LO ÚLTIMO - Violador de menor de Chiclayo fue encontrado sin vida en penal de Challapalca EN VIVO - Tiroteo en Texas: mueren 14 niños, un profesor y el agresor en escuela primaria

Las rupturas en la izquierda peruana no tienen cuándo acabar

División. Patria Roja formalizó su adiós de Juntos por el Perú, frente que llevó de candidata a Verónika Mendoza. Acusan al presidente de JP, Roberto Sánchez, de “desleal” y “antidemocrático”.

Antes juntos. El subsecretario general de Patria Roja, Arturo Ayala, en una presentación de candidaturas. Al extremo izquierdo, Roberto Sánchez, de JP. Foto: La República
Antes juntos. El subsecretario general de Patria Roja, Arturo Ayala, en una presentación de candidaturas. Al extremo izquierdo, Roberto Sánchez, de JP. Foto: La República
Carlos Páucar

Cuando parecía que este 2021 sería motivo de orgullo para la izquierda peruana por su victoria en las elecciones generales, lo que hay al acabar el año es incertidumbre. ¿Cuál es la razón? Pues regresó nuevamente lo que es ya un clásico en este sector político: la división entre organizaciones políticas.

Esta semana, el partido Patria Roja (PR) anunció su separación de Juntos por el Perú (JP), bloque que tuvo como candidata presidencial a Verónika Mendoza, con un comunicado con duras acusaciones al presidente de JP y actual titular del Mincetur, Roberto Sánchez.

En su comunicado, los de PR acusan a Sánchez de “un manejo totalmente antidemocrático y profundamente desleal” y de “haberse apresurado en aliarse con el nuevo gobierno”.

PUEDES VER: Pedro Castillo no define aún cambios en el gabinete

Consultado Sánchez, dijo que ese alejamiento se veía venir. “PR ya venía anunciando su apartamiento, y ahora lo hacen publicando un comunicado lleno de adjetivos, insultos en contra mía y de personas a quienes denomina ‘mi entorno’. Lamentamos profundamente la virulencia del comunicado, inexplicable en una organización que se precia ser de izquierda”.

Agregó que “no respondemos insultos con insultos. Creo que su desafío (el de PR) es democratizar el Sutep y a la Derrama Magisterial”.

El secretario general de PR, Manuel Guerra, rechaza que la división sea por el conflicto entre los gremios magisteriales, el Sutep y la Fenate. Asegura que no es por el respaldo que miembros de JP dieron a las posiciones del presidente Castillo y al exministro Carlos Gallardo, quien, en su último discurso como funcionario vapuleó al Sutep llamándolo “isla mercenaria”, “siglas que antes nos enorgullecían y ahora nos avergüenzan” y llamó a PR “pseudoorganización de izquierda”.

PUEDES VER: Norah Córdova: ¿qué sanciones podrían recaer sobre la fiscal?

“No, el tema del Sutep y la Derrama jamás fue un problema al interior de JP -afirma Guerra-. Es cierto que tenemos un serio conflicto en el caso del Sutep con la Fenate, que tiene vinculación con Sendero, pero en JP jamás estuvo ese problema”.

Patria Roja asegura que el ministro de Turismo, Roberto Sánchez, tuvo un comportamiento desleal con la agrupación. Foto: Mincetur

“Era intransigente”

Guerra recuerda que todo empezó en las elecciones generales 2021. “Hubo un serio problema al conformar la plancha presidencial porque Sánchez quería ser parte de ella. Y Verónika Mendoza y Nuevo Perú no aceptaron, querían libertad de elegir. Fue un impase que estuvo a punto de hacer fracasar el proceso unitario. Sánchez estuvo intransigente, decía ‘si no me ponen en la plancha, se rompe el bloque’. Le pedimos que sea flexible y lo tomó como que no lo respaldamos. Y cuando se decide la lista al Parlamento, asume una posición bastante desleal, autoritaria, deja de convocar al Comité Ejecutivo Nacional de JP y empieza a armar las listas por su cuenta. Maltrató a PR y al conjunto de partidos que formaban el bloque”.

Sí le asignaron el número 3 de la lista a Arturo Ayala de PR, pero, según Guerra, a Nilver López, que debía ser el uno en la lista al Parlamento Andino, “lo mandan a la cola y nos dejan sin candidaturas en Cusco, Puno y varios lugares, un maltrato terrible, no conversaban, no llamaban a reunión, cerraron teléfonos y a los días nos enteramos de las listas por la prensa”.

PUEDES VER: Cristóbal Aljovín: “Hay una política de suma-cero; si yo gano, tú pierdes: se ha perdido el centro”

“Acciones democráticas”

Roberto Sánchez, sindicado por los dirigentes de PR como el que hace y deshace en el frente que llevó como candidata presidencial a Verónika Mendoza, niega las acusaciones. “No es cierto. En JP siempre hemos tenido un comportamiento democrático, abierto, sin vetos. Los candidatos parlamentarios de JP fueron elegidos en forma democrática, en Lima y en las regiones, todas las organizaciones se tomaron en cuenta”.

Los altos dirigentes de Patria Roja afirman que de JP solo queda un grupo proveniente del Partido Humanista, que todo lo deciden Sánchez y Raúl del Castillo y no llaman al CEN.

“Era un frente donde estaba el Partido Humanista, el PCP, el MAS, PR, hoy ya no hay ninguno de estos componentes, ni siquiera el humanismo como tal, porque el sector de Yehude Simon reclama que ellos son. Y al lado, el aliado de JP, Nuevo Perú no logra su inscripción”.

PUEDES VER: Elecciones 2022: en el norte, 34 movimientos están aptos para competir

Para los analistas, la elección de candidatos para los comicios regionales y municipalidades del 2022, donde se está dejando de lado a PR, llevó al anuncio de la separación. Lo cierto, aunque lo nieguen en PR, el principal factor parecen ser las críticas al Sutep. El poderoso gremio podría ser una piedra en el zapato para el Gobierno en el 2022.

Otra división en la izquierda peruana. Una huella más en su largo historial de separaciones.

Unidad

Paolo Sosa, politólogo

La salida de PR de la coalición JP no sorprende. Históricamente, las izquierdas buscan coaligarse para ganar elecciones y luego se separan por diferencias ideológicas e intereses particulares.

PUEDES VER: Elecciones 2022: en el sur, 48 movimientos regionales ya están listos para competir

En este caso, la diferencia es la contraposición de intereses entre el Sutep de PR y el Fenate “oficialista”. Al defender al ministro Gallardo, JP dejó por fuera los intereses de PR.

La pérdida es importante, en una constelación de colectivos precarios, PR es de las pocas fuerzas relativamente organizadas. Pero la historia dice que tarde o temprano los caminos de estas agrupaciones se volverán a juntar para conseguir la ansiada unidad.

Estas rupturas no son particulares. Perú es el reino de la desarticulación y las derechas también se separan como en la última elección. Quizás la única diferencia es el fetiche unitario de la cultura política izquierdista.

PUEDES VER: Cortez tras anuncio de Juárez: “Como obrera de limpieza siempre me han intentado amedrentar”

Si algo enseñan las izquierdas (y derechas) electoralmente exitosas, es que la unidad es un objetivo secundario, lo importante es construir plataformas hegemónicas tras las cuales se alineen las demás.

Quiebres

Otras fracturas en la izquierda en 2021. 1) División del Frente Amplio de Marco Arana con un grueso sector de militantes y comités regionales. 2) Socios de Perú Libre se distanciaron del presidente Castillo acusándolo de aliarse con los “caviares”. 3) Renuncian a la bancada de PL Guillermo Bermejo, Betssy Chávez y Hamlet Echeverría luego de denunciar un ‘blindaje’ de sus colegas a la presidenta del Congreso.