- Fiscalía no encontró a Yenifer Paredes en Palacio
Política

Exministros del Interior cuestionan actitud de Pedro Castillo frente a crisis del Mininter

José Elice señaló que el constante cambio de ministros del Interior trae graves consecuencias al sector, mientras que Rubén Vargas afirma que la falta de decisión del presidente de respaldar al exministro Guillén generó la complicada situación de la cartera.

Exministros consideraron que el presidente Pedro Castillo debe elegir a un titular del Interior comprometido con la democracia. Foto: composición Fabrizio Oviedo/La República
Exministros consideraron que el presidente Pedro Castillo debe elegir a un titular del Interior comprometido con la democracia. Foto: composición Fabrizio Oviedo/La República
Andrea Abanto

En lo que va del gobierno del presidente Pedro Castillo, se ha tenido tres ministros del Interior. El primero, el actual titular de Defensa, Juan Carrasco, ha sido cuestionado desde el primer momento debido a presuntas irregularidades en su renuncia como fiscal antes de asumir el cargo en el Ejecutivo; el segundo fue Luis Barranzuela, criticado por haber sido abogado de Vladimir Cerrón y Perú Libre, además de no demostrar una postura firme ante la erradicación del cultivo de coca y el narcotráfico.

El tercero, fue el recientemente renunciante Avelino Guillén, quien abandonó la cartera del Interior de forma irrevocable tras no recibir el respaldo del jefe de Estado ante una decisión sobre los ascensos en la Policía Nacional del Perú, por una disputa con el excomandante general, Javier Gallardo.

Estos tres cambios de ministros en seis meses de gestión no son poca cosa para un país en donde la delincuencia ha aumentado: hace poco Lima fue declarada en emergencia debido a este flagelo. Además, la necesidad de erradicar la corrupción de la PNP y las demás entidades que forman parte de esta cartera genera preocupación en el panorama.

Afecta muchísimo este cambio de ministros, ya parece una tradición en el Ministerio del Interior la frecuencia de cambios que siempre hay. Le hace mucho daño a las instituciones que forman parte del sector, especialmente a la Policía Nacional del Perú, debido a la magnitud de las funciones que tiene que cumplir por mandato de la Constitución y de la ley, que tienen que ver con el orden público y la seguridad de las personas”, comentó a La República el ex ministro del Interior, José Elice.

Asimismo, consideró que la crisis actual en el sector es que se le ha quitado la confianza a la Policía, no solo de parte del Gobierno ,sino también de la gente en la propia institución, la cual catalogó de “sólida”.

“Pero también hay otra confianza que hay que trabajar y es la del policía en la propia Policía y esto creo que, con lo que acaba de ocurrir, se ha debilitado muchísimo”, acotó Elice.

En tanto, manifestó que la próxima persona que esté a cargo del Ministerio del Interior debe ser un “profesional de primer nivel”, que hayan sido policías o que hayan tenido cercanía con el entorno de la PNP.

“Sobre todo que sean personas honestas, transparentes, que entiendan los sentimientos de la policía como colectivo y también los sentimientos de quienes trabajan en los demás órganos del ministerio”, opinó el extitular del Mininter.

Castillo mostró falta de decisión y generó crisis

A su turno, el que también estuvo al frente de la cartera del Interior, Rubén Vargas, destacó que la complicada situación que se vive actualmente en el Mininter es a causa de la falta de decisión del presidente Pedro Castillo.

Esta última crisis fue generada por la insubordinación de un general y por la falta de decisión de zanjar esa actitud apoyando al ministro del Interior como corresponde. El responsable directo de que una insubordinación se convierta en una crisis y que esa crisis haya ocasionado la renuncia del ministro es el presidente de la República”, manifestó a este medio.

Vargas precisó que la crisis en la PNP se genera principalmente por la falta de decisión política del Gobierno para hacerle frente a la inseguridad, a la criminalidad organizada y a la corrupción, pues depende de ellos actuar con mano dura para eliminarlos.

En tanto, opinó que el nuevo titular del Ministerio del Interior debe ser alguien comprometido con la democracia del país, así como con el Estado de derecho y no “con una persona o partido político”, ya que esas serán sus credenciales para realizar un trabajo que permitan avanzar al sector.