Azabache sobre acusación de Montoya contra ministra Ortiz: “Este es un caso de acoso político”

Sin pruebas. El ex procurador anticorrupción César Azabache sostuvo que el congresista de Renovación Popular está tratando de construir un argumento machista. Agregó que existe una ley especial para evitar acoso político a mujeres y el JNE sería el encargado de sancionar a Montoya.

El exprocurador anticorrupción también se refirió al ataque de dos mujeres contra el expresidente Francisco Sagasti. Video: LR+
Política LR

Para René Gastelumendi, dos noticias han marcado la pauta este fin de semana. La primera noticia compromete al congresista Jorge Montoya, quien indicó que la ministra de Cultura, Gisela Ortiz, habría tenido relaciones con Sendero Luminoso durante su época universitaria. Sin embargo, el vocero de Renovación Popular no posee pruebas que lo acrediten.

“Ha tenido relación con Sendero Luminoso en esa época, en La Cantuta. No tengo pruebas, tengo información que quedó (de aquella vez). Está dicho por una persona de la época. Hay declaraciones públicas de varias otras personas también”, dijo en una entrevista para Canal N.

El ex procurador anticorrupción César Azabache, durante la entrevista realizada en Grado 5 de Epicentro.TV, se refirió a las polémicas declaraciones de Jorge Montoya contra la titular del Ministerio de Cultura (Mincul).

Según el invitado, este caso es particularmente grave porque Gisela Ortiz ejerce un cargo público. Acotó que existe una ley especial para evitar que mujeres sean acosadas políticamente.

PUEDES VER: Congresista Montoya afirma, sin pruebas, que Gisela Ortiz estuvo vinculada a Sendero Luminoso

La norma 31155 prevé un procedimiento más rápido; es decir, el caso no se evalúa ante los juzgados ordinarios, sino ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), entidad que deberá dar una sanción.

Lazy loaded component

“Este es un caso de acoso político. El único evento del que se apoya el señor Montoya es que el hermano de la señor Ortiz fue víctima de la masacre de La Cantuta. Está tratando de construir un argumento machista para bloquear su acceso a un cargo público”, señaló.

La segunda noticia se refiere al incidente ocurrido en la librería Book Vivant, en San Isidro, donde dos señoras reclamaron la venta del libro “Imaginemos un Perú y hagámoslo realidad” del expresidente de la República, Francisco Sagasti.

En el video que se hizo viral en redes sociales, ambas señoras alegaron que el sucesor de Martín Vizcarra era el responsable de un presunto fraude que llevó a Pedro Castillo al poder. “Sagasti fue el que apoyó para que los terroristas entraran a la Embajada de Japón”, se escuchar decir a una de las mujeres.

PUEDES VER: Ministra Gisela Ortiz evalúa denunciar a quienes la están difamando

El ex procurador anticorrupción explicó que las formas de odio extremistas intentan que el receptor del agravio se ponga al mismo nivel e insulte como respuesta.

Desde su punto de vista, Sagasti Hochhausler está legitimado para plantear una querella contra las personas que han alegado que el exmandatario coadyuvó en la toma de la casa del embajador de Japón el 17 de diciembre de 1996 perpetuado por el MRTA.

Gastelumendi recordó que Francisco Sagasti fue uno de los rehenes de la Embajada de Japón y ha sido cuestionado por haber solicitado a Néstor Cerpa Cartolini, líder del MRTA, un “autógrafo”.

“Se sobredimensiona y adjetiva el evento cuando Sagasti asume la Presidencia de la República. Muchas de las personas que fueron víctimas de ese secuestro deben tener testimonios desgarradores, pero también docenas de escenas singulares, atípicas que se explican en la sobrevivencia. No tiene ningún sentido criminalizar o adjetivar las reacciones de un rehén, eso es ofensivo a la propia memoria de todos”, analizó.