LR DATA - Solo hay un resonador magnético operativo por cada 10.000 pacientes con cáncer
Política

Jorge Nieto: “Ni la oposición ni la demanda social: quien ha generado las crisis es el propio Gobierno”

Entrevista al exministro de Defensa, quien, además de criticar los cien días del Gobierno de Pedro Castillo, sostiene que el Legislativo tampoco ejerce su control político a cabalidad. “¿Dónde está la agenda parlamentaria del Congreso?”, cuestiona.

En debe. Para Jorge Nieto, tanto Ejecutivo como Legislativo no ofrecen buenos resultados. Foto: difusión
En debe. Para Jorge Nieto, tanto Ejecutivo como Legislativo no ofrecen buenos resultados. Foto: difusión
Enrique  Patriau

El exministro de Defensa Jorge Nieto Montesinos, responde sobre los cuestionamientos contra el Gobierno por las interferencias en los ascensos militares. Dice no creer que se configure un escenario de vacancia presidencial. Señala, también, que el saldo de los primeros cien días del Ejecutivo y Legislativo no es el mejor.

¿Se estaría configurando una posible infracción constitucional del presidente Castillo por la denuncia sobre los ascensos militares?

No, no lo veo así, para nada. Hay un responsable político que es el ministro de Defensa, otro que es el secretario general de Palacio de Gobierno y ambos deben irse. Esa es la manera correcta de cerrar esta crisis. Adicionalmente, pasaría al retiro a los coroneles Bocanegra y Sánchez.

A quienes se buscaba beneficiar.

Es evidente que han buscado el apoyo del Ejecutivo. Están registradas sus visitas a Palacio.

En los días en que los que se discutían los ascensos, por cierto. Ahora, dice que no ve infracción constitucional, pero el general Vizcarra incluye a Castillo en las presiones.

Puede verse e investigar, pero para que esto se materialice en sanciones hay que esperar a que el presidente Castillo deje de serlo, como la Constitución manda. Hay un sector de la opinión pública peruana, del Congreso, de la política en general que gritó con gran entusiasmo “fraude” sin presentar hasta el día de hoy una sola prueba y que luego empezó a gritar “vacancia”. Se cae un niño en el parque, se daña la rodilla, y gritan vacancia. No. Hay que colocar las cosas en su justo nivel. Para eso está el ministro de Defensa, para asumir la responsabilidad política de los actos del presidente. Que se hagan investigaciones adicionales, pero tendrán efectos cuando deban tenerlos, constitucionalmente.

¿No ve posible que esto lo aproveche el Congreso para impulsar una vacancia?

Es muy frágil. No hay materia, no veo que esto esté alterando las relaciones de fuerza. El Congreso, además, no está cumpliendo a cabalidad su función de control político. Tiene este tema, pero también lo del sector Transporte, con un ministro que capitula ante gremios que son provocadores de una situación de inseguridad grande. Está lo de la educación pública, con niños que llevan más de 600 días sin escuela con afectación en su aprendizaje y salud mental. El Congreso debería encausar las políticas públicas más adecuadas. El resultado de una democracia es la suma del Gobierno y su oposición parlamentaria, y los resultados que vemos, hasta ahora, no son precisamente los mejores.

¿De ambos? Se ha hablado mucho de los 100 primeros días de Castillo. No se hace lo propio con los 100 días del Congreso.

Son más de 100 días de ejercicio de la función legislativa, ¿y dónde está la agenda parlamentaria del Congreso? Yo veo mucho salto, mucho brinco, mucha exaltación, pero, en concreto, ¿dónde está la agenda legislativa del Congreso? ¿Cuáles son las áreas que quieren impulsar para lograr avances en el desarrollo del país?

Nieto explica que una democracia es la suma del Gobierno y su oposición parlamentaria. "Los resultados que vemos, hasta ahora, no son precisamente los mejores", sostiene. Foto: difusión

La sensación es que el Congreso se encuentra más preocupado en garantizar su propia supervivencia.

Han elaborado un cuento, una fábula con una formulación muy simple: tenemos dos balas de plata y debemos saber usarlas. Pero cuando escucho eso, solo escucho “plata”, no “balas”.

¿Y qué le parecen los primeros 100 días del Gobierno?

Me parecen bastante pobres. Dos gabinetes, varias crisis de ministros renunciantes, ausencia en casi todos los frentes con políticas públicas claras. Si no fuera porque en Salud se avanza con la campaña de vacunación y está haciendo esfuerzos por el control de la pandemia, si no fuera porque al menos discursivamente Economía está intentado generar algunas condiciones para la inversión pública y privada, el Gobierno estaría, francamente, en déficit.

Pedro Castillo asumió la Presidencia el 28 de julio del 2021 tras ser proclamado ganador de las últimas Elecciones Generales. Foto: Presidencia

¿Se justifica esta sensación de crisis permanente?

Posiblemente se sube el volumen de las circunstancias de crisis, pero están ahí, y no las ha impulsado la oposición, ni la sociedad. Hubo un momento en el que parecía que la demanda social empezaba a elevar su tono de voz, pero rápidamente la primera ministra, Mirtha Vásquez, tuvo capacidad de acción, con actuaciones discretas y puntuales. Pero ni la oposición ni la demanda social: quien ha generado las crisis es el propio Gobierno con malas decisiones, malos nombramientos. La jefa de Sutran es alguien que tiene denuncias por robos en supermercados. Uno dice: “Ya, pues, un poquito más de exigencia, ¿no? Un poquito más de control”. El asunto acá es que el régimen no está teniendo ni la cautela ni el cuidado necesarios.

Con un presidente que habla muy poco, ¿cierto?

Si a eso se le agrega la ausencia política de Castillo... el presidente ha estado ausente en todas las crisis. Y en más de cien días no ha ofrecido, hasta ahora, una sola conferencia de prensa. En democracia, las sociedades y el sistema político necesitan la voz conductora del presidente, y esa no se suple con tres mítines.

¿Mirtha Vásquez puede ayudar a que el Gobierno muestre una mejor cara?

Por lo menos está haciendo esfuerzos por conducirlo hacia dónde debe ir, hacia un espacio de centro-izquierda. Claramente la votación de la segunda vuelta expresó eso y eso no se resuelve con un Gobierno solo de izquierda, en su personal y en su actitud. Y ese es, finalmente, uno de los dramas del Ejecutivo: que no ha leído bien el resultado electoral. El segundo drama es que no se da cuenta de la necesidad de la profesionalización de los cargos públicos en el Estado. Necesitamos un Estado competente. No solo uno en el que estén mis seguidores o mis amigos.

¿Este Gobierno durará cinco años?

Si todos tenemos un comportamiento democrático y el Gobierno no comete suicidio, debería durar cinco años.