PARO DE TRANSPORTISTAS - ¿Qué se sabe de la movilización programada para este lunes 27 de junio?

Una condena afectará la libertad de información

Audiencia. Juez leerá la sentencia el lunes 10 de enero a partir de las 9.30 de la mañana. Su veredicto puede generar un precedente nefasto para el periodismo.

Periodista. Christopher Acosta y su abogado Roberto Pereira confían en un veredicto que reconozca la labor periodística. Foto: difusión
Periodista. Christopher Acosta y su abogado Roberto Pereira confían en un veredicto que reconozca la labor periodística. Foto: difusión
César Romero

Hay preocupación, pero optimismo. La decisión del juez Raúl Rodolfo Jesús Vega, del 30° Juzgado Penal Liquidador de la Corte de Justicia de Lima, al citar a audiencia en la querella promovida por el líder de Alianza para el Progreso (APP), César Acuña, contra el periodista Christopher Acosta y el editor Jerónimo Pimentel por el libro Plata como Cancha, ha generado alarma en el periodismo peruano.

Preocupa, pues de acuerdo con el Código Procesal Penal, en casos de querella solo se realiza audiencia cuando se va a dictar un veredicto condenatorio. Aunque sí hay jueces que citan para absolver. Es poco frecuente, pero puede darse, y este podría ser una buena oportunidad para mejorar la imagen de la magistratura.

Hay la percepción, entre los periodistas, de que más que proteger su honor, el demandante busca utilizar el sistema judicial para que lo investiguen.

PUEDES VER: Pereira: “La intención de Acuña es generar un efecto de autocensura sobre su vida pasada”

“La intención (de la demanda) es generar un efecto de censura y autocensura contra el periodismo”, advierte el abogado de Acosta, Roberto Pereira. Aún más, pues el demandante pretende una abusiva reparación civil de cien millones de soles.

Libertad de información

Una sentencia condenatoria generará un precedente para todo aquel que investigue el poder político y empresarial. “Puede generar un problema no solo con el periodista Christopher Acosta, sino en general con los medios de comunicación, porque a partir de ese momento cualquier medio que recurra a una fuente que impute a un personaje público algo, ese personaje público le va a exigir al medio que pruebe lo que la fuente ha dicho”, refiere Pereira.

César Acuña querelló a Christopher Acosta y a Jerónimo Pimentel, gerente editorial de Penguin Random House, por el libro Plata como cancha que recoge diversos momentos públicos de la vida de Acuña. El líder político considera que esos hechos son falsos, pese a lo cual -dice- se le atribuyen determinadas conductas, lo que afectaría su honor.

PUEDES VER: Acuña a Castillo: “Aparte de las políticas económicas, es importante dejar de lado propuestas populistas”

Por ejemplo, Acuña considera difamatorio que el libro recuerde que Matilde Pinchi Pinchi declaró ante el Congreso que lo vieron llegar al SIN para pedir un favor a Vladimiro Montesinos. Una declaración que aparece consignada en los informes de las comisiones investigadoras del Congreso.

Lo misma pasa con otros eventos reportados por la prensa, que el periodista recoge para describir las peripecias en la vida de César Acuña. Sin embargo, su defensa pretende que el periodista pruebe cada uno de esos eventos.

Roberto Pereira señala que han demostrado al juez que el contenido del libro proviene de documentos públicos en poder de la Fiscalía, el Poder Judicial y el Congreso. Acuña nunca ha reclamado a las fuentes originales.

Tampoco hay dolo en la publicación del libro, añade el abogado, pues lo que se ha hecho es un reporte fiel de las historias que ya circulaban en la opinión pública.

PUEDES VER: Cesar Acuña: “El Perú inicia el 2022 en una situación de crisis”

Por eso mismo, una sentencia condenatoria generaría un precedente peligroso para la libertad de prensa en el país.

Publicidad

El viernes último, el juez Jesús Vega accedió a que la audiencia de lectura de sentencia sea pública y se trasmita por Justicia TV. Un pedido que habían hechos casi todos los medios de comunicación del país.

La amplia difusión de la audiencia permitirá que todos los periodistas y la ciudadanía en general conozcan el detalle de los hechos, los argumentos de las partes y las conclusiones del magistrado.

Sea cual fuere el veredicto, eso mostrará transparencia. Las partes que no queden conformen podrán apelar para que la sentencia sea revisada por una Sala Superior de la Corte de Justicia de Lima.

PUEDES VER: César Acuña: “Si postulo, está papayita el triunfo”

Confiamos en la justicia y en nuestro trabajo

”Soy optimista. Pese a que la opinión de los especialistas es que habrá una sentencia condenatoria, quisiera pensar que el juez ha evaluado los hechos con calma y serenidad y reconocerá que el libro es un trabajo de investigación periodística”, señala el periodista Christopher Acosta.

Añadió: “Al margen de lo que decida el juez voy a seguir investigando al señor Acuña, a los políticos. La sentencia no será un obstáculo para hacer mi trabajo, y si hay que apelar, apelaremos”.