- Yenifer Paredes dio positivo a COVID-19, según su abogado
- Benji Espinoza se retracta y sigue siendo el abogado de Pedro Castillo
Política

¿Cómo afectan al gabinete las declaraciones que dio Pedro Castillo sobre la oposición?

Un día después de que el equipo ministerial de Mirtha Vásquez obtuviera el voto de confianza del Parlamento, el jefe de Estado, Pedro Castillo, se pronunció a la oposición congresal durante un evento público, en el cual señaló que no le “preocupan aquellos que todavía no conciben haber sido derrotados”.

Foto: Presidente Pedro Castillo vuelve a confrontar al Congreso con sus declaraciones en un evento público. Foto: composición LR / Gerson Cardoso
Foto: Presidente Pedro Castillo vuelve a confrontar al Congreso con sus declaraciones en un evento público. Foto: composición LR / Gerson Cardoso
Miguel Ángel Candia

En el Ejecutivo parecen convivir dos tipos de mensajes, uno más confrontacional proveniente del mismo dignatario de la República, Pedro Castillo, y otro más mesurado y conciliador de la jefa del Consejo de Ministros, Mirtha Vásquez. Declaraciones públicas que pueden ser emitidas el mismo día, pero con tonos diferentes sobre un mismo asunto: la oposición del Congreso, la cual estuvo a poco de negarle la confianza al gabinete ministerial el último jueves.

Mientras el gabinete Vásquez obtenía el voto de confianza el pasado 4 de octubre, el presidente Pedro Castillo, solo un día después, enviaba un mensaje a la oposición del Congreso: “A mí no me preocupan aquellos que todavía no conciben haber sido derrotados (en las últimas elecciones)”, señaló durante un evento público en San Juan de Lurigancho. Declaraciones con un tono confrontacional que contrastaban con la investidura otorgada por el Parlamento con 68 votos a favor, 56 en contra y 1 abstención, en una jornada que terminó por dividir a la misma bancada oficialista.

En opinión del analista político Jeffrey Radzinsky, en diálogo con La República, la confrontación que muestra el jefe de Estado no es mala, ya que “es parte de la dinámica del ejercicio del poder cuando uno es autoridad”. El problema recae cuando estos mensajes altisonantes contra la oposición del Parlamento no llegan acompañados de soluciones y el cumpliendo de sus promesas de campaña.

“Un comentario de rechazo a quienes no aceptan los resultados electorales o a los que están en permanente campaña por vacar no está mal, el problema es que ese comentario que podría no tener mayor problema no viene acompañado de otros comentarios que son importantes y se hace omisión de ellos como el cumplimiento de una serie de promesas y propuestas que no vemos, así como la inconsistencia para tener un equipo acorde”, expresó.

Por su parte, el politólogo Omar Awapara recordó que no es la primera vez que el jefe de Estado emite este tipo de pronunciamientos en contra del Congreso. Ya lo hizo antes (el pasado 27 de octubre) cuando señaló que los sectores que invocan a la vacancia presidencial “extrañan la mamadera” y vivir del Estado. Y consideró que si sus opositores hablan de vacancia “debe ser por la vagancia” porque a su entender “en eso piensan los vagos que viven del Estado”.

“No es la primera vez que hace algo así, hubo un escenario similar cuando Mirtha Vásquez fue la primera vez a pedir el voto de investidura, ese día ella dio un discurso conciliador, promotor de inversiones y al mismo tiempo Castillo aprovechó un discurso para decir algo en esta misma línea sobre aquellos que hablan de la vagancia”, comentó el especialista.

Mensajes no coordinados en el Ejecutivo

Desde las bancadas de oposición se habla de mensajes contradictorios en el Ejecutivo. Para Omar Awapara son evidentes los discursos que se contraponen entre el presidente Castillo y Mirtha Vásquez, producto de una necesidad del mandatario de expresarse ante una política del Ejecutivo que no acepta que el presidente brinde entrevistas: “Creo que lo que hace Castillo es algo más espontáneo, algo no tan planificado producto de esta necesidad de expresarse. (…) Casi como candidato más que como presidente”.

Omar Awapara considera que hay un discurso a nivel del presidente con un tono más divisorio y por otro el lado de la PCM algo más conciliador. Foto: Congreso

Mientras tanto, Radzinsky se muestra preocupado por el silencio del jefe de Estado: “El presidente hace mal en no brindar entrevistas, eso es inédito en nuestra historia. Lleva más de 100 días y no ha brindado ni una sola entrevista a los medios”. Ante su silencio, entiende que Pedro Castillo busca maneras de expresarse y su última declaración desde SJL respondería a una sensación de sentirse robustecido frente a la obtención del voto de confianza.

“Mi sensación es que debemos revisar el momento en el que hace estas declaraciones, las hace al día siguiente de obtener el voto de confianza. Más allá de ser ajustada (la votación), sale empoderado el gobierno, Mirtha Vásquez en particular porque fue la principal protagonista de la salida del ministro del Interior porque a buena cuenta fue lo que terminó de definir la votación. Creo que es la sensación de estar más empoderado y robustecido”, señaló.

Cómo se vería afectado el gabinete Vásquez

Sin duda, el Ejecutivo se abre flancos débiles al confrontar al Congreso, señala Omar Awapara. Si bien, los congresistas de oposición no respondieron de manera masiva a las últimas declaraciones del presidente, entiende que buscarán sus puntos débiles para devolverle el gesto al mandatario, en este caso con interpelaciones a sus ministros más cuestionados: “Yo creo que la oposición puede aprovecharse un poco de eso. (…) Las carteras de Educación y Transporte son las que están en la mira, que es donde más le pueden hacer daño al gobierno”.

Analistas políticos coinciden en que la respuesta del Congreso se materializará en interpelaciones a los ministros más cuestionados del gabinete Vásquez.

A entender de Jeffrey Radzinsky, todo apunta a que serán permanentes las declaraciones que golpeen de forma bidireccional, ya que tanto el Congreso como el Ejecutivo tienen puntos débiles: “El presidente Castillo hace esas declaraciones para golpear un poco a una oposición que también tiene liderazgos débiles. El asunto es que esa dinámica puede tener una lógica política, pero tiene poco peso en la ciudadanía que ya demanda más resultados de las políticas públicas”. Finalmente, el impacto que podría generarse en contra del gabinete Vásquez estaría en un rechazo de la población, el cual vería a Mirtha Vásquez y sus ministros centrados en discusiones políticas que no son del interés de la ciudadanía.