VIRUELA DEL MONO - Últimas noticias sobre los casos que se reportan en el mundo AHORA - Perú declarará alerta por viruela del mono desde el 20 de mayo ante aumento de casos en el mundo

Paola Ugaz: “Mi defensa fue hacer más y mejor periodismo”

La periodista recibió el Premio al Coraje en Periodismo 2021 otorgado por la Fundación Internacional de Mujeres en Medios de Comunicación.

La periodista recibió el Premio al Coraje en Periodismo 2021, otorgado por la Fundación Internacional de Mujeres en Medios de Comunicación. Foto: John Reyes/La República
La periodista recibió el Premio al Coraje en Periodismo 2021, otorgado por la Fundación Internacional de Mujeres en Medios de Comunicación. Foto: John Reyes/La República
Pedro  Escribano

Para la periodista Paola Ugaz, investigar los abusos sexuales de la organización católica Sodalicio se ha convertido en un verdadero Calvario. Desde la publicación, en coautoría con Pedro Salinas, de Mitad monjes y mitad soldados, no ha dejado de ser objeto de sucesivas denuncias con el fin de callarla.

Pero no todo es calvario. Su trabajo y valentía también es valorado. Acaba de recibir el Premio al Coraje en Periodismo 2021, otorgado por la Fundación Internacional de Mujeres en Medios de Comunicación.

Un galardón que respalda su trayectoria y que muy bien puede constituir una suerte de coraza para su profesión.

PUEDES VER: Embajada de Estados Unidos saludó a Paola Ugaz tras recibir Premio al Coraje en Periodismo

“Para mí, la mejor coraza, y lo dije cuando recibí la primera demanda del arzobispo Juan Antonio Eguren Anselmi por el caso Sodalicio, fue hacer más y mejor periodismo. Ese momento, cuando lo dije, fue algo muy intuitivo, pero poco a poco me he convencido de que gracias a que el periodismo estuvo de mi lado y yo continué investigando, fue mi mejor defensa ante el ataque judicial, el hostigamiento en redes sociales y las amenazas de muerte”, me responde, vía teléfono, Paola Ugaz.

Pero no niega lo significativo del premio porque es para mujeres periodistas y eso lo subrayó al recibir el premio: “Soy periodista, también soy madre, y quiero dejarles a mis hijos y a su generación un mundo donde las agresiones a las mujeres que ejercen el periodismo no sea la norma sino la excepción”.

Asegura que ser mujer es difícil en cualquier contexto, en cualquier continente, pero ser mujer periodista en América Latina tiene sus complicaciones porque al enfrentarse a organismos poderosos se tiene que enfrentar además a una sofisticada forma de acallarlas, que es el Poder Judicial y Ministerio Público.

PUEDES VER: El Vaticano espera las explicaciones del Sodalicio con el fin de garantizar las reparaciones

“Desde hace veinte años, seas mujer o no, si te enfrentas periodísticamente contando historias de organismo poderosos o políticos, y no le gustas lo que tú hablas, te rellenan de juicios con el fin de que demores o desistas de publicar o te olvides del caso. Y eso es lo que yo no quiero que pase en el Perú. Eso es lo que quieren hacer conmigo”, afirma Paola Ugaz.

La demanda judicial que le hizo el arzobispo de Piura Juan Antonio Eguren Anselmi está cerrado a raíz de que el papa Francisco y su equipo estaban luchando contra la pederastia clerical. Lo paradójico era de que el Perú, en ese mismo momento, un arzobispo había denunciado a dos periodistas que precisamente revelaron estos hechos. Más todavía, la única persona condenada por las revelaciones sobre los abusos sexuales del Sodalicio sea el periodista Pedro Salinas.

“Sobre mi denuncia el arzobispo desistió porque el equipo del papa Francisco se comunicó y le dijeron que si iba a seguir denunciando periodistas, suspenda el cargo arzobispo y regrese cuando termine el juicio. En las 48 horas desistió de su demanda, aunque para cerrarlo, y seguro por ser mujer, demoró mucho”, narra la periodista.

Más demandas

Actualmente tiene dos querellas. Una por difamación, interpuestas en 2019 por Luciano Revoredo, director del portal LaAbeja.pe. La otra por falso testimonio, planteada por Carlos Alberto Gómez de la Torre Pretell, quien dirigió empresas vinculadas al Sodalicio, y acusa a Paola Ugaz por asociar a la organización religiosa con tráficos de terrenos en un documental de la cadena Al Jazeera.

PUEDES VER: A espaldas del Vaticano, el Sodalicio saca su dinero de Perú para no reparar a los sobrevivientes

“Pero no es todo. Me acusan, además de otras demandas, como ‘La reina del sur’ y que tengo una red de lavados de activos y pertenezco a la supuesta red criminal de Susana Villarán el caso Lava Jato”, dice Ugaz.

“Esto no es nuevo –concluye Paola Ugaz-. Clorinda Matto fue excomulgada por denunciar a un sacerdote cusqueño. Tuvo que cerrar su periódico e irse a Argentina. Clorinda Matto fue la primera mujer periodista condenada”.