Aníbal Torres sobre Fujimori: “Cometió delitos graves y tiene que estar en una cárcel común”

El ministro de Justicia aclaró que de momento la opción de trasladar al exdictador no es posible debido a su estado de salud. No obstante, aseguró que se tendrá que hacer.

Aníbal Torres explicó que por el momento se tendrá que esperar a que Fujimori se estabilice. Foto: Minjus
Aníbal Torres explicó que por el momento se tendrá que esperar a que Fujimori se estabilice. Foto: Minjus
Política LR

El ministro de Justicia, Aníbal Torres, manifestó con firmeza que el exdictador Alberto Fujimori tendrá que ser trasladado a una cárcel común. De acuerdo con el titular de dicha cartera, Fujimori ha cometido delitos gravísimos, y aunque actualmente su estado de salud sea delicado, esto no lo exime de culpas.

“No es crimen cumplir la ley en tanto existan en el Perú privilegios para ciertos condenados. Fujimori ha sido condenado por el delito de usurpación de funciones y homicidio calificado”, dijo Torres en entrevista para Exitosa.

PUEDES VER: Jaime Quito minimiza amenaza de Guido Bellido: “Es un emplazamiento”

Alberto Fujimori ha cometido delitos gravísimos y tiene que estar en una cárcel común, pero cuando se permita. Se tiene que hacer eso y no es criminal”, agregó.

Con referencia a la reciente operación del exdictador, Aníbal Torres sostuvo que se debe “evaluar la situación” para hablar de un posible traslado. Indicó que probablemente a su regreso de la clínica donde se encuentra hospitalizado vuelva a Barbadillo. Sin embargo, tendrá que ser de todas maneras trasladado después a una cárcel común.

“Puede ser que en los primeros días regrese a Barbadillo para que se restablezca completamente pero luego tiene que ser trasladado en una cárcel común”, alegó.

PUEDES VER: Congresistas “tienen la oportunidad de decir disculpas con su voto”, indica hermano de Inti Sotelo

No habrá cuestión de confianza por Iber Maraví

El titular de Justicia expresó también que el Ejecutivo no impulsará una cuestión de confianza por el ministro Iber Maraví, interpelado el pasado 30 de setiembre por su presunta vinculación con grupos terroristas.

“No hay cuestión de confianza por el caso Maraví, ahí acaba el debate (…) Congreso de la República siéntanse tranquilos, no habrá eso, no hay el ánimo de perjudicar el Congreso”, ratificó.