Miembro del “Clan Orellana” fue capturado en Surquillo

Carlos Vargas Machuca fue condenado en doble instancia a 4 años de cárcel por ser el enlace del Clan Orellana ante la Sunarp y “direccionar” terrenos de propiedad a favor de la red.

Vargas Machuca fue sentenciado por tráfico de influencias en segunda instancia el pasado 7 de setiembre. Foto: Ministerio del Interior.
Vargas Machuca fue sentenciado por tráfico de influencias en segunda instancia el pasado 7 de setiembre. Foto: Ministerio del Interior.
Alonso Collantes

El jueves por la noche Carlos Vargas Machuca Arrese, de 55 años de edad, fue arrestado en Surquillo por la Policía Judicial y personal de Requisitorias. El condenado a 4 años de prisión en doble instancia por favorecer al Clan Orellana fue interceptado en la avenida Aramburú cuando conducía su automóvil.

Según fuentes de este diario, el operativo estuvo a cargo del coronel PNP Carlos Díaz Quepuy, jefe de la División de la Policía Judicial y Requitorias de la Dirección Nacional de Investigacion Criminal (Dirincri), equipo que venía siguiendo los pasos de Vargas Machuca desde unos meses.

De acuerdo al programa de recompensas del Ministerio del Interior, se ofrecía S/20.000 por su captura ya que se encontraba prófugo desde hace poco más de un mes, luego de que la Sala de Apelaciones Anticorrupción ratificara el 7 de setiembre último una sentencia en su contra por asociación ilícita.

Lazy loaded component

El rol que cumplía Vargas Machuca en la red Orellana data del 2011, aproximadamente. Según la investigación que hicieron los fiscales anticorrupción Elvis Suárez y Eiser Jiménez, aquel fue el enlace externo entre el Clan Orellana y los funcionarios de Registros Públicos (SUNARP) para apropiarse ilícitamente de diversos predios.

PUEDES VER: Caso Orellana: Archivan definitivamente denuncia contra fiscales anticorrupción

Durante el proceso se acreditó que aquel fue el intermediario de los abogados del Estudio Orellana con los funcionarios de Sunarp a cambio de pagos de US$500. Posteriormente, este comunicaba el número de título de propiedad para ser “direccionado”. Vargas Machuca realizó estas operaciones entre el 2011 y 2013.

Dos veces prófugo

La primera vez que se le impuso esta condena fue en febrero de 2020 por parte de la jueza Fernanda Ayasta Nassif, no obstante, Vargas Machuca permaneció en la clandestinidad hasta el 5 de enero de este año cuando fue capturado por primera vez.

Durante aquel periodo, los fiscales del quinto despacho de la Fiscalía Supraprovincial Anticorrupción de Lima solicitaron renovar la orden de captura contra él y otra integrante de la red, Katherine Díaz Berrú, exmano derecha de Ludith Orellana Rengifo (hermana de Rodolfo Orellana).

Solicitud de órdenes de captura en 2020 contra dos sentenciados en el caso Orellana.

Luego, por solicitud de la defensa de Vargas Machuca, el Poder Judicial aprobó suspenderle provisionalmente su encarcelamiento hasta que se definiera en segunda instancia su situación. En setiembre, finalmente, se confirmó su condena de 4 años de prisión y, desde entonces también estuvo prófugo. Hasta ayer que fue puesto a disposición de la Policía Judicial para que sea entregado a las autoridades y cumpla su sentencia.

Exjefe de Sunarp continúa prófugo.

Otro de los involucrados en la organización criminal que encabezó Ludith Orellana Rengifo entre el 2009 y 2013 fue el exjefe de la Sunarp, Álvaro Delgado Scheelje, quien coordinó con la red de abogados también para otorgar títulos de propiedad a la banda a cambio de sobornos.

Si bien su condena a 10 años de cárcel también fue ratificada en setiembre último por la Sala de Apelaciones Anticorrupción, el exfuncionario sigue en la clandestinidad. Durante su proceso en segunda instancia, el actual ministro del Interior Luis Barranzuela Vite fue su abogado defensor.