Arequipa: se entregó a la justicia uno de los hombres de confianza de Elmer Cáceres Llica

Jefe de Ordenamiento Territorial de Majes, Rolando López Chire, también está implicado en el caso de presunta corrupción sobre dádivas, entrega de terrenos y puestos de trabajo.

Efectivos de la Policía Nacional resguardan la sede de la Policía Anticorrupción. Foto: Rodrigo Talavera/La República
Efectivos de la Policía Nacional resguardan la sede de la Policía Anticorrupción. Foto: Rodrigo Talavera/La República
Alexis Choque

Este martes 26 de octubre se entregó a la justicia el jefe de Ordenamiento Territorial de Majes del Gobierno Regional de Arequipa, Rolando López Chire. El funcionario está incluido en la lista de 20 personas que el Ministerio Público acusa de integrar la presunta organización criminal Los Hijos del Cóndor, que tendría como cabecilla al gobernador Elmer Cáceres Llica.

Lopez Chire se entregó voluntariamente pasadas las 7.00 a. m. a la sede de la Dirección Contra la Corrupción de la Policía Nacional, ubicada en el distrito de José Luis Bustamante y Rivero. Después, fue trasladado hasta medicina legal y, posteriormente, pasó el control de identidad en la Corte Superior de Justicia de Arequipa. Con él, ya son 15 las personas detenidas.

Las otras cinco personas no habidas son los consejeros regionales Richard Cervantes, Santiago Neyra y Tomás Ayñañanque. También faltan entregarse a la justicia el jefe se Asesoría Legal del GRA, Augusto Palaco, y el asesor Edwin Esquivel Alcamora.

PUEDES VER: Arequipa: gerente de Transportes renunció al cargo tras detención de Cáceres Llica

Por la mañana también fueron trasladados desde la Dirección Contra la Corrupción los consejeros Jeymi Flores e Ysrael Zúñiga, y el gerente general Gregorio Palma.

Residentes piden su liberación

Hasta el lugar llegaron también un grupo de residentes de la provincia de Caylloma, quienes exigían la liberación de la autoridad regional. “Queremos que sea investigado, pero en libertad. Lo han detenido por ser provinciano, todas las personas cometen errores, pero no tienen pruebas contra él”, indicó uno de los protestantes.