Karol Paredes anuncia que AP reservará su postura sobre el voto de confianza hasta el 4 de noviembre

La legisladora de Acción Popular además señaló que la bancada votará en bloque, pues considera que su grupo parlamentario es disciplinado e irán “en una sola línea”.

Karol Paredes
Política LR

La congresista de Acción Popular (AP), Karol Paredes Fonseca, declaró que su bancada no hará ningún tipo de pronunciamiento sobre la postura que tomará con respecto al voto de confianza sino hasta el jueves 4 de noviembre, día en el que se reanudará el debate sobre la investidura del gabinete ministerial de Mirtha Vásquez, que quedó suspendido por el deceso del legislador Fernando Herrera.

Lo que sí pudo adelantar la parlamentaria por la región San Martín fue que su bancada votará en bloque. Paredes comentó que AP son disciplinados y, por consiguiente, la decisión de otorgar el voto de confianza será tomado de manera conjunta.

Lazy loaded component

“Nosotros en Acción Popular somos bastantes disciplinados y vamos en una sola línea. Damos el voto de confianza o no. Aquí no hay abstención, las cosas tienen que ser claras desde el principio, no a medias tintas. Tampoco podemos mostrarnos con tibieza en ciertos temas y más todavía en esto”, dijo en entrevista a Exitosa.

PUEDES VER Renovación Popular evalúa no dar el voto de confianza, afirma Alejandro Muñante

Gabinete estará bajo la mira

Por otro lado, la congresista Paredes comentó que en caso de darse la investidura al gabinete Vásquez la bancada fiscalizará las acciones del Ejecutivo haciendo uso de todas las disposiciones formales que les otorga la ley tales como censurar o interpelar. En ese sentido, enfatizó que su grupo parlamentario exige la salida de los ministros Luis Barranzuela y Carlos Gallardos de las carteras del Interior y Educación, respectivamente.

“[En ese tema], una gran mayoría [del Congreso] estamos de acuerdo. Además, que lo han ido mencionado algunos de los congresistas cuando han hecho uso de la palabra el día ayer y nosotros (AP) estamos en la misma posición”, contó.

Por ello, consideró que la primera ministra tendrá más de siete días para evaluar dichas designaciones ministeriales cuestionadas. “Yo creo que deben cumplirse con ciertos procedimientos [para reprogramar el debate] (…) Además, también le da un tiempo prudencial como para poder cambiar algunos ministros que están siendo observados”, dijo.