¿Cuáles son las desventajas de que el pleno del JNE elija a su presidente?

Expertos en temas electorales indican que podría haber un trasfondo político en la comisión presidida por la fujimorista Patricia Juárez para coaccionar a los organismos autónomos.

Comisión de Constitución aprobó dictamen para que sea el propio pleno del Jurado Nacional de Elecciones quien elija a su presidente. Foto: composición Gerson Cardoso / La República
Comisión de Constitución aprobó dictamen para que sea el propio pleno del Jurado Nacional de Elecciones quien elija a su presidente. Foto: composición Gerson Cardoso / La República
Jair Zevallos

El último 6 de enero, la Comisión de Constitución del Congreso aprobó un dictamen de reforma constitucional cuya finalidad es modificar la forma de elección del presidente del Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

Luego de que la presidenta de este grupo de trabajo parlamentario, Patricia Juárez (Fuerza Popular), terminara de sustentar el predictamen sobre la forma de elección del representante de los abogados ante el JNE, el parlamentario Alejandro Muñante, de Renovación Popular, solicitó incluir un párrafo adicional.

Este texto incluía el proyecto de ley 509, que señala que la presidencia del JNE ya no sea asumida directamente por el representante del Poder Judicial, sino que sea elegido por los miembros del Pleno de este ente electoral.

Constitución. Dictamen aprobado en Comisión de Constitución, que preside Patricia Juárez, ahora pasará al Pleno del Congreso. Foto: difusión

A pesar de que Muñante únicamente argumentó que este nuevo párrafo iba en pos de la “democratización”, y pese a los reclamos de los parlamentarios Edgard Reymundo (Juntos por el Perú), Waldemar Cerrón y Guido Bellido, el dictamen fue aprobado con once votos. Los congresistas que apoyaron esta iniciativa fueron Patricia Juárez, Martha Moyano y Héctor Ventura, de Fuerza Popular; Alejandro Muñante y Alejandro Cavero, de Renovación Popular; José Elías, de Podemos Perú; José Jerí, de Somos Perú; y Wilson Soto, de Acción Popular.

PUEDES VER: Congreso: comisión de Patricia Juárez aprueba reforma de manera sorpresiva

JNE cuestionó propuesta aprobada por Comisión de Constitución

Días después, el último 12 de enero, el pleno del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) cuestionó la aprobación del texto sustitutorio que pretende modificar la elección del presidente del ente electoral. El organismo constitucional autónomo argumentó que la propuesta, admitida por la Comisión de Constitución del Congreso, no es viable, ya que no se considera la naturaleza jurisdiccional de la institución.

El pleno del JNE explicó que su máximo representante debe ser un profesional con competencias para la administración de justicia. Por tanto, expresó que su asignación debe provenir de la Corte Suprema de Justicia de la República, como se realiza actualmente.

El Jurado Nacional de Elecciones está encabezado por un Pleno de cinco miembros elegidos por diferentes instancias. Foto: composición de Jazmín Ceras / La República

“Mediante un acuerdo de pleno, del 6 de enero último, se menciona que tal propuesta no considera (...) la importancia de que la representación esté a cargo de un profesional con las experiencias y especialización en la administración de justicia, como lo es el representante de la Corte Suprema de Justicia de la República, cuyo desempeño laboral forma parte del más alto nivel de la carrera judicial”, detalló el JNE en un comunicado.

Ante ello, agregó que, de aprobarse, podría existir riesgo de politización e interferencia. Por consiguiente, significaría “una afección al funcionamiento y a la institucionalidad del Jurado Nacional de Elecciones”.

PUEDES VER: JNE cuestiona propuesta aprobada por Comisión de Constitución que modifica elección de su presidente

¿Qué efectos tendría la propuesta de la Comisión de Constitución para que el pleno del JNE elija a su presidente?

De acuerdo con Julio César Silva, experto en temas electorales, quien debería asumir la presidencia del Jurado Nacional de Elecciones no tendría que ser necesariamente enviado del Poder Judicial, sino principalmente ser un especialista en la materia.

“En principio, lo que ha señalado el JNE en su comunicado es que quien asume como presidente debe ser alguien que tiene experiencia jurisdiccional. Pero quien debería asumir en realidad no necesariamente tendría que ser quien viene del Poder Judicial. La conformación del jurado debería repensarse. Podría ser la Junta Nacional de Justicia la que haga la selección para que se incorporen especialistas que tienen conocimiento en material de temas electorales. En todo caso, si se quiere hacer una recomposición, debería ser completa”, explicó Silva en conversación con La República.

En ese mismo sentido, manifestó estar en desacuerdo con el comunicado emitido por el JNE, donde se menciona que dicha iniciativa significa una “afectación a la institucionalidad” y le dio prioridad a que las decisiones se tomen de acuerdo al ordenamiento constitucional.

“El JNE es un organismo constitucional y dentro de nuestro sistema necesita tener autonomía, pues garantiza que las elecciones sean limpias y transparentes. En el comunicado (del JNE) no se explica de qué manera se afectaría la institucionalidad. El hecho de que el presidente sea juez no te garantiza que conozca o que tenga experiencia en temas electorales. No estoy tan de acuerdo en el hecho de que termine afectando la institucionalidad. Depende en realidad de que tomen decisiones de acuerdo a ley”, aseveró.

Por su parte, el experto en derecho electoral Jorge Jáuregui manifestó que es una mala señal que la Comisión de Constitución se preocupe por temas que consideró intrascendentes.

“En principio, creo que el hecho de que la Comisión de Constitución esté usando los recursos públicos (con pagos de asesores, con el pago de sus propios sueldos) para deliberar sobre un tema tan intrascendente ya es una mala señal. La reforma política es uno de los temas más importantes en agenda política. Pero cuando hablamos de reforma es un cambio en la forma en que elegimos a los parlamentarios”, dijo a La República.

Asimismo, indicó que es preocupante que algunas bancadas preocupadas por deslegitimar al JNE y la ONPE en la segunda vuelta de las Elecciones Generales 2021 se aboquen ahora a promover cambios en las bases de los organismos autónomos sin haber cuestionamientos de por medio.

“En los últimos años, el Parlamento funciona muy mal. Eso hay que decirlo. Que estén preocupados por ello es una mala señal. Sin embargo, es cierto que varias bancadas, sobre todo Fuerza Popular, han sido bancadas de partidos que se han esforzado por deslegitimar al JNE y la ONPE. La propuesta de la Comisión de Constitución no soluciona los problemas reales. Es intrascendente y no tiene sentido. Es evidente que el presidente del JNE actual ejerció un liderazgo para proteger el régimen democrático. Y ahora hay un esfuerzo por coactar a este organismo autónomo y generar un cambio en el orden que no ha sido cuestionado hasta este instante”, puntualizó.

¿Cuáles son los inconvenientes de que la Comisión de Constitución haya aprobado que el JNE elija a su representante?

Jáuregui mencionó que los inconvenientes están en el campo político, ya que la intervención de la Comisión de Constitución del Congreso, presidida por la fujimorista Patricia Juárez, respondería a la búsqueda de una coacción y a demostrar que el Parlamento tiene mayor peso que los organismos autónomos.

“En un país con una democracia débil, los organismos electorales son el baluarte del régimen democrático. No peco de suspicaz cuando veo relación entre las bancadas, sobre todo Fuerza Popular, y este esfuerzo por pretender decirle al JNE: ´Nosotros tenemos más fuerza´. Si no hubiésemos visto la situación del 2021, del supuesto fraude que nunca se comprobó, no habría problema. Además, el Parlamento no es un órgano técnico, sino un cuerpo político. Habría que preguntarse cuál es el objetivo político. Yo creo que es una búsqueda de coacción”, afirmó.

En contrapartida, Silva dijo no ver mayor inconveniente, pues no consideraba que se estuviese afectando a la institucionalidad, a menos que el Congreso se involucre directamente en la elección del presidente del JNE.

Si fuese el Congreso quien va a elegir al presidente del JNE, entonces sí se podría pensar que se está afectando la institucionalidad, porque no se puede ser juez y parte. Pero si se va a mantener la forma de elección, como se hace en la JNJ, no veo mayor inconveniente”, finalizó.