Vacunación - COVID-19: estos son los centros de vacunación para niños de 5 a 11 años

Cardenal Pedro Barreto: “Debemos agotar el apoyo a aquel que fue elegido en un ejercicio democrático”

El arzobispo de Huancayo lamentó que ambos candidatos presidenciales hayan incumplido el compromiso firmado en la proclama ciudadana. “Debemos recuperar la esencia de la democracia, que es la verdad, la justicia, la solidaridad y la búsqueda de la paz”, afirma.

Diálogo. El cardenal Pedro Barreto recalca que este mecanismo debe tener la verdad como base. Foto: La República
Diálogo. El cardenal Pedro Barreto recalca que este mecanismo debe tener la verdad como base. Foto: La República
María Elena Castillo

Acaba de presentarse una moción de vacancia contra el presidente Castillo. ¿Cuatro meses de asumido el cargo son suficientes para hacerlo?

Debemos agotar el apoyo a aquel que fue elegido en un ejercicio democrático porque lo que está en juego es el sistema democrático del país. A cuatro meses de haber sido elegido, no necesariamente deben evaluarse los errores, que ciertamente ha habido, sobre todo en la elección de algunos miembros de su gabinete ministerial. Podría decirse que hay razones para plantear esta vacancia, y me imagino que, de manera muy sensata, el presidente Castillo reconocerá que ha tenido esas limitaciones que han provocado incertidumbre e inestabilidad. Aquí no se trata de apoyar a la persona o a un partido, sino la vigencia de la democracia que debemos fortalecer en el país.

Dos candidatos firmaron la proclama ciudadana comprometiéndose a fortalecer la democracia. Al respaldar la vacancia, ¿Keiko Fujimori está desconociendo ese compromiso asumido en campaña?

Sí. En realidad, hay que lamentar que ambos candidatos presidenciales que juraron este mínimo democrático, en estos meses, tanto de un lado como del otro, han incumplido este compromiso. No necesariamente solo los que han hecho el juramento democrático sino todo ciudadano y ciudadana que cree en la democracia tiene que apoyar este sistema, que desde su fragilidad nos exige a todos reafirmarla. Puede y debe haber una crítica constructiva, no destructiva que muchas veces solo paraliza al país, pues esta incertidumbre política afecta en todo nivel, pero especialmente a los más pobres.

PUEDES VER: Apoyo de la facción cerronista a la vacancia llevaría a la ruptura definitiva de Perú Libre

Pero no hubo mucho apoyo, sino todo lo contrario...

Hay que comprender que salíamos de un proceso político crispado, polarizado, y lógicamente no podía cambiar la situación de un día para otro. Pero en este momento debemos asumir esta gran responsabilidad, y todo ciudadano y ciudadana, creyentes y no creyentes, tenemos que realizar el ejercicio de la mejor política, como dice el papa Francisco, buscando el bien común, y no propiciar solamente la política para privilegiar intereses subalternos, ideológicos, económicos o de cualquier otro tipo.

Que terminan afectando a los más pobres e indefensos...

Por supuesto. Los más pobres siempre son los más afectados. La pandemia ha generado un crecimiento muy importante de la pobreza extrema. Se calcula más de 7 millones de peruanos y peruanas que viven en pobreza, y extrema en muchos casos. Esto nos hace tomar conciencia que desde esta visión de la realidad debemos sentirnos llamados a trabajar por la unidad, privilegiando especialmente a los más afectados por el problema sanitario y por las consecuencias de esta incertidumbre política.

Keiko Fujimori y Pedro Castillo firmaron la proclama ciudadana antes de la segunda vuelta este 2021. Foto: La República

PUEDES VER: Pedro Castillo a bancadas que apoyan vacancia: “A mí nadie me pagó la campaña”

Ambos lados dicen que representan a la mayoría de la población, pero la gente quiere más trabajo, salud y educación, y no enfrentamientos...

Por supuesto, y aquí tenemos que ser muy conscientes y debemos hablar de nosotros los peruanos y peruanas. Pasar del enfrentamiento a la amistad mediante el diálogo honesto y respetuoso. Cuando hablamos de “los otros”, de aquellos que piensan distinto, debemos pasar a hablar de “nosotros” y pensar en la comunidad peruana. Abrigo la esperanza de que definitivamente pasemos a un nivel cualitativo de respeto y diálogo para deponer lo que nos separa y buscar lo que nos une, que es mucho más.

¿La vacancia presidencial asegurará una salida justa y democrática para el bien común de nuestra sociedad?

Esta es la pregunta de fondo. ¿Una vacancia presidencial asegurará una salida justa y democrática para el bien común de nuestra patria? Porque si nos quedamos solo en la vacancia presidencial y no pensamos en sus consecuencias, en qué va a pasar después, es perjudicial para el país. En los últimos años hemos tenido cuatro presidentes, y si se vaca ahora, serían cinco presidentes, y esto no hace bien a la democracia. La realidad del país nos obliga a hacer un examen de nuestras motivaciones que están detrás, no solamente de la vacancia presidencial, sino de las críticas que podamos hacer.

PUEDES VER: Dina Boluarte sobre presentación de vacancia: “Esto es un golpe de Estado”

¿Aún estamos a tiempo para salir de esta crisis pensando en el país y dejando de lado los intereses políticos?

Sí. Estoy convencido. Todavía estamos a tiempo, siempre y cuando nos pongamos de acuerdo. El gran desafío es ponernos de acuerdo en qué queremos de nuestro país, de la democracia. Sin duda alguna, la vacancia presidencial es constitucional, pero se puede hacer un mal uso, como en los últimos tiempos ha pasado, pues la vacancia presidencial ha puesto en riesgo la democracia y la paz social. Tenemos que buscar una salida justa, y por eso debemos reforzar este sistema democrático para buscar el bien común del país, dejando de lado la mentira y los insultos que tanto daño nos han hecho a todos, especialmente a los más pobres.

El Congreso admitió la presentación de la vacancia presidencial presentada por Patricia Chirinos contra Pedro Castillo. Foto: composición de Fabrizio Oviedo / La República

¿A través del diálogo?

Tenemos que sentir la urgencia del diálogo, que no se impone sino se propone una salida justa y fraternal. Pero el diálogo no es para convencer al otro de mi verdad. El diálogo nos enaltece, siempre y cuando hablemos con la verdad y que estemos dispuestos a buscar juntos lo mejor para el país y no para mi grupo o pensando en intereses subalternos.

Con sus actos podremos ver a qué políticos realmente les interesa el país o solo ofrecen y firman todo en campaña...

Así es. Debemos poner la verdad como base de todo diálogo. El problema del país es ético. Debemos recuperar la esencia de la democracia, que es la verdad, la justicia, la solidaridad y la búsqueda de la paz, privilegiando especialmente a los más vulnerables de nuestra sociedad.