LO ÚLTIMO - Congreso: aprueban citar al primer ministro Aníbal Torres
Se instalan comisiones para el periodo 2022-2033 del Congreso
Política

Valer: “Si no nos dan el voto de confianza, cumpliremos lo que dice el reglamento y nos iremos”

Jefe de la PCM adelantó que tratarán de buscar los consensos entre las bancadas para recibir la confianza del Parlamento. Señaló que aceptarán la decisión de los legisladores.

Jefe de la PCM asegura que viene dialogando con las fuerzas políticas del Congreso. Vídeo: LR
Política LR

El presidente del Consejo de Ministros, Héctor Valer, anunció – en el marco de fuertes cuestionamientos por la denuncia en su contra por violencia familiar – que buscará consensuar con las bancadas del Congreso de la República, para obtener el voto de confianza. De no lograr la votación requerida, cumplirá lo que el reglamento dispone y dejará el cargo para que se conforme un nuevo gabinete.

“Si a nosotros no nos dan el voto de confianza, nosotros cumpliremos lo que dice el Congreso de la República y nos iremos. Se restructurará el gabinete y habrán perdido lo que buscan los otros congresistas, la primera bala de plata del Congreso para que luego el presidente use su bala de oro que es la disolución del Congreso porque puede interponer una nueva moción de confianza. Estaríamos hablando de una situación muy grave para el país”, declaró en los exteriores de Palacio de Gobierno.

En esta línea, Héctor Valer insistió en que viene dialogando con algunas fuerzas políticas y algunos parlamentarios le habrían expresado que no están alineados con el rechazo expresados por sus bancadas hacia su designación en la PCM: “Estoy acá para concertar con los actores políticos, económicos y sociales. (…) La única forma de conducir tranquilamente el país es dejando de confrontar”, comentó.

Lazy loaded component

Denuncia contra Héctor Valer

Este miércoles se conoció que el primer ministro Héctor Valer registra denuncias por agresión física contra su difunta esposa y su hija, según consta en la Comisaría de San Borja.

La denunciante, en su momento, manifestó a los efectivos que su pareja Héctor Valer Pinto le propinó un puñete en el rostro y la empujó contra el piso, en el inmueble que alquilaba en el pasaje Heinrich Hertz, en San Borja.

La República se acercó a la comisaría del distrito y confirmó que la denuncia se registró el 21 de octubre del 2016. Ya en el domicilio, la propietaria indicó a este diario que alquiló su segundo nivel al actual primer ministro y a su pareja por un plazo de 10 años —2009 hasta el 2019— y que fue testigo de los constantes maltratos que ejercía Héctor Valer contra su esposa e hijos.

Asimismo, la hija del actual jefe del gabinete ministerial lo denunció por violencia física. Ella indicó que recibió golpes en diferentes partes del cuerpo, además de jalones de cabello.

Pronunciamientos en contra de la normalización de la violencia de género

Ante lo ocurrido, el Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán emitió un pronunciamiento en el que señaló enfáticamente que la violencia de género nunca es un asunto privado o “personal”, como han sugerido algunas figuras políticas en defensa del gabinete Valer. Por ello, instó al presidente Pedro Castillo a prevenir, atender y erradicar todas las formas de esta problemática.

Por otro lado, desde la organización feminista DEMUS exigieron un “cambio de fondo” en el actual gabinete. Señalaron que no se pueden permitir retrocesos en el rechazo a la violencia de género desde el Estado. En tanto, desde Manuela Ramos también emitieron un comunicado en el mismo sentido: “La violencia de género no es un tema personal, no es de carácter privado. Es un problema de salud pública que atenta contra nuestros derechos humanos básicos”.

Canales de ayuda

Si conoces a alguien que ha sido afectada o involucrada en hechos de violencia familiar o sexual, comunícate de manera gratuita a la Línea 100 del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, que cuenta con un equipo especializado en “brindar información, orientación y soporte emocional”.

Además, la Línea 100 tiene la facultad de derivar los casos de violencia familiar o sexual más graves a los Centros de Emergencia Mujer o al Servicio de Atención Urgente. Este servicio atiende las 24 horas, todos los días del año (incluye feriados).