Política

Bancada Perú Democrático podría aliarse al Gobierno para evitar vacancia, según expertos

Pese a que anunciaron que promoverán una nueva Constitución, especialistas comentaron a La República que la nueva bancada tiene una agenda pragmática más que programática.

Perú Democrático está conformado por Kamiche, Zeballos, Bermejo, Echevarría y Valer. Foto: Facebook/Guillermo Bermejo
Perú Democrático está conformado por Kamiche, Zeballos, Bermejo, Echevarría y Valer. Foto: Facebook/Guillermo Bermejo
Mayu Herencia

El viernes 7 de enero, cinco congresistas anunciaron la conformación de Perú Democrático, la nueva bancada que se sumaría a las nueve que existen en el Parlamento. Esta ha sido fundada por tres exintegrantes de Perú Libre (PL), uno de Somos Perú (SP) y otro de Acción Popular (AP). Sin embargo, aunque parezcan ideológicamente diferentes, en verdad, lo que los une es un objetivo en común: promover una nueva Carta Magna.

A pesar de que uno de sus miembros, Carlos Zeballos (ex miembro de AP), se pronunció en contra de esta iniciativa en el pasado, el nuevo grupo muestra unidad. El documento, que formaliza a Perú Democrático y que lleva las firmas de Guillermo Bermejo, Hamlet Echevarría, Luis Kamiche, Héctor Valer y del mencionado legislador, ya fue enviado a Oficialía Mayor del Congreso. La pregunta que surge al respecto es: ¿perdurará en el tiempo?

La politóloga María Paula Távara comentó que por el contexto político, en el que nada es sostenible, es difícil considerar si esta iniciativa perdurará los cuatro años y medio correspondientes. No obstante, desde su punto de vista, opinó que dependerá de su programa político, al cual observa de naturaleza pragmática.

Si bien los vincula el objetivo de promover una nueva Constitución; para la especialista, esta idea no prosperará, al estar la bancada compuesta solo por cinco congresistas. En ese sentido, consideró que la conformación de esta agrupación parlamentaria los ayudará a mantenerse en las comisiones ordinarias, trabajar en conjunto y otros asuntos que difícilmente un legislador no agrupado pueda contar.

“Recordemos que Guillermo Bermejo ha dicho que la nueva constitución no iba a nacer desde el Parlamento. Y eso lo decía cuando pertenecía a una bancada de 36 miembros. Con más razón, esa expresión que los une es simbólica, pero puede estar bien pensada desde lo pragmático”, mencionó la politóloga en diálogo con La República.

Del mismo modo, analiza el politólogo y docente de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya Alonso Cárdenas. Para el especialista, Perú Democrático sería la suma de voluntades más que un programa político en conjunto, ya que es integrada por exmiembros de bancadas diferentes entre sí. En tal sentido, opinó que un partido político, como su agrupación parlamentaria, se define por su militancia e ideología, cuestiones que no encuentra en el nuevo grupo.

A pesar de ello, el analista político destacó que la nueva bancada tiene la posibilidad de crecer atrayendo a congresistas de otras bancadas que se sienten disconformes y que quieren impulsar un proceso constituyente, así como también fortalecer alianzas con agrupaciones parlamentarias afines. Al respecto, indicó que PL y Juntos por el Perú podrían ser aliados estratégicos importantes.

“Entonces, no debería haber discrepancia tampoco con Perú Libre en temas programáticos, pero como en el país los partidos políticos están tan desprestigiados e informales, priman los apetitos personales y las cuotas de poder antes que el interés programático”, dijo a La República.

Por último, un asunto que ambos politólogos esperan conocer es cómo será la relación de Perú Democrático con el presidente Pedro Castillo. Tanto Távara como Cárdenas mencionaron que dependerá del diálogo que establezcan las dos partes.

El presidente es consciente de que no quiere que intenten vacarlo nuevamente. Cada voto cuenta. Entonces, ¿cómo se va a acerca el presidente para asegurar estos votos y para que no lo vaquen? Eso lo veremos”, puntualizó el analista político.