Arequipa: audio revelaría que Elmer Cáceres Llica y consejera negociaban con constructoras

De la conversación se evidenciaría que diversos consejeros que apoyen a Cáceres Llica pueden poner a personas de su confianza en obras; es decir, conseguir cupos de trabajo.

Existe una serie de audios que implican en el caso al gobernador de Arequipa, Elmer Cáceres Llica. Foto: La República
Existe una serie de audios que implican en el caso al gobernador de Arequipa, Elmer Cáceres Llica. Foto: La República
LR Arequipa

Por: Elizabeth Huanca U.

El gobernador de Arequipa, Elmer Cáceres Llica, junto a algunos consejeros regionales habrían venido negociando la administración y cobro de sobornos a constructoras que ganaban procesos para ejecutar obras en la región.

Uno de los audios que forman parte de la investigación que inició la Fiscalía Anticorrupción en contra de Cáceres Llica, por presuntamente ser parte de la organización criminal Los Hijos del Cóndor, demostraría ello.

En el audio, Cáceres sostuvo una conversación con la que aparentemente es una consejera. La plática evidenciaría que Cáceres Llica en coordinación con algunos legisladores regionales, y con el apoyo de terceros, solicitaban dádivas a las empresas constructoras que se adjudicaban proyectos.

PUEDES VER: Detienen a gobernador de Arequipa, Elmer Cáceres Llica, por integrar presunta organización criminal

El modus operandi era el siguiente: el gobernador, previa coordinación con personas de confianza, se apersonaba el día de la adjudicación. Tras declararse al ganador se aproximaban al empresario y solicitaban una prebenda. De las escuchas se intuyó que algunas veces él intervenía de forma directa y en otras lo hacían sus funcionarios, que actuaban para beneficio propio, pero bajo su consentimiento.

En parte del audio se mencionó algunos nombres que serían de consejeros, como Willy (Ayñañanque), Santiago (Neyra) y Veto (Bernal), así como funcionarios como ‘Esquivel’, que sería el asesor Edwin Esquivel Alcamora, y ‘Richard‘ (Calvo), gerente en Sedapar, quienes —según la plática— estarían al tanto de los negociados.

Cáceres, según la conversación, se mostraba sigiloso e incluso hablaba en voz baja, aparentemente para evitar que consejeros y funcionarios que aguardaban afuera escucharan el acuerdo con Díaz.

“¿Usted va a conseguir a la constructora o yo la consigo?”, preguntó la consejera en parte del audio.

PUEDES VER: Gobernador Elmer Cáceres Llica: “Este es un abuso de las autoridades”

”No, yo no. Se van a presentar como 10 y alguien va a ganar”, respondió Cáceres. La consejera secundó: “Y después hablamos con esa persona”. El gobernador concluyó: " Vamos a ver qué nos puede dar”.

De la conversación se entiende que sería la primera vez que la consejera hace ese tipo de conversaciones, por lo que Cáceres la instruye para que salga favorecida con ‘algo’. Confesó que hacer este tipo de negociaciones “es bien difícil” debido a las nuevas normas y continua fiscalización de la Contraloría. Refirió que por ello ya no pueden adjudicar obras a dedo, pero si se buscaría el beneficio del ganador.

Además, de la conversación se evidenciaría que los consejeros pueden poner a personas de su confianza en obras; es decir, conseguir cupos de trabajo.

Lazy loaded component

Conversación del audio

Consejera: ¿Qué tan factible es, como conversamos con Richard (Calvo) y Santiago (Neyra), ahorita que se entregue una obra?

Gobernador: Es bien difícil. No es como antes, todas se bajan (de propuestas económicas) y se ponen a un solo nivel. Debe haber sorteo ¿Qué hacemos nosotros? Vemos algo que caiga. No es como antes, pero qué tal si caen...

Consejera: ¿Qué tal si qué?

Gobernador: ¿Qué tal si se da? Te prometo algo: hagamos uno y como sea tiene que entrar, pero —si no es con la que tú elijas— tú lo manejas (…). No te puedo prometer que va a ganar la que tú elijas (…). ¿Qué tal si gana alguien que tú no conoces? (…). Sin embargo, hay casualidades donde tú te acercas y le puedes preguntar cómo es y qué tal si se da. Entonces lo metemos y qué tal si gana.

Consejera: Correcto.

Gobernador: Sin embargo, sí o sí de alguna forma vamos a recomenzar ahí. ¿Me entiendes?

Consejera: Dígame, entonces, porque que tal vez yo le digo a los demás (consejeros).

Gobernador: No, no. Cada uno es un tema aparte. ¿Qué pasa si pasa algo? Nos van a fregar los dos.

Consejera: Ahora, dígame, ¿es este año o al próximo año?

Gobernador: Ahora. Lamentablemente recién vamos a empezar. Hay nuevas leyes que nos han fregado (…). La Contraloría nos para fregando; sin embargo, quiero cumplir contigo.

Consejera: ¿Cómo hago ahora?

Gobernador: Dame la relación de lo que hay allá en Camaná y nos reunimos de aquí a cinco días.

Consejera: Ahorita va a salir una obra de S/ 15 millones que vamos a hacerle para José María Quimper. Ya está licitado y el 20 de noviembre le van a dar la buena pro.

Gobernador: Eso ya está fregado, dime dos más.

Consejera: Hay otra que va a salir por contrato de Mariscal Cáceres por 8 o 9 millones.

Gobernador: Esa, esa yo voy a llamar y ver cómo hacemos.

Consejera: ¿Con quién tengo que reunirme para decirle que hay esa obra sí o sí?

Gobernador: Conmigo.

Consejera: No con Gregorio (Palma).

Gobernador: No, es que ellos tienen sus (ininteligible).

Consejera: Ya, ya.

Gobernador: Y nos van a fregar, ¿entiendes o no? El tema es que vamos a jugarnos. Tienes que confiar en mí y yo en ti, sino nos fregamos. Consigue alguien de confianza.

Consejera: No tengo, pero Willy me ha dicho que tiene uno, es que como nunca he estado en esto.

Gobernador: (…) Déjamelo a mí.

Consejera: Yo se lo dejo a usted.

Gobernador: En el caso que se den las cosas que se tienen que dar, tú consigue a alguien de tu confianza, entabla la conversación con la persona que va (hacerlo). Vamos a hacer lo posible, no será todo, pero vamos a hacer las cosas para que tú tengas eso, pero te pido discreción.

Consejera: ¿Usted me dice que usted va a conseguir a la constructora o yo la consigo?

Gobernador: No, yo no. Se van a presentar como 10 y alguien va a ganar.

Consejera: Y después hablamos con esa persona (la que gane).

Gobernador: Vamos a ver qué nos puede dar.

Consejera: ¿Y en caso que no dé nada?

Gobernador: Ya pues.

Consejera: Ahí queda.

Gobernador: Yo pienso que sí, no será todo, tratamos de ver cómo. A quien gana nos acercamos disimuladamente y mandas ya alguien. Yo le digo: “Va a ir, por ejemplo, Juan” y tú ya manejas esa situación (…). Tú búscate alguien de confianza, tu hermana. A mí no me metes en ese tema.

Consejera: Ya entiendo.

Gobernador: Yo quisiera que fueran dos, búscate con alguien de Infraestructura y vamos jugando (…). Y es con riesgos, las cosas no son como antes, no te quiero mentir.