odebrecht aportó ilegalmente a la campaña de la entonces candidata presidencial de Fuerza 2011 (Fuerza Popular). En su confesión, Jorge Yoshiyama identificó a Giancarlo Bertini como la persona a la que dio US$ 480.000 para que los lavara y depositara a nombre de falsos aportantes.

Jorge Yoshiyama confesó que su tío Jaime Yoshiyama sabía de los aportes ilegales a Fuerza Popular. Foto: difusión

Pero faltaba el testimonio de Giancarlo Bertini para completar la ruta que siguió el dinero que Odebrecht transfirió a Keiko Fujimori por intermedio de Jaime Yoshiyama. Bertini ha manifestado al equipo especial Lava Jato que está dispuesto a corroborar lo dicho por Jorge Yoshiyama y Daniel Mellado, con lo se vendría abajo la columna vertebral de la defensa de la excandidata presidencial Keiko Fujimori, quien en todo momento niega haber recibido o tenido conocimiento del aporte clandestino de Odebrecht para su campaña.

Mientras tanto, el cerco de las autoridades peruanas siguió apretando a Giancarlo Bertini.

El 20 de febrero del 2020, el diario oficial El Peruano publicó la resolución suprema que aprobaba el pedido a Italia para extraditar a Giancarlo Bertini, por lo que la perspectiva del empresario de conseguir la libertad era cada vez más penosa. En efecto, el 12 de marzo del 2021, el fiscal José Domingo Pérez requirió penas de prisión para 40 imputados por el caso, entre ellos Giancarlo Bertini Vivanco, para quien demandó 22 años y 8 meses de cárcel.

De acuerdo con la resolución del fiscal José Domingo Pérez, en el caso de Bertini logró reunir 1.911 elementos de convicción en su contra. Esto no significaba otra cosa que el empresario no tenía escapatoria, a menos que se rindiera y confesara lo que sabía. Y además corroborara lo que habían dicho su exsocio Jorge Yoshiyama Sasaki, su exesposa Patrizia Coppero del Valle y su exempleado Daniel Mellado Correa.

Keiko Fujimori es investigada por presuntamente haber recibido aportes de Odebrecht para su campaña presidencial. Foto: La República

Es entonces que el empresario, quien por encargo de Jorge Yoshiyama había lavado US$ 480.000 del total de US$ 1 millón que había aportado Odebrecht al margen de la ley, volvió a la idea original de acogerse a la colaboración eficaz. Lo que terminó por impulsarlo a regresar al Perú, y entregarse a las autoridades, fue el repentino fallecimiento del amigo de su familia que le brindaba protección en Italia.

De acuerdo con fuentes fiscales, lo que más le preocupa a Giancarlo Bertini son las declaraciones de Daniel Mellado, porque este lo mencionó claramente como la persona que le dio el dinero para depositarlo a nombre de falsos aportantes a una cuenta de Fuerza 2011 (Fuerza Popular) en el Scotiabank. Bertini sabía perfectamente que era el eslabón que relacionaba al aporte clandestino de Odebrecht con la campaña de Keiko Fujimori.

Mellado tenía documentado todo, desde la primera vez que le pidió que hiciera un depósito a la cuenta del partido de Keiko Fujimori. Lo hizo una veintena de veces. Así lo dijo:

“Debo precisar que Giancarlo Bertini me solicitó realizar depósitos de dinero a la cuenta del partido Fuerza 2011. El 9 de marzo de ese año, me dijo: ‘Daniel, pasa a mi oficina’. Entonces, cerré la puerta y observé que en su escritorio el señor Bertini tenía dinero en dólares, billetes de 50 y 100 dólares en fajos. Entonces, me dijo: ‘Necesito que vayas al banco y deposites a esta cuenta’, entregándome un papel con el número de cuenta y el nombre. Pude leer que la cuenta le correspondía a Fuerza 2011. Entonces, le dije: ' No hay problema, yo me voy a encargar de depositar, señor Giancarlo’. Y él me respondió: ‘Quiero que lo deposites en partes, tú divídelo, que sean en monto bajos y hazlo en diferentes agencias, que sean cercanas para ti, por seguridad’. Entonces le volvió a preguntar: ¿Por qué esa forma? Entonces me dijo : ‘Para evitar que te pregunten de dónde viene el dinero y quién es el donante’.(...) Entonces procedió a entregarme en un sobre manila con US$25.000, me retiré a mi oficina, donde conté el dinero para verificar, y luego me fui al banco Scotiabank de la avenida Tómas Marsano y Guardia Civil, en Surquillo’'.

Bertini volvió a Perú para atestiguar contra Keiko Fujimori. Foto: difusión

Según el informe fiscal del caso de Giancarlo Bertini, entregó a Daniel Mellado US$ 477.073 y este los depositó en 91 partes, a nombre de diferentes personas. El propio Jorge Yoshiyama dijo recordar a 8:

- Fabrizio Brigneti Abásolo.

- Katherine González Pérez Velasco.

- Pierre Gonzales Pérez Velasco.

- Sandra Soplopuco Liau.

- Renato Castro Brea.

- Mayra Castañón Dávila.

- Juan Carlos Castañón del Carpio.

- Pierre Gonzales Castelli.

- Gustavo Caillaux Zazzali.

Pero hay otros nombres más identificados por la Fiscalía:

- Carlos Dávila Segovia.

- Álex Balarín Galdós Tangüis.

- Richard Penny Bideguaray.

- Víctor QAlcázar Espinoza.

- Gonzalo López de Romaña.

- Luis Cueva Baldovino.

- César Helfer Reynafarje.

Varias de estas personas se han presentado a las citaciones de la Fiscalía y han confirmado que nunca aportaron nada a la campaña de Keiko Fujimori. Otras arguyeron que les pidieron de favor usar sus identidades debido a la amistad con Giancarlo Bertini. También se ha registrado a personas que aseguraron que nunca autorizaron que se hicieran aportes a su nombre.

Fuentes relacionadas con la investigación fiscal señalaron a La República que en las declaraciones de Jorge Yoshiyama Sasaki, los días 12 de noviembre del 2018; 4 de noviembre, 10 y 13 de diciembre del 2019; quedó plenamente establecido que Jaime Yoshiyama Tanaka fue quien proporcionó el dinero a su sobrino Jorge Yoshiyama con el encargo expreso de que lo lavara mediante falsos aportantes y lo depositara en la cuenta de la campaña de Keiko Fujimori. Y que parte de los fondos que su tío le confió provenían de Odebrecht. Porque así se lo dijo el propio Jaime Yoshiyama.

Por haber formado parte de una organización criminal y haber lavado dinero de origen ilícito, la única ruta que le queda a Giancarlo Bertini Vivanco es contar la verdad y, de alguna manera, conseguir la reducción de 22 años y 8 meses de cárcel que la Fiscalía ha pedido para él.

Infografía - La República

Fiscal Pérez: “Bertini es parte de la cadena de blanqueo”

En declaraciones a La República, el fiscal José Domingo Pérez confirmó que Giancarlo Bertini Vivanco es un elemento fundamental para demostrar que el dinero que entregó Odebrecht fue lavado por los fujimoristas.

‘’Bertini fue parte de la cadena para el blanqueo de dinero que fueron captando. La cúpula que capta el dinero está integrada por Keiko Fujimori y un grupo de personas que la acompañan’', indicó.

Bertini es una suerte de eslabón entre los captadores de dinero (Keiko Fujimori, Jaime Yoshiyama) y los encargados de lavar el mismo (Jorge Yoshiyama sasaki y Giancarlo Bertini Vivanco).

Sustento. El fiscal José Domingo Pérez destacó la importancia de la rendición de Bertini. Foto: La República

El último eslabón de esta cadena lo componen todas las personas que fueron usadas como ‘’pitufos’', cuyos nombre fueron usados como falsos aportantes de la campaña de Keiko Fujimori.