Pedro Castillo afirma que no existe una hoja de ruta

Postura. En el lanzamiento de la segunda reforma agraria, el mandatario dijo que no traicionará al pueblo. Guido Bellido amenazó al Congreso e Iber Maraví habló de impedir golpe de Estado.

El dato. En la Ciudad Imperial, el presidente Pedro Castillo afirmó que no seguirá ninguna hoja de ruta hacia posturas de derecha o de centro. Foto: SEPRES
El dato. En la Ciudad Imperial, el presidente Pedro Castillo afirmó que no seguirá ninguna hoja de ruta hacia posturas de derecha o de centro. Foto: SEPRES
Política LR

Por: Raúl Escobar

El presidente de la República, Pedro Castillo, se reafirmó en que no existe una hoja de ruta que pretenda cambiar la orientación de su gobierno. Lo precisó en su discurso sobre el lanzamiento de la segunda reforma agraria en la fortaleza de Sacsayhuamán, en Cusco.

“Compañeros, no podemos traicionar al pueblo, acá no hay una hoja de ruta, acá no hay un centrismo, acá no hay que ‘voltéate a la derecha’, acá manda el pueblo, acá hay un gobierno elegido por los agricultores; y por eso se necesita ratificarnos con firmeza que primero está el pueblo, en segundo lugar está el pueblo, en tercer lugar está el pueblo”, dijo con firmeza ante la algarabía de una multitud de campesinos que acudieron al acto.

Luego, agregó su compromiso para elaborar una nueva Constitución Política.

PUEDES VER: Las medidas anunciadas por Pedro Castillo sobre la segunda reforma agraria

“Queridos compatriotas, por eso yo me ratifico, que así como el 28 de julio juramos por esa nueva Constitución, hoy a quién le corresponde hacerla entonces”, preguntó y recibió la bulliciosa respuesta que esperaba.

En la misma ceremonia intervino el premier Guido Bellido, quien se dirigió a los asistentes con un enérgico discurso en quechua. No dudó en amenazar al Congreso con cerrarlo si no aprueba una ley de reforma agraria, que aún no se conoce.

“Si el Congreso no la aprueba, que se regresen los congresistas y que la población elija a otros parlamentarios”, anotó soliviantando el ánimo de los campesinos.

Amenaza. Bellido abrió la posibilidad de cerrar el Congreso. Foto: Congreso de la República

PUEDES VER: Castillo: “Se acabó lo de firmar papeles en cuatro paredes o a espaldas del pueblo”

A ellos les dijo que los que trabajan la tierra toleran poco y no le tienen miedo a nadie porque todos tienen dos manos, dos pies, dos ojos, una cabeza, y que siempre van a estar parados.

Y dirigiéndose al ministro de Agricultura, le ordenó hacer un plan claro sobre la cantidad de dinero que necesita para concretar la segunda reforma agraria.

En otro momento se refirió a los opositores de la derecha y señaló que son los que le piden al presidente Pedro Castillo que no insista con el tema de la nueva Constitución.

PUEDES VER: Pedro Castillo: “Los hacendados ya no comerán del sudor de los campesinos”

Fue entonces que lanzó la pregunta: “Hermanos trabajadores de la tierra, ¿qué quieren? A una voz gritaron “nueva Constitución”.

En Sacsayhuamán también estuvo el ministro de Trabajo, Iber Maraví. En una encendida alocución llamó a la población a estar preparados para las movilizaciones e impedir un posible el golpe de Estado, pues en su opinión algunos grupos de poder que controlan los medios de comunicación estarían detrás de esta posibilidad.

Maraví. Pidió defender al Gobierno ante un golpe de Estado. Foto: PCM

“Ahora continúa la tarea para impedir el golpe de Estado, para impedir a esos grupos de poder que controlan algunos medios de comunicación y que sin la más mínima vergüenza atacan, calumnian y difaman. El pueblo tiene que defender a su gobierno, hacer una defensa organizada (a través de) movilización y concientización”, anotó.

PUEDES VER: Dos testigos de Iber Maraví eran terroristas y escaparon de la cárcel

En tanto, el legislador Guillermo Bermejo insistió en que defenderán a Maraví frente a una eventual censura del Congreso. Dijo que no existe argumento legal y que aplicarán los mecanismos legales, incluida la cuestión de confianza.

Plazo para que el Ejecutivo promulgue ley

El 7 de octubre vence el plazo para que el Ejecutivo promulgue la ley de interpretación auténtica de la cuestión de confianza. Es inminente que el Gobierno no lo hará. El Congreso tendrá que hacerlo. Las bancadas de oposición esperan esa fecha para presentar la moción de censura contra Iber Maraví. Con esta norma, buscan forzar la interpretación de que el Ejecutivo no puede interponer cuestión de confianza para salvar a un ministro de la censura. También apuntan a evitar la disolución del Congreso si le niegan la confianza dos veces al gabinete.